Home  >   Economía   >   Por alimentos y tarifas, la inflación en Córdoba fue de 3,92% y casi duplicó la nacional

Por alimentos y tarifas, la inflación en Córdoba fue de 3,92% y casi duplicó la nacional

A nivel país alcanzó 2,3%, la menor desde julio. La fortísima diferencia con Córdoba se asentó principalmente en la suba del costo de servicios locales claves que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se mantuvieron congelados. En ambos casos, el alza en el precio de los alimentos rozó el 5%

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el Gran Córdoba registró en enero una suba de 3,92 por ciento, muy por encima del 2,3 por ciento informado por el Indec a nivel nacional.

La ostensible brecha entre una y otra medición se asentó principalmente en las tarifas de los servicios públicos. 

Efectivamente, mientras en el Gran Buenos Aires el congelamiento del precio de los servicios por un plazo en algunos casos de seis meses determinó que el rubro  Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, subió apenas 0,6 por ciento, en Córdoba Propiedades, combustible, agua y electricidad escaló 5,45 por ciento.

Esa fue la diferencia clave que arrastró al alza al IPC de Córdoba respecto al nacional y de hecho al de las diferentes regiones del país, según reflejó Indec en las mediciones por zona.

Concretamente, en Córdoba impactó el aumento de 14,1 por ciento en Suministro de agua y cloacas que en el último año acumula 71,91 por ciento.

También el incremento de 7,56 por ciento en la tarifa eléctrica, todos rubros que no sufrieron variaciones en AMBA.

De hecho, la variación de esa Categoría que incluye a los servicios incidió en casi un punto porcentual (0,95 por ciento) respecto de la inflación final de 3,92 por ciento.

Por lo demás, la evolución del resto de los rubros fue en términos generales similar a la que mostró Indec.

Así, para la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia de Córdoba, Alimentos y bebidas subieron 4,8 por ciento frente al 4,7 por ciento que mostró Indec para el Gran Buenos Aires. En la comparación interanual, ese capítulo mostró una variación de 57,43 por ciento.

Ese incremento fue clave para mantener la inflación elevada y es el más sensible para los sectores de menores recursos ubicados bajo la línea de indigencia.

En el caso de Córdoba, el alza llegó a partir de Aceites y grasas con el 10,55 por ciento, Azúcar y dulces 7,12 por ciento, Carnes y sus derivados, 6,44 por ciento; Verduras 6,70 por ciento y Leche, lácteos y huevos con el 5,16 por ciento.

En tanto, Frutas mostraron una baja de 6,26 por ciento, movimiento claramente estacional, al igual que el de las Verduras.

Además de la importante alza en Alimentos y en Propiedades, combustible, agua y electricidad que explicaron 2,51 por ciento del 3,92 por ciento de la inflación de enero, también se produjeron otros aumentos importantes con incidencia dispar.

Fue el caso del rubro Esparcimiento que trepó 6,17 por ciento. En ese marco, se destacó el aumento de 34,28 por ciento en Paquetes turísticos. Pero también de otros itemes como Equipos para campamento y recreación. Ese rubro acumuló en el último año una suba de 110,8 por ciento.

También dentro de Esparcimiento, Instrumentos musicales exhibieron un ajuste de 100,7 por ciento.

Claro que pese al fortísimo aumento de ese capítulo, su incidencia fue de apenas 0,28 por ciento en la cifra final de la inflación.

Tampoco fue importante el impacto del aumento de Bienes y servicios varios que escaló 4,43 por ciento. Allí se destacó la suba de Cigarrillos y tabaco del 5,6 por ciento y de los Servicios financieros que rozaron el 13 por ciento. De todas formas, su impacto fue menor incluso en el índice general que el rubro Esparcimiento.

Sí, en cambio, fue mayor la incidencia del aumento de 3,38 por ciento de Transporte y Comunicación. Dentro de ese item, el Transporte público se incrementó 5,24 por ciento.

En tanto, Equipamiento y mantenimiento del hogar subió 2,91 por ciento. Allí se destacaron los Productos textiles para el hogar que en el último año ajustaron 76,85 por ciento.

