Home  >   Economía   >   Metalúrgicos cordobeses aseguran que no hay rentabilidad para pagar el bono

Metalúrgicos cordobeses aseguran que no hay rentabilidad para pagar el bono

Los dirigentes de la entidad se sumaron a las expresiones del arco productivo nacional y argumentaron que tres de cada cuatro empresas tienen menos trabajo que un año atrás y, por ello, menos rentabilidad. Les preocupa la “extensa” coyuntura y las altas tasas de interés

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

Los empresarios metalúrgicos cordobeses se sumaron a las expresiones en contra del acuerdo al que llegaron el martes por la noche el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sindicalistas y algunos dirigentes empresarios nacionales que establece el pago obligatorio para todos los empleados del sector privado de un bono de fin de año de 5.000 pesos.
“Todos estamos mal. Nadie discute que los empleados necesiten cobrar más, pero las empresas no están en condiciones de pagarlo”, explicó Gustavo del Boca, vicepresidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc).
“Para que las empresas paguen buenos salarios es necesario que tengan rentabilidad. El problema va a ser cómo pagar salarios, aguinaldo y bono sin trabajo y con un costo financiero tan alto”, sintetizó Del Boca luego de la presentación que realizó el economista Gastón Utrera del Observatorio de la Actividad Metalúrgica cordobesa durante el segundo cuatrimestre del año.
Lejos de ello, Sica reiteró ayer que el pago del bono “será obligatorio”, y que se está trabajando en la redacción de un decreto para implementarlo.
“Tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y lo sectores empresariales. El bono sería compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio sería para el sector privado, hasta que el público no cierre sus paritarias”, consideró el funcionario.
La idea es pagar dos bonos de $2.500 antes y después del medio aguinaldo de diciembre, es decir con los salarios de noviembre y enero próximos, como paliativo ante la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores por las subas de precios y la devaluación.
“Los gremios planteaban que podía haber algún tipo de flexibilidad. Vamos a hablar con el sistema financiero para ver si hay algún tipo de financiación para las empresas que no lo puedan pagar”, agregó Sica.

Con dificultades
Por su parte, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y también titular de la cámara alimenticia Copal, Daniel Funes de Rioja, aseguró que más de 60% de las empresas no podrá hacer frente al pago del bono.
Si bien admitió que es positivo debatir sobre alternativas que compatibilicen la realidad inflacionaria que “deteriora el poder adquisitivo” y “erosiona la capacidad de consumo”, razonó que si no hay posibilidades de pagar en dos cuotas, y se puede pagar “en tres o en cuatro”, algo que -consideró- se podría acordar en un marco de negociaciones entre trabajadores y empresarios.
Además, al igual que lo que marcaron los metalúrgicos cordobeses, sostuvo: “Cualquier intento que uno pueda hacer, tiene como limitante cómo financiarlo. La mayoría del empleo en Argentina es pyme y el acceso al financiamiento está limitado por la tasa de interés”. Para Funes de Rioja, el otorgamiento del bono se dará en el caso de los convenios que han quedado “desactualizados”, porque firmaron 15 ó 20%, dijo.

Sin política industrial
La Cámara de Industriales Metalúrgicos aseguró ayer que no pretenden que el Gobierno nacional les otorgue subsidios, sólo quieren que se generen las condiciones necesarias para poder trabajar. “El enfriamiento de la economía, las altas tasas de interés, la inflación, todo eso lleva a que las empresas no tengan mercado, no tengan trabajo. El único sector beneficiado es el financiero. Con todo esto el Gobierno nacional demuestra que el interés que tiene por la industria nacional es muy poco”, afirmó Del Boca.
“Esta medida del bono demuestra que no hay una política industrial. Se arregló con la CGT para ‘parchar’ una situación, pero nosotros somos convidados de piedra”, agregó Luis Silberstein, vocal de la entidad fabril.
Si bien entiende que el Gobierno no contó con “viento de cola”, sino que se encontró con grandes inconvenientes, como la mayor sequía de los últimos 50 años y la consecuente peor cosecha, Del Boca aseguró: “El mejor equipo económico de los últimos tiempos no nos acompaña”.
“Necesitamos que esta coyuntura se termine lo más rápido posible y no se extienda a mediana tiempo, porque si llega marzo y seguimos con esta tasa de interés, la situación se va a poner muy complicada. Las pymes no tienen espalda para soportar todo esto”, finalizó César Galfione, secretario de la Cimcc.

Actividad metalúrgica cordobesa: la producción cayó en tres de cada cuatro empresas

El Observatorio de la Actividad Metalúrgica que realiza la consultora Economic Trends para la Cimcc, reflejó que la realidad productiva de las empresas metalúrgicas cordobesas se deterioró fuertemente en el segundo cuatrimestre del año. Así, surgió que 75,2% de las firmas tuvo menos producción que un año atrás, con sólo 8,2% de las empresas con mayor trabajo, porcentajes que no se registraban desde la recesión de 2009.
El nivel de empleo también registró un deterioro, con 29,9% de las empresas locales con menor cantidad de trabajadores que un año atrás y sólo 7,2% de las firmas que tomaron nuevos empleados.
“El deterioro de la rentabilidad tuvo un impacto similar al del deterioro productivo: 74,2% de las firmas tuvo menos rentabilidad que un año atrás”, explicó Gastón Utrera, economista a cargo de la consultora, en la presentación de ayer. Y agregó: “Es necesario remontarse a 2014 para encontrar cifras similares”.
En cuanto a las expectativas, se observó que 63,9% de los metalúrgicos cordobeses cree que el próximo año tendrá menor producción que este; 24,7% prevé que al finalizar el año próximo tendrá menor cantidad de empleados que al final de este año, y 66% de los consultados considera que el próximo año tendrá menor rentabilidad que éste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *