Home  >   Economía   >   La suba de los alimentos fue menor que la prevista pero no ayudó a desacelerar la inflación

La suba de los alimentos fue menor que la prevista pero no ayudó a desacelerar la inflación

Ésta alcanzó 2,94% y se amesetó respecto al mes anterior. En tanto, el rubro alimentos y bebidas aumentó 1,65%, el registro más bajo desde noviembre de 2017. No obstante, ese ítem acumula un alza de 20,8% en 2019 y de casi 60% en un año. En mayo, incidió el alza de los servicios

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) para la ciudad de Córdoba registró en mayo un alza dl 2,94 por ciento, la menor desde diciembre último aunque apenas por debajo de la relevada en abril pasado. En el año acumula un aumento de 18,83 por ciento y 55,15 por ciento en los últimos 12 meses, según los números relevados por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.
En tanto, para el Indec, el IPC nacional fue de 3,1 por ciento, en este caso tres décimas por debajo del mes inmediato anterior. En los primeros cinco meses del año alcanzó 19,2 por ciento y en la comparación interanual llegó a 57,3 por ciento.
Respecto a los datos de Córdoba informados por el Gobierno provincial, las suba de mayo fue traccionada por servicios, entre ellos agua, gas y reparación de viviendas pero también por el rubro salud.
Concretamente, Propiedades, Combustibles, Agua y Electricidad escaló 4,84 por ciento. En ese rubro incidió el alza de 12,05 por ciento en agua y 7,18 por ciento en el gas. Asimismo, los servicios para reparación o construcción de viviendas subieron 15,5 por ciento.
No mostró mayor variación la electricidad que sin embargo acumula en el último año un aumento de 93,2 por ciento.

Otro rubro que subió con fuerza fue Salud, con 4,92 por ciento. Allí, los medicamentos treparon 5,3 por ciento. En el año suma 18,39 por ciento y 58,03 por ciento en el último año.
El resto de los capítulos medidos mostró variaciones menores, siempre respecto a abril.
El más importante por su incidencia fue Alimentos y Bebidas que subió 1,65 por ciento, el menor porcentaje desde noviembre de 2017. En tanto, si se miden los alimentos para consumir en el hogar, el alza fue de sólo 1,35 por ciento, la más baja desde octubre de 2017.
En el desglose se percibió una baja de 0,48 por ciento en carnes y sus derivados y también en frutas y verduras. Por el contrario, lácteos, productos lácteos y huevos volvieron a mostrar subas en este caso de 4,96 por ciento.
En cualquier caso, la fuerte desaceleración del incremento de los alimentos en mayo, contrasta con los datos del acumulado de 2019 o de la comparación interanual. Concretamente, en lo que va del año, Alimentos y Bebidas subió 20,84 por ciento y 59,73 por ciento respecto a mayo de 2018. En el caso de la carne, el aumento fue de 73,9 por ciento en los últimos 12 meses y de 86,86 por ciento en los lácteos.
Por su parte, Equipamiento y Mantenimiento del Hogar mostró una suba de 2,81 por ciento, de 16,23 por ciento en el año y de 60,9 por ciento respecto a mayo de 2018.
En tanto, Transporte y Comunicaciones aumentó 2,67 por ciento productos, entre otros, del alza de 4,37 por ciento en el transporte privado. En el año, el alza en el capítulo alcanza 12,17 por ciento y en el año 53,97 por ciento.

Asimismo, el rubro Enseñanza escaló 2,72 por ciento, 21,16 por ciento y 41,91 por ciento e mayo, en 2019 y en la comparación interanual, respectivamente.
Por su parte, Indumentaria y Calzado se incrementó 2,74 por ciento en mayo. En lo que va del año suma 14,28 por ciento y 47,07 por ciento en los últimos 12 meses.
En tanto, Esparcimiento subió 2,72 por ciento respecto a abril y 21,26 por ciento en 2019. En comparación con mayo del año pasado la suba fue de 41,89 por ciento.
Finalmente, el rubro Bienes y Servicios Varios aumentó 3,02 por ciento, 18,72 por ciento y 55,43 por ciento en cada uno de los períodos ya mencionados.
De esta forma, los productos estacionales subieron 1,05 por ciento, los regulados 3,4 por ciento y el resto del IPC, esto es la denominada inflación núcleo, escaló 2,9 por ciento en mayo. En el año, sin embargo, la “núcleo” es la que más se elevó al llegar a 19,75 por ciento aunque no en la comparación interanual, período en que los precios regulados mostraron un alza de 58,26 por ciento.

