Home  >   Economía   >   Precios y dólar en alza obligan al Banco Central a congelar banda cambiaria

Precios y dólar en alza obligan al Banco Central a congelar banda cambiaria

Hasta fin de año, los nuevos límites para la cotización de la divisa estadounidense serán entre $39,75 y $51,45. Mientras, la autoridad monetaria no intervendrá al menos hasta fin de junio si el valor perfora el piso

En un contexto de elevada inflación (ver página 3) y de suba del dólar, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió congelar la banda cambiaria de no intervención hasta fin de año y no participar del mercado de cambios al menos hasta fin de junio,en el caso de que la divisa perfore el piso prefijado.
Las disposiciones se conocieron en la jornada de ayer en una conferencia de prensa que ofreció el titular del organismo, Guido Sandleris, al presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM).
Estos anuncios se realizaron el mismo día en que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó el incremento en el costo de vida interanual más alto desde 1991 para el ámbito nacional y previamente a que se difundan hoy algunas nuevas medidas del Gobierno nacional para frenar el alza de precios.
En detalle, esta jugada se muestra obligada por un resultado no esperado en el combate de la gestión de Cambiemos contra la inflación y resulta una alternativa para controlar el valor del dólar, dado que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) descartó una intervención directa en este sentido.
Con precisión, Guido Sandleris comunicó que, hasta diciembre de este año, la zona de no intervención se fija entre los límites de $39,75 y $51,45 y que este “aplanamiento” se complementa con la abstención de compra de divisas por parte del organismo hasta el 30 de junio cuando el billete verde cotice por debajo del piso.

El objetivo es continuar ajustando la ya estricta política monetaria que se implementa desde octubre pasado y también complementar las disposiciones oficiales que alientan ” la competencia en el sistema bancario” y, según dijo Sandleris, buscan lograr que las tasas de referencia que surgen del esquema monetario se transmitan mejor a las otras tasas del sistema.
Ambas medidas también se presentaron en el segundo día de subastas de dólares provenientes del crédito con el FMI, las cuales si bien provocaron una baja en el día lunes en el valor de la divisa, no alcanzaron para contener el rebote ocurrido en la jornada de ayer.
Vale señalar que, en un primer momento, el programa de Sandleris implementaba un incremento porcentual mensual en las bandas de flotación (primero de 3% y luego de 2%) con el objetivo de evitar una apreciación cambiaria, pero esto ahora quedó sustituido por el nuevo esquema, al menos hasta que asuma el presidente electo.

Aún con estas nuevas resoluciones y conociéndose los números oficiales del Indec, Sandleris consideró en la conferencia de prensa que el alza inflacionaria del primer trimestre del año es “un fenómeno transitorio” y que “falta muy poco para que la inflación tome un sendero descendente”, asegurando además que aunque “por un tiempo va a ser más alta” de lo que le gustaría a la entidad, va a “comenzar a bajar para dar vuelta este presente y la historia inflacionaria del país”.
En tanto, el funcionario también descartó que los mercados se encuentren perdiendo la confianza en Argentina y aseguró de que es bajo el riesgo de que ocurra nuevamente una dolarización de las carteras inversoras, ya que esto sucedió luego de la corrida cambiaria de 2018. “Es normal esperar cierta dolarización de carteras en un año de incertidumbre electoral, sin embargo creemos que los dólares alcanza y sobran”, aseveró.
Martes
En tanto, en la jornada de ayer, el dólar subió 1,70% en el mercado minorista, al cerrar a un promedio de $43,376 para la venta en las principales entidades bancarias, con lo que se cortó una racha de seis bajas consecutivas en un mercado en el que volvió a aparecer con fuerza la demanda.

La presión compradora se verificó desde el inicio de la rueda y se terminó de ratificar cerca del mediodía, cuando el Central subastó el primer tramo de US$30 millones por orden del Tesoro, en el que el precio promedio de la divisa fue de $42,1937.
Este valor representó una suba promedio de 1,43% respecto al promedio del lunes, cuando la entidad monetaria llevó a cargo la primera subasta de divisas por encargo del Tesoro.
Finalmente, el valor promedio de las subasta fue de $42,2160, contra $41,65 del primer día de la semana.
En tanto, el dólar mayorista cerró en $42.40, con un avance de 1,85%, en una jornada en la que el volumen de negocios ascendió a US$740 millones en el mercado de contado.
En lo que respecta a la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), la tasa de interés registró un baja promedio de 0,06 puntos básicos, al quedar en un promedio de 66,792%, en una jornada en la que el monto total adjudicado ascendió a $216.773 millones.