Macri anunció beneficios impositivos para medio millón de pymes y tres millones de monotributistas

Las propuestas deberán convertirse en dos proyectos de ley que enviará al Congreso. Se pretende rebajar Ganancias de 35% a 22% y desde ese monto establecer alícuotas escalonadas. Además, que las deudas con AFIP puedan compensarse con saldos a favor de las empresas y que las inversiones de al menos US$10 millones cuenten con estabilidad tributaria y jurídica

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

El presidente Mauricio Macri, en un discurso por demás breve y una participación similar en cuanto a tiempo en el 12º Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), anunció una serie de beneficios impositivos que -según indicó- alcanzará a “medio millón de pymes y tres millones de monotributistas”.
“Se acordarán que el gas no alcanzaba y los proveedores cortaban el servicio, lo que generaba suspensiones. Eso se terminó. Tenemos un gobierno que quiere sacarles el pie de encima a las empresas definitivamente”, dijo Macri, para agregar: “La etapa que viene es de crecimiento, de más alivio, de más trabajo, porque todo el esfuerzo que hicieron, principalmente la clase media, no fue en vano”.
Seguidamente, en no más de siete minutos detalló que “por primera vez, las pequeñas empresas van a pagar menos que las grandes”. Así, anunció que pretende que la alícuota que pagan las pymes en concepto de impuesto a las Ganancias baje de 35% a 22% y que desde allí rijan alícuotas escalonadas según la facturación de la empresa.
La segunda propuesta fue que las pymes que tengan deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puedan compensarlas con los saldos a favor que la AFIP tiene para con ellas. “Esto es justicia y simplificaciones”, dijo Macri.

El tercer anuncio busca que aquellos monotributistas que excedan su nivel de facturación no pasen directamente al régimen general sino que se produzca una transición, también escalonada. “Si no el salto que se genera es imposible”, graficó el Presidente.
Finalmente, indicó que aquellas empresas que inviertan al menos 10 millones de dólares van a tener reducción impositiva y estabilidad fiscal y jurídica.
“Necesitamos que las pymes crezcan porque con ellas crece Argentina”, indicó, para luego cerrar su breve alocución reiterando la convocatoria a “trabajar juntos, porque el cambio que empezó hace cuatro años es que cada vez más argentinos sean parte de la solución”.

Promos Naranja

Detalles de las propuestas
El encargado de explicar los alcances de los anuncios fue el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en una rueda de prensa de la que participó Comercio y Justicia.
Allí, el funcionario aclaró que los anuncios formarán parte de dos proyectos de ley cuyos textos serán sometidos a consideración del Consejo Pyme (compuesto por varias entidades del sector), que se reunirá mañana jueves. “Una vez consensuados, serán ingresados al Congreso para su tratamiento y aprobación”, indicó.
“Los anuncios proponen un nuevo marco tributario haciendo foco en la simplificación administrativa, el incentivo a la inversión y la progresividad impositiva”, se especifica en el documento técnico del Ministerio de Producción al que tuvo acceso este medio.
La propuesta es bajar el impuesto a las Ganancias y generar un “esquema progresivo” que impulse el crecimiento de las pymes, comenzando con una alícuota de 22% para empresas que facturen hasta $23 millones.
En tanto, afirmó que se busca, entre otras cosas, cambiar la forma de los anticipos de Ganancias para todas las sociedades. “Hoy una empresa tiene que pagar el Impuesto a las Ganancias y al mes siguiente pagar 25% de ese impuesto y los siguientes nueve meses el 8,33%. Proponemos unificar los anticipos y que todos sean de 10% para aliviar financieramente a la empresa en los primeros meses”, explicó.

También pretenden simplificar el régimen impositivo mediante la unificación de presentaciones y la compensación de impuestos. “El Estado no se va a financiar más con los saldos de las pymes”, dijo, y explicó que se admitirá la compensación entre saldos a favor impositivos, aduaneros y de seguridad social. “Esto impedirá que la AFIP pueda reclamar saldos, trabar medidas cautelares o frenar devoluciones sin antes aplicar de oficio los saldos a favor de las pymes”, dijo.
Según refirió, la propuesta beneficia alrededor de 50 mil empresas que recibirán saldos a favor que hoy están bloqueados en la AFIP.
Respecto de lo anunciado por el Presidente para los monotributistas, Sica explicó que se busca reducir el salto del régimen simplificado al general. “Vamos a hacer más barato el régimen general para aliviar el traspaso desde el monotributo. Hoy un monotributista, si se pasa al régimen general por $1, paga más del doble de lo que venía pagando, además de la carga administrativa que le implica”, indicó.

Consultado por Comercio y Justicia respecto del costo fiscal de las propuestas anunciadas, Sica indicó que estiman que “no sea importante”.
Finalmente y en cuanto al fomento de las inversiones, el ministro de Producción refirió que los países de la región “tienen regímenes de incentivos y se vuelven más atractivos que Argentina para las inversiones. Tenemos que nivelar la cancha”.
Al respecto, recordó que en los últimos cuatro años se hicieron anuncios de inversiones por US$50.000 millones en proyectos que no se concretaron.
“Vamos a otorgar beneficios para que las pymes que decidan invertir, puedan hacerlo. La propuesta reduce el plazo para amortizar los bienes de uso en dos años y para obras de infraestructura e inmuebles en 50% de la vida útil. Adicionalmente, para inversiones productivas que encuadren en la definición de Industria 4.0, tendrán un 10% sobre el monto invertido como pago a cuenta en el impuesto a las Ganancias”, explicó.
Asimismo, todas las inversiones de más de US$10 millones gozarán de “estabilidad fiscal y jurídica, bono fiscal sobre inversión, quebrantos ilimitados y depreciación acelerada”, según consta en el detalle del proyecto.

El ministro Dante Sica recordó en la conferencia de prensa que en los últimos cuatro años se hicieron anuncios de inversiones por US$50.000 millones en proyectos que no se concretaron. Eso motiva, en parte, los anuncios hechos por Macri ayer.