Home  >   Economía   >   Pymes piden una transferencia con tasas diferenciales del sistema financiero al productivo

Pymes piden una transferencia con tasas diferenciales del sistema financiero al productivo

El sector reiteró que las tasas “siderales” es uno de los principales “sufrimientos” para la producción, lo cual está “matando” la actividad. Mientras, se asegura, aumentan las ganancias de los bancos

En un contexto inflacionario y a la vez recesivo (estanflación), las pymes pidieron que el Gobierno nacional tome una serie de medidas para implementar una transferencia de recursos del sistema financiero al productivo, mediante la implementación de tasas diferenciales que permitan la recuperación del sector.
El requerimiento fue realizado mediante un comunicado emitido en la jornada de ayer por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la cual aseguró que las tasas “siderales” para poder acceder al crédito están “matando” a las empresas.
Por otro lado, en el documento, se indica que -al contrario de la crítica situación que viven muchas firmas- las entidades bancarias han percibido entre 2016 y 2018 importantes ganancias.
“En los últimos tres años los bancos ganaron más de $300.000 millones, mientras que cerraron miles de pymes. Es por eso que desde CAME piden una transferencia del sistema financiero al productivo a través de tasas diferenciales para las micro, pequeñas y medianas empresas, quita de comisiones por depósitos en efectivo y medidas que incentiven a las pequeñas y medianas empresas, que sostienen el 70% del empleo en el país”, aseguró la misiva, al ratificar la alerta en la actividad por el alza de los costos.

En detalle, la cámara precisó que la entidades bancarias en su conjunto registraron ganancias nominales en 2016 por $74.560 millones, lo cual significó un incremento de 24,4% en comparación con el año anterior, en el cual tal sector ya había percibido una renta total de $60.010 millones.
Mientras, durante 2017 el saldo positivo para los bancos fue de $77.709 millones, en tanto que sólo en octubre del año que cerró recientemente -según los registros del Banco Central de la República Argentina (BCRA)- las ganancias del rubro financiero ascendieron a $19.104 millones, con un alza intermensual en comparación con septiembre de 50%.
“Aprovechando el contexto inflacionario, las entidades se escudan en términos nominales para argumentar pérdidas de rentabilidad, pero si se analizan por activos neteados, la ganancia en octubre marcó una ratio de 7,2% (el más alto desde enero de 2014), y desde enero hasta ese mes acumularon $137.647 millones en 2018, y aún resta sumar noviembre y diciembre”, detalló CAME en su comunicado.
En contraparte, según los relevamientos sectoriales y oficiales realizados en todo el país y en un contexto de crisis económica, durante 2016 se cerraron 2.221 empresas y en 2017 se contabilizaron otras 2.566 que dejaron de funcionar.

Punto por punto
En el documento de la organización que agrupa a las pequeñas y medianas empresas de todo el territorio nacional, se especificaron los aspectos más problemáticos en términos financieros, que son necesarios de modificar para revertir la situación productiva del país.
Respecto de los préstamos personales, se aseguró que “el financiamiento a tasas siderales es uno de los principales sufrimientos del sector productivo” ya que actualmente “el costo financiero total supera el 100% en la mayoría de los bancos”.
En segundo lugar, al referirse a las comisiones por depósitos en efectivo, CAME precisó que los bancos cobran entre 0,5% y 1% por recibir depósitos de caja y podrían aumentar a 1,5%. “Consideramos que la medida no corresponde porque se genera un doble cargo teniendo en cuenta que los clientes ya pagan por los costos de mantenimiento de sus cuentas”, dijo la entidad y especificó que además, “las empresas de cobranzas de servicios perciben uno por ciento de comisión de sus clientes por recaudar el cobro de las boletas y hacer las transferencias”.

Relacionado al plan Ahora 12, se observó que aunque se retrajo hasta 10 puntos de la tasa de este programa que intenta fomentar el consumo en una coyuntura de retracción de las ventas minoristas, desde que se puso en marcha el plan Precios Transparentes, las cuotas fijas que se implementaron tienen un costo financiero total de 70%. Además, “se ampliaron los plazos de pago por parte de los bancos a los comercios hasta alcanzar los 10 días hábiles, que representan más de 15 días de tiempo de depósitos que gana el sistema”. No obstante, sobre este punto, se destacó positivamente que “el Ahora 12 sigue siendo la tasa de descuento más favorable del mercado, con 19,49% directa para el comercio” y que se está trabajando para que se pueda implementar los días miércoles.
Finalmente, sobre el descuento de cheques, CAME indicó que “por la menor demanda, en diciembre bajaron 4,3% puntos la tasa que cobraron los bancos para descontar cheques, pero no porque haya mejorado el clima de mercado sino porque las empresas evitan este sistema por el excesivo costo de descuento que promedió 58,8%” y agregó que “cabe destacar además que la tasa de cheques es más sensible a las bajas de tasa de referencia porque son préstamos a 45 días promedio”.

NOVIEMBRE
La utilización de la capacidad instalada cayó a 63,3%

La utilización de la capacidad instalada de la industria cayó a 63,3% en noviembre, por debajo del 69,2% de igual mes de 2017, informó ayer el Instituto Nacional de estadística y Censos (Indec).
Este descenso estuvo línea con el retroceso de 13% que registró la actividad entre esos 12 meses, según las mediciones que difundió recientemente el propio organismo estadístico nacional.
Según se detalló en el informe oficial, los bloques sectoriales que presentaron en el décimo mes del año pasado niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron: industrias metálicas básicas con 88%; papel y cartón (76,1%); productos del tabaco (74,6%); refinación del petróleo (73,2%); productos minerales no metálicos (72,7%); sustancias y productos químicos (70,0%), y %) y productos alimenticios y bebidas (63,5%) .
Por contrapartida, los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del promedio fueron edición e impresión (56,1%); productos de caucho y plástico (51,6%); metalmecánica (44,5%); automotriz (44,4%); y textiles (43,9%).
Vale señalar que todos los bloques presentaron en noviembre una menor utilización de la capacidad instalada en la comparación interanual con el mismo mes de 2017.
Este indicador del Indec mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la posibilidad productiva del sector industrial en el ámbito nacional. Actualmente, el relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas.

2016

Según el comunicado de CAME, en aquel año los bancos percibieron ganancias nominales o $74.560 millones, con un incremento interanual de 24,4%

2017

Por otro lado, en 2017, el sistema financiero totalizó una renta positiva de $77.709 millones, indicaron las pymes

2018

Datos oficiales del Banco Central de la República Argentina (BCRA) indican que entre enero y octubre las entidades bancarias registraron ganancias por $137.647 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *