Home  >   Economía   >   Melconian dijo que los problemas de impuestos y leyes laborales no se corrigen con una devaluación

Melconian dijo que los problemas de impuestos y leyes laborales no se corrigen con una devaluación

Indicó que 60% del gasto público está indexado y que el déficit cero no es sostenible en el tiempo, porque la presión impositiva sobre el sector privado alcanzó un nivel insoportable

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

El economista afín al gobierno de Mauricio Macri y ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, disertó ayer junto a Martín Redrado, ex presidente del Banco Central, en el marco del 22º Congreso Córdoba del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF). En la oportunidad se refirió al gravitante peso del gasto público en la economía, con vistas a las elecciones.
Según consideró, “hay que explicarle a la gente que el mamarracho que recibió Macri aún no está resuelto. Es decir, el costo de la energía no vale todavía lo que cuesta producirla ni el colectivo vale lo que cuesta trasladar a los pasajeros, y todo eso todavía representa 300 mil millones en el gasto público”. Y añadió: “No hay que mentirle a la gente, aunque eso entre en contradicción con la política, porque primero hay que ganar las elecciones”.

Según expresó, “60% del gasto público está indexado y no hay devaluación que solucione eso”, luego, dirigiéndose al público consultó si creían que ese nivel de gasto era “tolerable”. Y él mismo contestó: “No lo es, y el Presidente debe decirlo cuando gane en diciembre”.
En el mismo sentido, aseguró que el déficit cero no es algo que pueda extenderse en el tiempo debido a que “la presión impositiva al sector privado está en niveles insoportables”. “Será una discusión difícil de sostener y habrá que convencer al FMI de eso, porque si hay problemas con los impuestos y las leyes laborales, no hay que hacer que a la competitividad la pague el tipo de cambio”, expresó.
Por su parte, Redrado coincidió en que 60% del gasto está indexado y consideró que Argentina debe trabajar en la reingeniería de procesos y en la desindexación del gasto. “Tenemos 163 impuestos de los cuales 10 recaudan 80% de los ingresos. Me están sobrando 153. Tenemos que simplificar el esquema”, dijo y agregó: “En materia laboral tenemos que ingresar al siglo XXI. Hay que avanzar en una modernización tributaria y laboral con una reducción en la litigiosidad. Además, hay que hacer una reingeniería del sector público y un programa muy agresivo de exportaciones”.

Según su visión, el país “chocó”, pero aún no encontró un plan para salir de ese choque.
Con vistas a las elecciones, consideró que hay dos escenarios: uno en el que “es más de lo mismo, en el que la cosa se dobla pero no se quiebra, es decir, no hay chances para el escenario de default. Y el otro, que ojalá se dé, de estabilización y modernización del esquema productivo en el que se deje de depender de los dólares financieros y se pase a depender de los dólares de la exportación”.
Por otra parte, aseguró que en adelante “se va a tener que convivir con el FMI. Yo escucho que hablan de la necesidad de reprogramar, refinanciar, y eso en el mundo es defaultear. Creo que debemos empezar a hablar de pasar a un nuevo programa, uno con facilidades ampliadas y un programa de estabilización consistente que tenga base en Argentina y no en Washington”.
Coincidiendo con esa visión, Melconian expresó que hacia adelante es imposible pensar sin un plan de continuidad con el FMI. “Tenemos que aprovechar que cuando tocamos fondo, todos salimos sacándonos la careta. En algún momento hay que dejar gobernar en Argentina y eso implica lograr acuerdos políticos. Y el FMI está llamado a participar en esos acuerdos, porque en algún momento hay que pagarle al FMI y el único que puede pagarle es el FMI”, aseguró.

El eterno reclamo de la seguridad jurídica
El panel de Mercado Financiero del Congreso, titulado “De la transición hacia un país con desarrollo sostenible”, estuvo integrado por José Siaba Serrate, titular del estudio Siaba Serrate; Claudio Zuchovicki, gerente de Desarrollo de Mercados de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires; Sebastián Maril, director de FinGuru; y Lucio Martínez, del Portfolio Manager de Galileo Argentina, quienes coincidieron en que el sector de las finanzas reclama seguridad jurídica.
“Lo que discutimos en el Mercado de Capitales es seguridad jurídica”, introdujo Zuchovicki. “La política es determinante, pero gane quien gane, vamos a seguir cuestionando las mismas cosas”, agregó.

A la hora de graficarlo, Maril explicó que el Riesgo País es clave y dijo que “la cantidad de juicios que Argentina tiene en el exterior es porque interpreta irresponsablemente las leyes internacionales. No las cumplimos, no cumplimos contratos firmados”.
Por su parte, Martínez refirió que todos los fondos de inversión que “más crecieron en Argentina son los que están en dólares. Las inversiones están saliendo del país porque ven un riesgo”.
En tanto, Siaba Serrate sentenció que “el riego es serio” de salir vencedora en diciembre la fórmula Fernández-Fernández. Aunque descontó que el FMI va a seguir apoyando al país debido al volumen de dinero que ya le ha prestado.
Sobre la chance de que Cristina Fernández llegue nuevamente al poder, Martínez indicó que “el mercado no le va a dar el beneficio de la duda. Los activos van a bajar, hoy ya están a precios de remate, pero pueden seguir bajando. El mercado están muy atado a las encuestas, las noticias en contra del gobierno hacen subir el dólar”.