Home  >   Economía   >   La industria cayó 7,6% hasta julio y espera meses más complicados

La industria cayó 7,6% hasta julio y espera meses más complicados

Además, según el informe mensual de la Unión Industrial Argentina (UIA), en el transcurso de un año, el sector perdió 62.748 puestos de trabajo

La producción industrial cerró los primeros siete meses del año con una contracción interanual acumulada de 7,6% y espera meses más complicados por la “coyuntura macroeconómica”, según detalló un nuevo informe mensual del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA).
Específicamente en lo referido al mes de julio, la retracción interanual de todo el sector fue de 6,1% y cerca de 60% de los rubros presentó un desempeño negativo, siendo el más complicado el automotor, con una baja de 47,8%, precisó el documento sectorial difundido en la jornada de lunes.
Mientras tanto, en el séptimo mes de este año -siempre en comparación con igual período de 2018- el resto de los rubros percibió caídas de “manera más moderada”.

Así, la industria de metales básicos bajó 8,5% interanual; mientras que la metalurgia disminuyó 7,7%. Por su parte, la producción de minerales no metálicos se contrajo 2,6%; y sustancias y productos químicos, 2,2%. En tanto, las ventas del sector farmacéutico se retrajeron 6,3%.
Por su lado, “amortiguaron” la caída generalizada de la actividad la refinación de petróleo que creció 6,7% interanualmente; la producción de alimentos y bebidas con un resultado positivo de 6,1% (debido a la molienda oleaginosas); productos del tabaco tuvo un alza de 2,9% y el sector textil subió 1,7%.
Mientras, en relación al comercio exterior, el documento de la UIA indicó que las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) cayeron 17,8% debido a menores precios y cantidades. Las mayores retracciones en las ventas al exterior se percibieron en materias plásticas (-14,3%); material de transporte terrestre (-7,4%); y químicos y conexos (-6,1%). En cambio, se observaron alzas en las exportaciones de papel, cartón, imprenta y publicaciones (2,1%) y de caucho (9,4%). También con relación a la comercialización con otros países, el informe sectorial de la cámara que agrupa a todas las industrias argentinas precisó que las ventas de MOI a Brasil tuvieron una baja de 17,5% interanual.
Por el lado de las importaciones, los bienes de capital cayeron 25,3%, y las piezas y accesorios 4,6%.
Además, la UIA precisó que la contracción general de la actividad también se reflejó en una menor utilización de la capacidad instalada que se ubicó en julio en 58,7%.

En referencia a los puestos de trabajo, el informe detalló que en un mes (comparando julio con junio) se perdieron 1.817 empleos, mientras que en el transcurso de un año el número ascendió a 62.748.
También, el documento dio cuenta que las “elevadas tasas de interés siguen afectando la producción” y en este sentido se informó que “la tasa de Adelantos de Cuenta Corriente subió 1.460 puntos básicos en agosto y se ubicó en un promedio de 77,2%, alcanzando incluso valores más altos sobre fin de mes (88,2%)”.
Con esta radiografía de lo sucedido en la primera parte del año y ya advirtiendo de los efectos de la corrida cambiaria de agosto, la UIA alertó que “la incertidumbre financiera del último mes agravó la débil dinámica de la industria manufacturera local, producto del salto del tipo de cambio en casi 35% y de la suba de tasas de interés a niveles superiores a 80%”.
Así, las perspectivas sectoriales indicaron que “los sectores industriales que parecían haber encontrado un piso a su caída en los niveles de actividad productiva se verán afectados en los próximos meses por la coyuntura macroeconómica aún más complicada en términos de demanda y acceso al financiamiento”.

EMPLEO
Advierten de que creció el miedo a perder el trabajo

Casi la mitad de los trabajadores teme perder su empleo en la actualidad, mientras que en octubre de 2018 la proporción era de sólo un tercio, según datos de la encuesta que hizo una consultora privada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en las principales ciudades del país.
La investigación reveló que 20% de los trabajadores argentinos -es decir dos de cada diez encuestados- considera que tiene su empleo asegurado, seis de cada diez están preocupados por la economía y ocho de cada diez señalaron que la inflación es lo que más afecta su día a día.
La perspectiva a futuro, agrega el trabajo, alcanzó “el nivel más crítico respecto de las mediciones anteriores” porque siete de cada diez encuestados piensan que su situación económica en los próximos seis meses será regular o mala y casi cuatro de cada diez proyecta un mayor ajuste al consumo luego de las elecciones.
“Se observa una gran preocupación por los aspectos más urgentes, definiendo a un ciudadano impactado por la inflación que perjudica su economía familiar, sumado a una creciente amenaza de desempleo”, indicó Mariela Mociulsky, directora de Trendsity, la consultora que realizó la encuesta.
La ejecutiva agregó que también bajó “la preocupación por temas que han sido muy candentes durante el 2017 como la corrupción, la grieta y la inseguridad”.
El trabajo fue realizado en la primera semana después de las PASO, sobre un total de 450 casos.