Home  >   Economía   >   La inflación fue la menor en dos años, pero sigue alta en alimentos

La inflación fue la menor en dos años, pero sigue alta en alimentos

Fue de 2,02%, según el Indec. Menor en Córdoba: 1,84%. En ambos casos, fue la más baja desde que se desató la crisis a comienzos de 2018. Los servicios siguen congelados. Los alimentos volvieron a trepar por encima del indicador general y, en el ámbito local, acumulan un alza de 7,9% en el año

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) alcanzó en febrero pasado 2,02 por ciento en el país, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, en Córdoba se ubicó en 1,84 por ciento.
Se trata, en los dos casos, del porcentaje más bajo previo a la crisis de 2018, detonada por la disparada del dólar.
En ambos índices, fue el rubro Alimentos el que volvió a traccionar el indicador general, mientras que el resto de los rubros registró alzas menores, particularmente tarifas, y en algunos subas importantes pero que por su ponderación en el índice final no tuvieron mayor incidencia.
Como fuere, se percibe una desaceleración en la evolución de los precios, cuya dinámica ahora habrá que analizar en función del nuevo escenario económico planteado por el impacto del coronavirus. Es que éste ha generado consecuencias en los mercados financieros y una caída en el comercio mundial producto de la menor demanda.
En ese marco, ayer, el dólar minorista escaló en el país 50 centavos, el mayor movimiento desde que asumió Alberto Fernández. La evolución del tipo de cambio ha demostrado ser clave para la suba de precios en el país, por lo cual eventuales nuevos incrementos en la divisa ponen reparos sobre la sustentación en el tiempo de la desaceleración de la inflación.
Respecto a Córdoba, la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia informó que el IPC subió 1,84 por ciento, la menor alza desde marzo de 2018 cuando había alcanzado 1,74 por ciento. En paralelo, el registro de febrero implicó una baja sustancial respecto al porcentaje de enero, cuando subió 3,92 por ciento.
Así, en el primer bimestre escaló 5,84 por ciento y 48,81 por ciento en los últimos 12 meses.
Una vez más, fue el rubro Alimentos y bebidas el que más influyó en el aumento. Concretamente, ese ítem subió 2,96 por ciento en febrero. Fueron Alimentos consumidos en el hogar los que más subieron: 3,03 por ciento. Dentro de ese rubro, el subrubro Verduras aumentó 9,6 por ciento -claramente estacional-. Pero también hubo otras alzas importantes como en Azúcar y dulces, que trepó 8,08 por ciento.
De esta forma, Alimentos y bebidas aumentó 7,9 por ciento en el primer bimestre y 51,51 por ciento en el último año. Este rubro explicó 0,97 por ciento del indicador final de 1,84 por ciento, esto es prácticamente la mitad.
El resto de los ítemes subió igual o por debajo del índice general, salvo Indumentaria y calzado, que aumentó 3,78 por ciento en febrero, producto del incremento de Prendas de vestir, de 4,18 por ciento, y de Calzado, 3,34 por ciento.
En el año, ese rubro subió 5,49 por ciento y 54,58 por ciento en los últimos 12 meses.
Por su parte, Propiedades, combustible, agua y electricidad escaló 1,95 por ciento, pese al congelamiento de tarifas. En el primer bimestre, muestra un alza de 7,51 por ciento. Con todo, en el último año mostró una suba de 37,03 por ciento, muy por debajo del indicador general.
En paralelo, Equipamiento y mantenimiento del hogar registró una suba de 1,24 por ciento en febrero, 4,19 por ciento en el año y 50,45 por ciento en los últimos 12 meses.
En tanto, Enseñanza escaló 1,35 por ciento. Allí incidió la suba en Textos escolares, que llegó a 10,23 por ciento. En los primeros dos meses del año, este rubro aumentó 2,75 por ciento y 47,82 por ciento respecto a igual mes del año pasado.
Asimismo, Transporte y comunicaciones se incrementó 0,47 por ciento, 3,87 por ciento y 47,5 por ciento en febrero, en 2020 y en los últimos 12 meses, respectivamente.
En tanto, Salud tuvo un alza menor, de apenas 0,34 por ciento y de 0,51 por ciento en el bimestre. El congelamiento del precio de los medicamentos fue clave en ese período. En el último año subió, sin embargo, 56,71 por ciento.
Finalmente, Esparcimiento mostró una baja de 0,11 por ciento. Con todo, subió 6,05 por ciento en el año y 49,34 por ciento desde febrero de 2019.
Párrafo aparte para Bienes y servicios varios. Escaló 1,79 por ciento aunque, por su incidencia en el indicador general, prácticamente no se notó. Allí talló la suba de Servicios financieros de 10,11 por ciento.
Por lo demás, según datos de la Provincia de Córdoba, en febrero los bienes subieron 2,02 por ciento y los servicios 1,56 por ciento. La brecha se mantiene en el último año. Los bienes escalaron 53,62 por ciento y los servicios 41,83 por ciento, influenciados por el freno a la suba de tarifas.
En cuanto a la inflación núcleo, la suba fue de 2,14 por ciento, la de estacionales 4,82 por ciento y la de bienes y servicios regulados, 0,54 por ciento.

