Home  >   Economía   >   Las exportaciones industriales pierden peso relativo mientras las importaciones siguen sin cambios

Las exportaciones industriales pierden peso relativo mientras las importaciones siguen sin cambios

IMPORTACIONES. Argentina es la quinta nación menos importadora.

Un informe de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional asegura que los envíos de manufacturas fabriles retrocedieron en contraposición de la suba de productos primarios y energía, en tanto que la Cámara de Importadores alerta sobre que Argentina es la quinta nación menos importadora 

Las manufacturas industriales perdieron terreno relativo en la composición de las exportaciones argentinas durante 2019, al retroceder 7% frente al año anterior, en contraposición con los avances que registraron los envíos de productos primarios, manufacturas agropecuarias, energía y combustibles.

Un informe de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici) indicó que los embarques fabriles sumaron US$19.200 millones y la involución se explicó por bajas de 4,5% en las cantidades y de 3% en los precios.

Asimismo, el organismo precisó que las exportaciones de automóviles disminuyeron US$716 millones (-33%) y las de utilitarios US$202 millones (-5%).

Los envíos de productos químicos y conexos cayeron a su vez 11% (US$476 millones) debido a la baja de 20% (US$194 millones) en la exportación de biodiesel y de 35% (US$89 millones) en las ventas de carbonato de litio.

En sentido inverso, las exportaciones de minerales de plata aumentaron US$149 millones (106%), mientras las ventas de plata en bruto aumentaron US$89 millones (36%), según puntualizó la Agencia.

El mayor salto relativo en los envíos argentinos al exterior (25%) lo registraron los productos primarios, debido a un aumento de 33% en las cantidades que permitió más que compensar la baja de precios, de 6%.

Así las cosas, las ventas de porotos de soja crecieron 140% (hasta US$2.019 millones); las exportaciones de cereales aumentaron US$1.864 millones (25%); y las de maíz en grano subieron 41% (US$1.737 millones).

También se destacaron los embarques de cebada, con 25% de alza (US$144 millones); y los de malta sin tostar (25%, US$56 millones), mientras las exportaciones de maníes crudos aumentaron US$279 millones (180%).

Se anotaron bajas, a la vez, en las exportaciones de camarones y langostinos (-19%, US$250 millones); de limones (-34%, US$95 millones); de peras (-18,5%, US$55 millones); y de tabaco sin elaborar (-16,5%, US$47 millones).

En menor medida crecieron durante 2019 los envíos de manufacturas agropecuarias (4,5%) y los de energía y combustibles (4,1%), añadió el informe de la Aaici.

En el primer caso, el aumento de 14% en las cantidades compensó el descenso de 8,5% en los precios, con lo que se totalizaron ventas anuales por US$24.000 millones y sobresalieron en el rubro las exportaciones de carne bovina congelada, que aumentaron US$1.041 millones (86%).

Luego, los embarques de grasas y aceites crecieron 18% (US$716 millones), gracias al aumento de 19% en las ventas de aceite de soja, por US$560 millones, y de 36% en las de aceite de girasol, por US$154 millones, mientras las exportaciones de carne aviar se incrementaron en US$130 millones (46%).

Disminuyeron, en tanto, las exportaciones de harina y pellets de soja hasta US$381 millones (-4%); los envíos de maníes preparados (US$196 millones, -41%); y de leche entera en polvo (US$110 millones, -27%).

Por último, los envíos de combustibles y energía (por US$4.400 millones) crecieron debido a las subas de 13% en las cantidades, que permitieron compensar la baja de 8% en los precios.

Las exportaciones de gas natural en estado gaseoso -por su parte- aumentaron US$263 millones y las de fueloil aumentaron US$117 millones (50%).

En cambio, los envíos de polímeros de etileno cayeron US$152 millones (-40%) y los de naftas, excluidas para la petroquímica, disminuyeron US$86 millones (-24%), siempre según el informe de la Agencia.

Del lado de las compras

En tanto, un trabajo de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) alertó ayer sobre que el país es el quinto menos importador del mundo.

Así, la entidad expresó que, durante 2019, “Argentina ha tenido otra vez un ratio de importaciones de bienes y servicios sobre PBI de 16,5%, lo que la coloca como la quinta menor importadora del mundo, detrás de Sudán, Turkmenistán, Cuba y Brasil”.

CIRA expresó, asimismo, que “las importaciones argentinas de bienes se componen eminentemente de productos que se dirigen a la producción y son en su mayoría bienes de capital, bienes intermedios, piezas y partes, energía y automotores (estos dos últimos en un porción se usan para la producción de bienes y servicios)”.

De esta forma, según los cálculos realizados sobre la base de cifras del Indec, “26% del total de importaciones son máquinas y aparatos, 14% son químicos, 11% son minerales (incluye combustibles), 6% son metales, 5% plástico y caucho; y luego 18% es material de transporte”.

Para la CIRA, “la enorme mayoría de las importaciones (80% aproximadamente) se usa en procesos productivos de algún modo”.

La principal razón del bajo nivel de las importaciones en 2019, evaluó la entidad, es la recesión económica, si bien también incidió en el desempeño de las compras externas el ajuste cambiario que encareció el acceso de bienes extranjeros.

Asimismo, CIRA recordó que las importaciones son un requisito para las exportaciones, lo cual es un fenómeno mundial. “Los países que más exportan en el planeta son los que más importan: China, Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Japón”, indicó.

“En todos los casos, se trata de naciones que alientan cambios en sus regulaciones locales para promover un impulso de esas operaciones”, concluyó el informe