Home  >   Economía   >   La venta minorista pyme se desploma 15,6% y toca su piso del año

La venta minorista pyme se desploma 15,6% y toca su piso del año

El sector solicita al Gobierno nacional tasas de interés diferenciales y que se reflote el Ahora 12, entre otras medidas, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

Las ventas pymes minoristas tocaron en noviembre su punto más crítico del año al caer 15,6% en comparación con igual mes del año pasado, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
En tanto, en el acumulado de los diez primeros meses del año, el retroceso para el sector ya se ubica en 5,8%, precisó la entidad que agrupa a las medianas empresas de todo el país.
Según se detalla en el relevamiento difundido ayer, con la excepción del segmento alimentos y bebidas, todos los rubros relevados tuvieron caídas anuales de dos dígitos en sus cantidades vendidas durante el penúltimo mes del año, mientras que 83,3% de los negocios registró bajas anuales.
Ante esta situación, la CAME pidió en su comunicado que “se relance el Ahora 12 sin interés, tasas diferenciales para las pymes y que en 2019 el Congreso sancione una reforma laboral que permita bajar la presión de las contribuciones patronales”.

Explicó la organización: “Ni siquiera con promociones y cuotas se logró despertar el ánimo de consumo de la gente, que se mantuvo extremadamente cauta. Incide el elevado stock de deudas que acumulan las familias con las tarjetas de crédito y las subas de intereses, que están provocando un fuerte desplazamiento de masa de dinero que debería ir a consumo hacia el sistema financiero”, y agregó que “la cercanía de fin de año en un mercado que no se reactiva genera preocupación e incertidumbre en el sector. Algunos empresarios están siendo muy prudentes al estimar el stock para diciembre, aun a riesgo de que si la plaza se activa, se queden sin mercadería para vender”.
Aun así, para el mes en curso los empresarios esperan un aumento en las ventas, ayudadas por el clima festivo y los acuerdos entre comercios y tarjetas para dar facilidades de pago. “Pero dependerá también de la disponibilidad de efectivo y lograr las mejores tasas de financiamiento”, observó.

Por rubros
Todos los segmentos medidos por CAME se mostraron con desempeños negativos durante noviembre.
En mueblerías, la comercialización descendió 23,5% en cantidades frente al mismo mes del año pasado y acumula un declive de 7,7% en lo que va de 2018. “Se despachó poco y nada. Casi todo el movimiento se limitó a consultas. Los locales pusieron ofertas y fueron muy cuidadosos con los traslados de costos a precios pero igual las familias, frente a las dificultades de ingresos, postergaron compras en ese ramo”, se informó ayer.
Otra baja pronunciada se registró en electrodomésticos y electrónicos, rubro en el que la retracción del consumo llegó a 21,8%, cifra que confirma una tendencia que, incluso según datos oficiales, ya se viene percibiendo en gran parte del año.
Otros segmentos que también se encuentran en franco derrumbe son joyería y textil blanco, con caídas interanuales que superan 20%.

En indumentaria, las ventas descendieron 14,2% frente al mismo mes de 2017, contabilizando así una baja de 6,4% en los once meses del año (medido en cantidades). “El sector textil está muy complicado, sin financiación y sin crédito, la cadena de pago está complicada.
No se observa liquidez en la calle. Los comercios estamos todos en la búsqueda de nichos de mercado para cubrir costos fijos”, explicó Horacio Ernesto del Burgo, presidente de la Cámara Argentina de Innovación Textil y Afines (Caita) en el comunicado de CAME. Sin embargo, al igual que otros empresarios del sector, dijo que “de cara a las fiestas y a la semana de la moda, se espera un repunte de las ventas”.
Mientras, en alimentos y bebidas (el rubro que menos se precipitó), las compras en cantidades declinaron 9,3% anual y suman una caída de 3,1% en once meses del año. “Hubo poca actividad en los almacenes de barrio, la gente se volcó a productos económicos, prescindió por ejemplo de bebidas, postres y productos complementarios y se movió rápido reemplazando unos por otros en la medida que los precios lo favorecieran”, se detalló.

RECUPERACIÓN
El Gobierno anticipó que habrá un repunte sólo a partir de marzo

En este escenario y en el marco de la Cumbre del G20 que se desarrolló en la ciudad de Buenos Aires el pasado fin de semana, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, pronosticó que la economía volverá crecer a partir de marzo próximo y reconoció que se deberá “esperar” que asuma el nuevo gobierno de Brasil, en enero, para resolver el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.
“Vamos a tener al principio un arrastre negativo del 2018 pero vamos a ver una aceleración de la actividad económica a partir de marzo, y las expectativas son muy favorables porque la macroeconomía está mucho mejor que hace un año”, enfatizó Sica.