La suba para el Indec
Respecto a los datos del Indec, en el país la inflación fue de 2,02 por ciento, impulsada por Alimentos y bebidas, rubro que creció 2,7 por ciento.
De esta forma, en los doce últimos meses la inflación mostró un incremento de 50,3 por ciento, el acumulado más bajo en lo que va del último año, y siete puntos porcentuales por debajo del 57,3 por ciento registrado en mayo de 2019.
Por zonas, los precios de las regiones Pampeana y de Cuyo fueron los que más subieron, con un incremento de 2,3 por ciento; seguidas por el Noreste, 2,2 por ciento; mientras que el Gran Buenos Aires (GBA), la zona patagónica y las provincias del Noroeste marcaron un avance de 1,8 por ciento cada una.
El rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas, con un alza general de 2,7 por ciento, fue “la división con mayor incidencia en el nivel general en las distintas regiones”, precisó el Indec al difundir el IPC de febrero.
“En las subas se destacan verduras, tubérculos y legumbres”, precisó.
En la división por regiones, en el Noroeste fue dónde más subieron los Alimentos y bebidas, con un alza de 3,7 por ciento; seguido por Cuyo, con un incremento de 3,5 por ciento; y el Noreste, con un aumento de 2,9 por ciento.
En tanto, la región Patagónica cerró con un promedio de 2,7 por ciento en Alimentos y bebidas no alcohólicas, mientras que en las regiones Pampeana y del GBA los precios finalizaron febrero con alzas de 2,6 y 2,4 por ciento, respectivamente.
“Restaurantes y hoteles es la división que mostró mayor aumento a nivel nacional (3,1 por ciento), liderada por Comidas fuera del hogar. No obstante, en la Región NEA en esta misma división se observó una baja” apuntó el informe del Indec.
Entre los rubros que mostraron menos subas se ubicaron Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (0,6 por ciento a escala nacional) y los servicios relacionados con la Salud (0,4 por ciento).
Este último rubro, que marcó su menor avance en meses, fue “producto del acuerdo gubernamental con la industria farmacéutica y la estabilidad de precios de las prepagas, que se mantuvieron durante gran parte del mes de febrero”, sostuvo el Indec.
Por último, los productos ubicados en la categoría Estacionales -cuya demanda responde esencialmente a determinada época del año- fueron los que más subieron en febrero (2,5 por ciento promedio), impulsados los precios de “verduras, tubérculos y legumbres”.
Por su parte, los servicios y productos que integran la categoría Regulados -relacionados con los servicios públicos- subieron sólo 0,7 por ciento en promedio, por el congelamiento de tarifas dispuesto por el Gobierno nacional.
Por último, el denominado IPC núcleo en febrero avanzó 2,4 por ciento, en el segundo mes del año.