Junio, con nuevos aumentos
Por lo demás, junio seguramente volverá mostrar una inflación cercana a la registrada en mayo. Es que si bien se espera que el rubro alimentos se mantenga ciertamente estable, incidirán subas en servicios básicos como el transporte público de pasajeros que aumentó 18,14 por ciento en el caso de la ciudad de Córdoba y 20,28 por ciento en los interurbanos.
Los combustibles, en tanto, apenas mostraron un alza menor en junio.
También incidirán las subas en las cuotas de los colegios privados, muchos de los cuales aplicaron alzas durante este mes.
En tanto, todavía quedará un escalonado en el aumento de tarifas del servicio de gas.
IPC nacional
En cuanto a los datos que informó Indec, 3,1 por ciento de mayo se registró a partir de un alza de 2,4 por ciento en el rubro Alimentos y Bebidas. En tanto, Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles aumentó cuatro por ciento; Salud, 5,1; y Transporte, 3,5 por ciento.
Asimismo, Indec informó que los productos estacionales subieron 0,6 por ciento; los regulados, 3,7 por ciento, y el denominado IPC-Núcleo, 3,2 por ciento.
En la división por regiones, la Noroeste mostró el mayor aumentó en mayo, 3,9 por ciento; y la de Cuyo, el menor, 2,9 por ciento
En el caso de la Pampeana que incluye a Córdoba, el aumento de mayo fue de tres por ciento y de 18,9 por ciento en los primeros cinco meses de 2019. En tanto, en el acumulado de los últimos 12 meses, el alza fue de 57,1 por ciento, según Indec.

Sica: faltan “años” para derrotar la inflación
En ese marco, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó que son necesarios “siete u ocho años” de consistencia política y programática para derrotar definitivamente a la inflación.
“Se necesitan siete u ocho años de consistencia para decir que estamos derrotando a la inflación y mientras tanto hay que continuar impulsando los cambios estructurales”, señaló Sica en la apertura del encuentro anual de la Cámara de Comercio y Servicios (CAC).
Según el ministro, “estamos entre las tres economías más cerradas del mundo y los cambios que promovemos no generan magia de la noche a la mañana”.
“Sabemos que no hay una microeconomía estable pero sí podemos confirmar una macroeconomía ordenada y estable, con equilibrio presupuestario, con el objetivo de dominar la inflación”, explicó.
En este sentido, añadió que “desde 1983 a la fecha le hemos sacado 13 ceros a nuestra moneda”.
“Por lo tanto, pensar la inflación es tener un marco estable, dando batalla en lo fiscal y en lo monetario, mientras pagamos el costo de una tasa (de interés) más excesiva de la que deberíamos tener”, agregó.
Sica instó a que la clase política “nacional, provincial y municipal” asuma el compromiso de consolidar el frente fiscal, particularmente a partir de la experiencia de “sólo 6 años de superávit en los últimos 70”.

Sandleris, optimista pese a que la cifra sigue “alta”

El titular del Banco Central, Guido Sandleris, destacó la baja de la inflación por segundo mes consecutivo en mayo y reconoció que si bien la caída es más lenta a la esperada, explicitó su optimismo en que seguirá en la senda descendente.
En una rueda de prensa en el Salón Bosch de la entidad monetaria, Sandleris remarcó que llegar a un índice de inflación de un dígito anual requerirá de “persistencia” en el esquema de política monetaria.
“El dato importante es que la inflación volvió a bajar en mayo, por segundo mes consecutivo. Eso es positivo”, dijo el funcionario, quien, no obstante, dijo que “estas cifras siguen siendo muy altas y están muy lejos de números aceptables”.
“Si persistimos en esta política monetaria estricta la inflación va a seguir bajando, de hecho esperamos que la inflación de junio sea menor a la de mayo”, agregó.
Sandleris sostuvo que la lenta baja que registra la inflación se debe a distintos factores entre los que se encuentran “los traslados a precios del tipo de cambio e indexación elevada de la economía”, los aumentos de tarifas que se concentraron en los primeros meses del corriente año, el “contexto de incertidumbre” que existe a escala global -por la guerra comercial entre EEUU y China y el “contexto local” relacionado con las próximas elecciones presidenciales.
La estabilidad en el tipo de cambio que en rigor ayer volvió a bajar levemente, es clave para que los precios se sostengan sin mayores cambios mientras los salarios recuperan poder adquisitivo con las paritarias 2019 luego una ostensible pérdida el año pasado.