Más atrás se ubicó Indumentaria y Calzado con una evolución de 1,64 por ciento.

Finalmente, dos rubros claves por su impacto, esta vez prácticamente no registraron variaciones. Enseñanza mostró un alza de 1,35 por ciento en un mes en el que el receso escolar incide de lleno en los costos de bienes y servicios bajo ese capítulo.

En tanto, fue marginal la suba del rubro Salud. Apenas llegó a 0,16 por ciento en enero, entre otros motivos como consecuencia de la baja de 1,43 por ciento en el precio de los Productos farmaceúticos. Sin embargo, ese rubro acumula un alza interanual de 69,5 por ciento.

De esta forma, el IPC de Córdoba en los últimos 12 meses del año llegó a 51,81 por ciento.

En cuanto a la variación de los bienes, en enero fue de 3,6 por ciento mientras que los servicios subieron 4,43 por ciento, justamente lo contrario a lo que ocurrió a nivel país.

Por último, los precios estacionales escalaron 2,54 por ciento, los regulados 3,95 por ciento y la denominada inflación núcleo creció 4,03 por ciento.

Los números de Indec

Mientras tanto, para Indec, la inflación minorista en enero fue de 2,3 por ciento, la más baja desde julio último, previo a la disparada del dólar tras las elecciones PASO de agosto pasado.

En la variación mensual por categorías, los precios de los bienes subieron 2,6 por ciento,  los de los servicios evolucionaron 1,6 por ciento; los estacionales avanzaron 3,6 por ciento; los regulados se ajustaron 1,1 por ciento y la inflación núcleo se ubicó en 2,4 por ciento.

El 2,3 por ciento registrado en enero resultó más bajo que todas las expectativas de las consultoras privadas, que la habían estimado en torno al 3,5 por ciento y se convirtió en el incremento más bajo desde el 2,2% por ciento de julio del año pasado.

El mes pasado, entre las 12 divisiones del IPC, el incremento más fuerte se registró en Recreación y cultura, con un 5 por ciento, asociado con los mayores gastos por las vacaciones de verano.

El rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas resultó ser el segundo con mayor incidencia en el nivel general de las distintas regiones con una variación mensual nacional de 4,7 por ciento, dentro del cual se destacaron las subas de los precios de las carnes y sus derivados, las infusiones, los dulces y las golosinas.

Las bebidas alcohólicas y tabaco crecieron 4,3 por ciento y le siguieron los precios de servicios vinculados a las vacaciones de verano con 4,2 por ciento de alza en restaurantes y hoteles.

Otros bienes y servicios varios subieron 3,1 por ciento y por debajo del nivel general de 2,3 por ciento se ubicaron los rubros de Transporte, con el 1,5 por ciento; Prendas de vestir y calzado, 1,1 por ciento; Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, 0,6 por ciento; Educación, 0,5 por ciento; y Comunicaciones, 0,1 por ciento.

Hubo dos rubros del IPC que registraron bajas en sus precios promedio a nivel nacional: Equipamiento y mantenimiento del hogar, del 1,3 por ciento; y Salud, que también descendió en 2 por ciento, por la baja en los precios de los medicamentos.

La variación interanual del IPC, que en enero se ubicó en 52,9 por ciento, fue menor al acumulado de diciembre de 2019, que registró 53,8 por ciento.

La inflación de enero de 2020 medida por regiones mostró un crecimiento de los precios de 1,9 por ciento en el Gran Buenos Aires; 2,5 por ciento en la región Pampeana; 2,4 por ciento en el Noroeste; 2,5 por ciento en Cuyo; también 2,5 por ciento en Patagonia y 3,1 por ciento en el Noreste argentino.

La inflación interanual relevada por regiones, marcó en enero de 2020 un crecimiento de 51,5 por ciento en el GBA; 53,6 por ciento en la región Pampeana; 57 por ciento en el Noreste; 54,3 por ciento en el Noroeste; 54,1 por ciento en Cuyo y 53,3 por ciento en la Patagonia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *