Home  >   Economía   >   Para Macri, Córdoba “sólo” perderá $256 millones por paquete anticíclico

Para Macri, Córdoba “sólo” perderá $256 millones por paquete anticíclico

El documento distribuido por el Ministerio del Interior ayer se conoce antes de la reunión de las provincias para analizar el costo fiscal de las medidas sobre la coparticipación. Schiaretti no asistirá al encuentro con los gobernadores pero Giordano sí irá a CFI. Para el interior del país, el costo es mayor. También para intendentes

El impacto fiscal de las medidas tributarias anunciadas la semana pasada por el presidente Mauricio Macri para paliar las consecuencias de la devaluación será de 256 millones de pesos para Córdoba desde agosto y hasta fin de año, sólo 0,2% de los envíos previstos para 2019.
El cálculo forma parte de un documento emitido ayer por el Ministerio del Interior para las provincias, que difiere sensiblemente del impacto estimado por la Comisión Federal de Impuestos (CFI), anticipada la semana pasada por este medio.
En tanto, los intendentes de Hacemos por Córdoba alertaron ayer respecto a las consecuencias que tendrán sobre la coparticipación para esas localidades las medidas tomadas por el Gobierno nacional.
La difusión de las cifras se conoce a horas del encuentro que mantendrán hoy los gobernadores peronistas y otros mandatarios de distinto signo político del Gobierno nacional para analizar precisamente la incidencia de las medidas sobre los giros nacionales. Esa reunión, que ocurrirá en la sede del Consejo Federal de Inversiones, en Buenos Aires, no contará con la participación de Juan Schiaretti, el mandatario cordobés. “Tiene agenda ya acordada en Córdoba”, señalaron fuentes consultadas por este medio. La ausencia, no menor, tiene también una lectura política.
No obstante, sí estará el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, pero en el encuentro mensual de la Comisión Federal de Impuestos. Tal como anticipó ayer este medio, esa reunión no tiene en agenda tratar ninguno de los temas de coyuntura. Sin embargo, la situación actual y el impacto en las provincias será un punto ineludible en el cónclave, en el que además de los ministros provinciales, participarán funcionarios de la cartera económica que desde ayer conduce Hernán Lacunza.

De acuerdo con el trabajo girado ayer a las provincias por el Gobierno nacional -al que tuvo Comercio y Justicia-, el impacto final de las medidas anunciadas la semana pasada por Macri será de $256 millones de pérdida para la Provincia.
Ese monto difiere de los 2.518 millones de pesos estimados por la CFI, cálculo que incluye los anuncios de mejoras para los alcanzados por el impuesto a las Ganancias y también para el Monotributo. No obstante, no contempla la exención del IVA a alimentos de la canasta básica. Con esa decisión, la pérdida estimada para Córdoba era de unos 3 mil millones de pesos de aquí a fin de año.
Claro que ese cálculo se realizó sin contar el potencial impacto en la recaudación de las medidas contracíclicas anunciadas por el Gobierno nacional. Precisamente, esa estimación fue la que éste distribuyó entre las provincias, previo a la reunión de hoy.

El detalle, para Macri
Según el documento elaborado por la cartera que conduce Rogelio Frigerio, las medidas anunciadas por el Presidente implicarán una pérdida de 32.449 millones de pesos para las provincias y de 21.744 millones de pesos para el Gobierno nacional. Sin embargo, por la mejora en la recaudación producto del aumento del poder de compra de los beneficiarios, las provincias recibirán 29.221 millones de pesos y la Nación 19.442 millones de pesos más. En resumen, la incidencia neta para los distritos federales será de 3.228 millones de pesos negativos y para la Nación de 2.302 millones de pesos, también en rojo.
En cuanto a Córdoba, por la exención del IVA a los alimentos, la pérdida será de 458 millones de pesos hasta fin de año. Pero por la mayor recaudación estimada, la Provincia sumará 2.109 millones de pesos, por lo que el resultado neto será de 1.651 millones de pesos positivo.
Respecto de Ganancias, el quebranto para Córdoba alcanzará 2.248 millones de pesos por la caída de la coparticipación de ese tributo. Con todo, se espera que recuperará 380 millones de pesos por mayor recaudación. Así, el resultado neto llegará a 1.868 millones de pesos de pérdida hasta diciembre inclusive.

