Home  >   Coronavirus, Economía   >   Llaryora recorta el costo salarial para ahorrar $160 millones y busca evitar embargos

Llaryora recorta el costo salarial para ahorrar $160 millones y busca evitar embargos

Envió al Concejo Deliberante un proyecto que reduce la carga horaria de los empleados pero también apunta a frenar el drenaje de fondos por medidas judiciales. La iniciativa pretende “garantizar la sostenibilidad en el tiempo de los recursos municipales”, destinados a prestar “los servicios esenciales”.
El intendente Martín Llaryora envió al Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza para reducir la carga horaria de los empleados públicos y también evitar eventuales embargos en las cuentas del municipio.
La iniciativa que ingresó ayer al cuerpo deliberativo apunta a lograr, por un lado, un ahorro en el pago de salarios de unos 160 millones de pesos mensuales pero también eludir el drenaje de recursos ante posibles embargos por acciones judiciales.
La decisión fue rechazada de plano por el gremio de los empleados municipales. De hecho, el Suoem dispuso “trabajo a reglamento, retención de servicio y quite de colaboración” en todas las reparticiones municipales en protesta contra el proyecto.
Hoy, desde las 9, concretará una asamblea general de delegados para discutir el tema.
Desde la comuna se justificó la estrategia en la “situación actual de emergencia económica y sanitaria, con la consecuente profundización de la situación de crisis a nivel global”.
En ese marco, “se torna imprescindible tomar determinadas medidas de reestructuración, con el menor impacto posible para la administración municipal”.
Respecto a la otra decisión, “resulta necesario tomar medidas frente a los procesos judiciales entablados contra la Municipalidad, disponiendo la inembargabilidad de los fondos públicos con fundamento en la Ley Nacional N° 25.973 y estableciendo un procedimiento tendiente a que la misma pueda ser aplicada en el caso concreto del Estado municipal”.

Los alcances del proyecto
En cuanto al texto remitido por el Ejecutivo, el artículo uno ratifica la reducción salarial aplicada oportunamente por el intendente, vice y secretarios frente a la pandemia.
En tanto, el artículo dos avanza con una “reducción de los sueldos básicos y adicionales por jerarquización de las Autoridades superiores y Personal Superior Jerárquico, en un porcentaje equivalente al que resulte de lo dispuesto en el artículo 3” de la norma.
Precisamente, ese artículo introduce un elemento nuevo que es, en definitiva, el que detona el conflicto con el gremio.
Ese apartado establece “como Jornada Laboral para el Personal comprendido en el presente Título, la de SEIS (6) horas diarias equivalentes a TREINTA HORAS (30 horas) semanales, la que podrá ser modificada conforme a disposiciones específicas que se enuncian en el mismo y con las excepciones que se determinen en cada caso por vía reglamentaria. La reducción del horario importará una consecuente reducción proporcional del salario básico del cargo y de los adicionales que se calculen sobre dicha asignación”.
Por su parte, el personal que revista en cargos de la categoría 03-Agrupamiento de Conducción- tendrá asignado un horario de SIETE (7) horas diarias equivalentes a TREINTA Y CINCO (35 horas) semanales, el que podrá ser reducido por el Departamento Ejecutivo a TREINTA (30 horas) semanales de prestación efectiva de servicios, quedando las restantes a disposición para atender convenientemente las necesidades del servicio. La reducción del horario importará una consecuente reducción proporcional del salario básico del cargo y de los adicionales que se calculen sobre dicha asignación”.

Embargos
En tanto, el título ii de la norma adhiere a la emergencia nacional dispuesta en la Ley nacional 25.973.
Ese apartado avanza en la inembargabilidad de los fondos públicos.
En concreto, decreto que, “con fundamento en la ley nacional 25.973, que los fondos, valores y demás medios de financiamiento afectados a la ejecución presupuestaria del Sector Público, ya sea que se trate de dinero en efectivo, depósitos en cuentas bancarias, títulos, valores emitidos, obligaciones de terceros en cartera, y en general cualquier otro medio de pago que sea utilizado para atender las erogaciones previstas en el Presupuesto Municipal, son inembargables y no se admitirá toma de razón alguna que afecte en cualquier sentido su libre disponibilidad por parte del o de los titulares de los fondos y valores respectivos”.
El resto del texto y de hecho los demás artículos abundan en detalles respecto a ese eje central que es el cepo del drenaje de recursos a través de eventuales acciones judiciales que afecten a las arcas municipales.

Reestructuración de personal
Finalmente, el artículo 18 del proyecto de Ordenanza “faculta al Departamento Ejecutivo Municipal a realizar la reestructuración del personal de planta permanente y no permanente, tomando las medidas pertinentes a los fines de racionalizar las estructuras, suprimiendo o congelando cargos conforme a las necesidades de servicio”.
Asimismo,se faculta al Ejecutivo municipal a “limitar los interinatos vigentes, y a establecer las condiciones y requisitos a los fines de instrumentar la convocatoria para la cobertura de los cargos”.
La norma invita finalmente, en lo referido al descuento a las autoridades, a que adhieran el Concejo Deliberante, el Tribunal de Cuentas, el Tribunal Administrativo Municipal de Faltas y los entes autárquicos municipales y empresas estatales.

Passerini justificó
El viceintendente de Córdoba, Daniel Passerini, avaló el proyecto para acotar el gasto salarial y evitar embargos en la comuna al recordar que la caída de los ingresos impide afrontar en tiempo y forma las obligaciones pendientes.
“Si no hacemos esto no hay forma de afrontar el pago de sueldos”, señaló Passerini quien preside el Concejo Deliberante, órgano que ahora deberá debatir el proyecto girado por el Ejecutivo.
“Hacemos esfuerzos para que esas consecuencias impacten lo menos posible en los sectores vulnerables, pero cada vez son más y eso impacta en la recaudación provincial y municipal. El municipio se nutre de las tasas y de lo que recibe de coparticipación y en abril la actividad fue nula y eso genera dificultad para pagar mayo”, dijo el viceintendente.

Comentarios (2)

  1. jose mauriño dijo:

    es un razonamiento de perogrullo Intendente, entonces habrá menos dinero circulando, menos consumo, menos ventas, menos compras, menos inversión. Hay que mirar en la evolución, no involución… O sea.-

    Responder
  2. Alberto dijo:

    Si cobran menos, se van a fundir los bares de las cercanias donde viven tomando cafe y criollos.
    Me pareced bien que el Intendente ponga limites a esta gente desubicada que se creen con derechos adquiridos mientras la mitad de Cordoba se funde con sus negocios o se quedan sin laburo por la pandemia

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *