Home  >   Economía   >   Optimismo de las concesionarias por la nueva línea de créditos

Optimismo de las concesionarias por la nueva línea de créditos

A LA ESPERA. Las concesionarias esperan un incremento de ventas, en un año que viene en baja.

Estiman una suba en las ventas de hasta 60 por ciento, luego de un año con bajas de 40 puntos. Los gremios de mecánicos ven con alivio una posible reactivación que ponga fin a las suspensiones y despidos.

Las concesionarias estimaron que el programa oficial de créditos para la compra de vehículos cero kilómetro les permitirá aumentar “entre 55 y 60 por ciento” sus ventas.

Así lo indicó el vicepresidente de la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara), Rubén Beato, quien señaló: “Vamos a ver cómo se implementa, pero esto no puede demorar por el tiempo que dura el plan, tres meses. Es una línea muy atractiva, que va a traer un flujo interesante de compradores”.

A su criterio, los precios de los 26 modelos incluidos en el programa oficial “van a estar más o menos cinco por ciento abajo de los valores del mes pasado”.

En declaraciones radiales, Beato indicó además que este año “no es tan malo ni desesperante” para el sector, aunque puntualizó que las ventas registran una caída interanual de hasta 40%.

Metalúrgicos, contentos
El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), Gerardo Venutolo, dijo que el plan de créditos ProCreAuto “mejorará y dinamizará el mercado local compensando la caída de las exportaciones a Brasil, por lo que los autopartistas tendrán una baja más acotada en 2014 respecto de la de 2013”.

El empresario agregó: “Estos programas nos dan esperanza y replican, por ejemplo, el que se hizo en Brasil, donde también hubo caída de la demanda”.

Venutolo valoró además que la iniciativa oficial “cuenta con el aporte de todos los actores, porque no sólo tiene que ver con la tasa subsidiada a 60 meses sino también con el esfuerzo que harán las terminales y concesionarias de hacer un ajuste de precios hacia la baja”.

Consideró además que “las previsiones hablan de que se podrán vender más de 700 mil unidades”, y manifestó que las autopartes “verán compensadas las pérdidas con la revitalización del mercado interno”.

Por su parte, el secretario general del sindicato de mecánicos Smata, Ricardo Pignanelli, apoyó el programa oficial al sostener que esa medida “va a mejorar la situación de los trabajadores” del sector automotor. Según el sindicalista, el plan oficial “es una buena noticia” y lo vinculó con el reciente acuerdo con Brasil por las automotrices, de importancia clave porque “va a levantar la demanda en casi 40 ó 45 mil unidades”. Pignanelli estimó que los nuevos préstamos para el mercado interno permiten asegurar un piso de producción de entre 720 mil y 740 mil unidades para este año. “Por eso, creo que todo esto va a mejorar la situación de los trabajadores. Y ahí entramos en el equilibrio”, añadió.

Mirada cordobesa
La opinión de Pignanelli va en sintonía con lo expresado por el Smata Córdoba por medio de su vocero, Leonardo Almada. “Todo lo que hagan Nación o Provincia tendiente a mejorar el consumo y las ventas repercute en el corto plazo en el ritmo de fabricación y será tendiente a mejorar la fuente de trabajo”, contestó ante la consulta de Comercio y Justicia. Para Almada, “el acuerdo con Brasil trae el alivio necesario, porque nos devuelve el principal cliente que teníamos en el exterior”.

De parte de las concesionarias locales, el empresario Sebastián Parra, titular de la Cámara de Comercio Automotor de Córdoba, saludó con optimismo la medida y aseguró que genera “una muy buena expectativa”, al señalar que “este nuevo plan de financiación, que está en sintonía con el implementado semanas atrás por el gobierno de Córdoba, apunta a resolver un problema central que tenía la actividad, que era la falta de una financiación competente”.

Parra señaló además que el movimiento que se genere por la compra de vehículos cero kilómetro a raíz de este crédito “va a alimentar también el mercado de los usados, porque habrá más vehículos disponibles”.

A su vez, el titular de la CGE, el cordobés Ider Peretti, señaló que los anuncios van en línea con la política de fomentar el mercado interno alentando el consumo que el Gobierno pone en práctica desde que llegó al poder en 2003.

Según Peretti, “se trata de una medida acertada para incrementar las ventas del sector y sostener la producción nacional, a la vez que se convierte en una opción de inversión para los sectores medios de la población”.

Contrapunto
Para Rattazzi, titular de Fiat, la medida “no alcanza”

El presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, fue uno de los pocos en cuestionar la efectividad de la línea de créditos, aunque reconoció que en los próximos meses se venderán “algunos autos más”.

“Se podrán vender algunos autos más, pero es una actividad que hoy funciona por debajo de 40 por ciento. Esta baja se da por cuestiones macro y entonces no va a subir mucho la venta”, sostuvo el empresario.

En declaraciones radiales, Rattazzi consideró además que “al mercado automotor no se lo cura con un crédito”. En cuanto a las críticas que lanzó la presidenta Cristina Fernández por el elevado valor de los automóviles, Rattazzi respondió: “Lo de los precios es medio un cuento. Son los más bajos que se puedan conseguir”.

El Ejecutivo cuestionó también el acuerdo que Argentina firmó recientemente con Brasil, que estará vigente hasta julio del año que viene e incluye un “flex” de 1,5, que marca la proporción entre del comercio bilateral entre Argentina y Brasil.

“La ministra (de Industria, Débora Giorgi) se equivoca cuando defiende el acuerdo con Brasil. Ese flex es una limitación del comercio”.

También dijo que las negociaciones bilaterales “no avanzaron nada” para que los autos fabricados en el país se beneficien con promociones y financiamiento brasileño.