Finalmente, por los cambios en el Monotributo la caída será de 46 millones de pesos para la gestión Schiaretti, mientras que se recuperará apenas 7 millones de pesos, por lo que la caída final de los recursos será de 39 millones de pesos.
En definitiva, Córdoba sufrirá una caída de los ingresos coparticipables de 2.752 millones de pesos por las medidas anunciadas pero que, con la mejora en la recaudación, recuperará 2.496 millones de pesos. De esta forma, el resultado neto para la Provincia será de 256 millones de pesos negativo.
El Ejecutivo provincial evitó hacer comentarios sobre esos números. En rigor, el mutismo de la administración de Juan Schiaretti en los últimos días es una regla. Nadie opina sobre la compleja coyuntura ni sobre las medidas o posiciones a adoptar relativas a la situación actual.
Con todo, se descuenta que no habrá coincidencia con los números girados por la Nación. Al fin y al cabo, se trata de un ejercicio teórico tantas veces hecho en otros escenarios, que no necesariamente termina cumpliéndose.
De todas formas, el tema será motivo de análisis hoy cuando los ministros provinciales, entre ellos Giordano, se reúnan en la sede de la CFI en la ciudad de Buenos Aires.

Sin comentarios
En relación con los anuncios del nuevo ministro de Hacienda y Finanzas, Hernán Lacunza, y el titular del Banco Central, Guido Sanderis, de la mañana de ayer, tampoco hubo comentarios de la Provincia, aunque está claro que la administración Schiaretti coincide en la necesidad de frenar la suba del dólar y llevar cierta certidumbre para morigerar la volatilidad del tipo de cambio.
Al fin y al cabo, una disparada mayor de la divisa estadounidense golpeará de lleno -estimulará la inflación y los mayores costos, entre ellos el salarial-, pero también en la deuda que está atada casi en su totalidad a esa moneda, más allá de que los vencimientos de capital e intereses no impliquen hoy un escenario determinante para las cuentas públicas.

Los intendentes, alertas
Mientras, los intendentes y jefes comunales del peronismo alertaron ayer sobre la influencia de las medidas del Gobierno nacional en materia fiscal respecto a los recursos que recibirán en concepto de coparticipación que la Provincia distribuye de manera indirecta en las localidades del interior.
Los jefes municipales de Hacemos por Córdoba mantuvieron ayer un encuentro con autoridades políticas del Gobierno provincial para evaluar el impacto que tendrá, principalmente en la coparticipación, el paquete económico y fiscal dispuesto por el Presidente.
El encuentro estuvo encabezado por el ministro de Gobierno, Juan Carlos Massei, pero también participaron los diputados nacionales Martín Llaryora (intendente electo de Córdoba)y Paulo Cassinerio; el presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González; y los principales integrantes de la lista de candidatos a diputados nacionales que encabeza Carlos Gutiérrez.

En primer término, el Foro de Intendentes manifestó “preocupación por la situación económica ante las medidas del Gobierno nacional que van a perjudicar la coparticipación de los municipios”, lo que marcó un claro posicionamiento que se anticipa al que los gobernadores opositores intentarán consensuar en la reunión que mantendrán hoy en el Consejo Federal de Inversiones, encuentro del que no participará Schiaretti.
Como se preveía, además, la reunión también sirvió para valorar el desempeño de la “boleta corta” de Hacemos por Córdoba en las elecciones del pasado día 11. Los intendentes consideraron “altamente positivo” los votos obtenidos, los cuales, de proyectarse, “posibilitarán mantener dos diputados” del espacio que representa al peronismo cordobés en la Cámara Baja. En tal sentido, se comprometieron a redoblar el esfuerzo de cara a la primera vuelta electoral prevista para el próximo 27 de octubre.
En tanto, la Provincia aclaró que, si bien es cierto que la pérdida podría compensarse con mayor recaudación por impacto de la inflación, los gastos que debe afrontar el Gobierno provincial también se indexan por precios por lo que, en la práctica, la supuesta compensación puede no ser tal llegado el momento.