Home  >   Economía   >   Mutuales debaten un modelo fintech social, solidario y más cercano

Mutuales debaten un modelo fintech social, solidario y más cercano

FEMUCOR. Encuentro sobre préstamos nuevos.

Lo que ya es una tendencia en materia de préstamos -sobre todo de bajo capital y a muchas familias, pero que exigen una respuesta rápida y con el uso de recursos tecnológicos- convocó a
las instituciones que más prestan en el interior, las mutuales. Estrenan un software

Las irrupción del uso de nuevas tecnologías en el mercado del crédito privado y su aceptación por parte del público pusieron en acción a uno de los sectores que más préstamos realiza a las familias en todo el interior profundo de Argentina: las mutuales; a punto tal que las mutualidades buscan adelantarse a los requerimientos de la nueva tendencia, asumiéndola como un espacio para el desarrollo de la ayuda mutua y del modelo de acción solidaria, pero -además- elaborando instrumentos de respuesta a las nuevas demandas de muchas familias que requieren préstamos rápidos de montos muchas veces pequeños pero de entidades cercanas y conocedoras de sus problemáticas, o al menos de instituciones con las que ya tienen relaciones económicas diversas.
Todo lo cual conduce a las mutuales, hoy llamadas a ser protagonistas de esta nueva tendencia del crédito electrónico solidario, convertidas así en una suerte de fintechs solidarias.
Es la razón por la cual la Federación de Mutualidades de la provincia (Femucor) elaboró y presentó recientemente un software para prevención de lavado de activos en todas las mutuales cordobesas, al tiempo que impulsa el debate sobre las fintech y la llegada de este modelo del crédito a las ciudades y pueblos de todo el país, donde las mutuales asientan su acción crediticia desde hace más de cien años, en algunos casos.

No resignar controles pero no por eso detenerse en el desarrollo de nuevas opciones para el crédito a familias.

Ése parece ser el objetivo actual de las mutuales organizadas y que debatieron en las últimas semanas en un Encuentro Internacional de Mutualismo que logró esbozar un escenario de nuevos desafíos que requieren nuevos tipos de respuestas por parte de las organizaciones de la ayuda mutua social.

El mutualismo que viene busca prepararse para aplicar a sus servicios el uso de las nuevas tecnologías, adelantándose a las exigencias actuales, dicen desde Femucor.

Por eso la Federación de Mutualidades de Córdoba (Femucor) con la articulación de sus uniones UMIC, UMSEC, Villa María y zona, y el auspicio de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), organizaron sendas convocatorias para discutir el nuevo escenario y las nuevas herramientas, junto a mutuales de Córdoba y otras provincias.

En esos encuentros se presenta el nuevo software para la prevención del delito de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, aplicable al servicio de ayuda económica mutual.

“Los sujetos obligados a informar son muchísimos; sin embargo, hay un espectro que no están cumpliendo con las normativas porque no tienen estructura para hacerlo. Entonces estamos trabajando para poder dar servicios, tratando de arrimar soluciones económicas y rápidas”, explicó Ricardo Piñeiro, fundador y director ejecutivo de Worldsys, empresa que elaboró el software hoy en uso cada vez más masivo por parte de las mutuales.
Es una firma local con más de 40 años en el mercado, líder en el desarrollo de sistemas de cumplimiento normativo. Mediante ese acuerdo, las entidades federadas podrán disponer del software prevención LA/FT desarrollado por Worldsys, recibiendo la asistencia técnica correspondiente, con el pago de un canon mensual preferencial y accesible.
Luego, la especialista Fiorella Sol Steren condujo debates en los que se aborda el mercado y la evolución de las fintech como nueva tendencia del sistema financiero en el país y la región, así como los primeros pasos de mutuales y cooperativas hacia lo digital en materia de créditos.
“Lo que considero importante es que estamos instalando los ejes del Encuentro Internacional de Mutualismo sobre las nuevas tecnologías como oportunidades de negocios u oportunidades de desarrollo mutual; también el tema de ayudar al sector a mejorar los controles, mejorar los aspectos técnicos a la hora de brindar el servicio de ayuda económica en todas sus posibilidades, ya sea con captación de ahorro, con fondos propios o con gestión de créditos. Es importante que las entidades chicas, medianas y grandes cuenten con herramientas técnicas que le permitan cumplir con el Inaes
y la UIF para tener elementos a la hora de cualquier requerimiento”, explicó Héctor Acosta, secretario de Femucor, también disertante en los encuentros.

“Las entidades tienen que empezar a pensar, buscar las formas de ir adecuándose a estas nuevas tecnologías”, dijo el dirigente cuando se le preguntó sobre las fintech y la posibilidad de pensar las mutuales como organizaciones que cumplen la misma función pero de otro modo y con mayores capitales en materia de cercanía de las familias y sus necesidades. Acosta, junto a la vicepresidente de Femucor, Nora Landart, presentaron el “Protocolo de Finanzas Sustentables” para los servicios de ayuda económica, referentes a transparencia, comunicación, trabajo con la comunidad, etcétera. “Es importante comprender que tiene que haber un tipo de acuerdo entre las entidades que establezcan los valores y las condiciones sobre las cuales se da el servicio de ayuda económica.
O sea, cuáles son los límites; cómo es el tema del desarrollo local; cómo interpretamos el tema de le economía de género; cómo nos vinculamos con la sociedad y cuáles son los valores que nosotros sustentamos, porque lo que nosotros hacemos no es una finanza de tipo bancaria, sino des-
de la economía social y solidaria que tiene valores y una mirada ética de le economía y de la sociedad”, concluyó Acosta.