Home  >   Economía   >   Llaryora paga $590 millones, cancela Letras de Mestre y define salida al mercado

Llaryora paga $590 millones, cancela Letras de Mestre y define salida al mercado

Son los últimos dos instrumentos emitidos por el ex intendente que quedaban pendientes de cancelación. Ahora, buscará colocar en los próximos 30 días otra Letra por un monto similar a los pagos efectuados y que también permita solventar un vencimiento en US$6 millones. Schiaretti debe cubrir US$18,99 millones el 2 de marzo

La Municipalidad de Córdoba anunció oficialmente el pago de 590,16 millones de pesos la semana próxima correspondiente al vencimiento de dos Letras del Tesoro emitidas durante la gestión de Ramón Mestre.

De hecho, se trata de los dos últimos instrumentos financieros de corto plazo pendientes de pago de la gestión anterior. Por cierto, aún queda cancelar un bono por 150 millones de dólares pero cuyo vencimiento final operará en 2024.

Por lo pronto, el esfuerzo que implicará cancelar esas Letras saldrá en parte de la recaudación corriente, apuntalada ahora por la fuerte suba de tasas y los vencimientos del Inmobiliario y Automotor que si bien se pospusieron para el 28 de febrero, ya generaron ingresos de peso a las arcas comunales. Lo mismo con la recaudación de Comercio e Industria, apuntalada también por la suba de alícuotas para sectores claves.

Sin embargo, el efecto fiscal del pago buscará neutralizarse con una primera emisión de Letras de la administración de Martín Llaryora.

Tal como lo anticipara Comercio y Justicia, la estrategia financiera incluye una colocación para marzo próximo que rondará los 500 millones de pesos.

Será el debut de esta gestión en el mercado de capitales doméstico, muy utilizado por Mestre ya desde 2012.

Con todo, también se buscará con la recaudación de esa Letra, contar con recursos para afrontar el vencimiento el próximo 29 de marzo de un nuevo vencimiento de intereses del bono por 150 millones de dólares. En este caso, el pago insumirá 5,90 millones de dólares que, al tipo de cambio mayorista actual, supone poco más de 350 millones de pesos.

Toda la estrategia supone una ingeniería financiera para reunir los fondos en un contexto de escasez para la administración de Llaryora, en rigor con las mismas dificultades que afrontar al fin en mayor o menor medida todas las administraciones provinciales y municipales.

Letras de Mestre

En ese marco, ayer se conoció oficialmente el aviso de pago de las Letras Serie XXXII y XXXV emitidas durante la gestión anterior.

La primera fue licitada casi un año atrás por un total de 350 millones de pesos y con vencimiento a 330 días. El próximo 26 de febrero cancelará todo el capital y el último servicio de interés por 25,38 millones de pesos.

En total suman 375,38 millones de pesos.

En tanto, la Letra Serie XXXV fue emitida por Mestre el 28 de noviembre pasado, apenas días antes de dejar la función y traspasar el mando a Llaryora.

Entonces, el ex intendente adujo deudas de la administración de Juan Schiaretti para justificar una colocación en esa circunstancia.

Fueron 195 millones de pesos que amortizarán por completo también el 26 de febrero. Sumado al servicio de intereses, el pago total será de 214,78 millones de pesos.

Una vez completado esas erogaciones, la comuna se abocará de lleno a diseñar el desembarco en el mercado de capitales para poder colocar una Letra que en principio sería por al menos 500 millones de pesos.

Según anticipó días atrás este medio y actualizó en las últimas horas, los trámites ante el Gobierno nacional para poder salir con esa emisión están avanzados. Desde la comuna esperan contar con el aval definitivo a fin de mes para poder analizar la oportunidad de salir a recaudar.

Desde el municipio le restaron trascendencia al impacto negativo que pueda tener en el costo de la colocación, el proceso de renegociación de deudas que encara la Nación.

Al tratarse de una salida en el mercado de cabotaje, suponen que no habrá efecto contagio sobre las tasas a convalidar.

Parte volverá a la comuna

La particularidad es que parte de esos recursos fueron tomados por dos fondos fiduciarios que tiene el municipio. Se trata del Fondo para Reparación Urbanística (FORU) y del Fondo de Desarrollo para Infraestructura Sanitaria y Cloacal (Fosac). De esta manera, parte del dinero que se pagará por el vencimiento de las Letras, en realidad volverá al propio municipio a reabastecer esos fondos específicos.

Según el cuadro de situación que publicó oportunamente la gestión de Ramón Mestre, previo a dejar el cargo, el FORU tenía un stock de 334,4 millones de pesos y Fosac de 262,9 millones de pesos.

En ambos casos, esos recursos deben utilizarse para fines específicos y no pueden derivarse a rentas generales.

También Schiaretti

Por lo demás, los vencimientos de deuda no son privativos de la Municipalidad de Córdoba.

Según quedó oficializado ayer, el Gobierno de Córdoba también deberá atender en los próximos días un fuerte desembolso, en este caso por 18,99 millones de dólares correspondiente al servicio número seis del Título de Deuda Internacional al 7,125% con vencimiento en 2024.

El pago se concretará el 2 de marzo próximo, según informó ayer la Provincia a los inversores.