Presionada por el dólar, la deuda de Córdoba subió $10 mil millones en 60 días 

Llegó a $172.562,7 millones al 31 de marzo. Sin embargo, hoy se ubicaría en torno a los 177 mil millones porque la divisa en su tramo mayorista sigue en alza. El dato sobre el stock se conoce en momentos en que parte del pasivo de la Provincia busca ser renegociado. Publicaron Ley que habilita bonos para proveedores

La deuda de la Provincia de Córdoba alcanzó al 31 de marzo pasado a 172.562,77 millones de pesos, más de 10 mil millones de pesos por encima de la registrada dos meses atrás.

El aumento se produjo casi exclusivamente por el alza del tipo de cambio toda vez que casi 95 por ciento del pasivo provincial está nominado en dólares, euros o dinares kuwaitíes, en menor medida.

El dato del stock de la deuda de la Provincia se conoce en momentos en que la administración de Juan Schiaretti busca renegociar parte del quebranto, según lo confirmó días atrás el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano.

Promos Naranja

El rojo, sin embargo, hoy se ubicaría en torno a los 177 mil millones de pesos. Es que según datos del Banco Central, el dólar mayorista cotizó el 28 de abril en 66,54 pesos. Se trata de la referencia que toma la Provincia para calcular la deuda y luego traducirla a pesos. El dólar viene en una dinámica creciente desde este año, siempre bajo la atenta mirada de la autoridad monetaria.

El 28 de febrero, último día hábil de ese mes, el dólar mayorista se ubicaba en 62,21 pesos, siempre según datos del BCRA. En tanto, el 30 de marzo ya había trepado a 64,47 pesos, cifra con la que se calculó la deuda de Córdoba.

Pero ahora ya se ubica en 66,54 pesos, esto es más de cuatro pesos que 60 días atrás. El alza fue de 6,96 por ciento, en principio mayor a la inflación registrada en el mismo período -aún resta conocer el dato de abril- pero principalmente más elevado que la evolución de la recaudación provincial que de hecho viene en un claro declive, más aún ahora con el parate económico.

En definitiva, el incremento del dólar impactó en la suba de la deuda hasta el 31 de marzo pasado, dato informado en las últimas horas por FInanzas.

De acuerdo a los números oficiales, la deuda al 31 de marzo incluía 160.258,64 millones de pesos nominados en dólares pero traducidos a pesos al tipo de cambio oficial del momento. El monto representaba 92,87 por ciento del quebranto total.

En tanto, la deuda en euros era de 2.791,43 millones de pesos y el rojo en dinares kuwaities llegaba a 200,56 millones de pesos.

En todos los casos, son pasivos que ajustan en función de la devaluación de peso con relación a esas monedas.

Asimismo, la deuda en pesos se componía por 5.605,6 millones de pesos ajustada por el Índice del Costo de la Construcción (ICC) mientras que el resto del quebranto era de 3.706,53 millones de pesos, principalmente asumido con el Gobierno nacional.

Con todo, más allá de la suba del stock de la deuda, el tema hoy es el cronograma de vencimientos que vienen por delante y que, en estas circunstancias, se torna una carga difícil de sobrellevar para las golpeadas arcas provinciales.

Es que hasta hace dos meses atrás y aún con una recaudación que venía en declive, el pasivo pendiente se suponía manejable. Hoy, las condiciones cambiaron y los pagos se hacen difíciles de afrontar.

La intención oficial es comenzar a negociar con los tenedores de cuatro bonos en dólares, tres bajo legislación extranjera y uno bajo ley local y que en total suman 120 mil millones de pesos.

Claro que para avanzar en esa línea, el gobernador Schiaretti esperará a ver cómo concluye la renegociación que el Gobierno nacional lleva adelante por estos días sobre la deuda en dólares bajo ley extranjera y cuya resolución deberá conocerse antes de los próximos 30 días.

El Gobierno nacional les manifestó a los ministros de Economía de las provincias que cualquier reestructuración de sus deudas debería darse en el marco de la supervisión de la Nación y no avanzar más allá de los parámetros ofrecidos a los bonistas por el titular de Economía, Martín Guzmán.

Bono a proveedores

MIentras, el Gobierno provincial avanzará en las próximas horas en la puesta en marcha del programa de emisión de bonos por hasta 9 mil millones de pesos que se destinarán al pago de proveedores y contratistas para atender deudas pendientes.

El miércoles 29 se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia la Ley que avala la iniciativa y con la que se apunta a regularizar el pasivo flotante cuyo pago reclamaban los diferentes acreedores del Estado provincial.

Los títulos serán a 3 años de plazo y devengarán intereses y capital conforme un instrumento que aún no se informó pero que, según trascendió, pagará tasa Badlar bancos privados.

Los bonos podrán utilizarse para el pago de impuestos atrasados, como forma de dotar de algun incentivo para que puedan también tener una demanda en el mercado secundario.

Una herramienta similar activó la Municipalidad de Córdoba para hacer frente a las deudas con proveedores y contratistas aunque en este caso por un monto de hasta 2 mil millones de pesos.