Home  >   Economía   >   La economía cayó 11,5% en marzo, cuando comenzó la cuarentena

La economía cayó 11,5% en marzo, cuando comenzó la cuarentena

Es la mayor retracción de los últimos 11 años, de acuerdo con la información del Indec. En comparación con febrero, último mes en el que se desarrollaron con normalidad las labores, la contracción fue de 9,5%

El nivel de actividad económica retrocedió 11,5% durante marzo con relación a igual mes del año anterior, período en el que comenzaron a aplicarse las medidas de aislamiento social preventivo para morigerar el avance de la pandemia de coronavirus.
Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), para encontrar una retracción interanual similar es necesario remontarse a abril y mayo de 2009, cuando por el doble efecto de la protesta del campo por la discusión de la resolución 125, y las restricciones por la gripe A, se registraron bajas de 11,9% y 13,7% respectivamente.
El efecto del freno en la actividad aplicado a partir del 20 de marzo, se puede observar en la comparación con febrero. Así, según el Indec, la economía cayó 9,5% respecto del último mes en que se desarrollaron con normalidad las labores.
El retroceso acumulando en el primer trimestre del año llega así a 5,4% interanual.
De acuerdo con el detalle del reporte, en el tercer mes del año, sólo la distribución de agua, gas y electricidad cerró con un incremento interanual de 6,7%, mientras que todos los otros rubros presentaron bajas.
El sector de Agricultura y Ganadería, uno de los rubros productivos exceptuados de las restricciones por la cuarentena, bajó 8,1% interanual en marzo, mientras que la pesca retrocedió 48,6% y la explotación de Minas y Canteras lo hizo 3,1%.
Por su parte, la Industria Manufacturera bajó 15,5%; la Construcción, 46,5%; el Comercio mayorista y minorista, a pesar de estar exceptuados de las medidas de aislamiento los supermercados y tiendas de comidas, retrocedió 11,2%; y la Hotelería y restaurantes descendió 30,8%.
Con igual tendencia, el transporte bajó 14,8%; los Servicios Sociales y de la salud 9,3%; y la Intermediación financiera 4,1%, entre otros rubros.
Un informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP), divulgado el martes, estimó que la actividad económica comenzó su recuperación este mes, luego de la flexibilización de las medidas de aislamiento social aplicadas para combatir el coronavirus, por lo cual los indicadores de marzo y abril marcarían el “piso” de la caída.
“Todo indica que los cuarenta días comprendidos entre el 20 de marzo y fines de abril fueron el piso de la actividad económica y que en mayo, gradualmente, la producción se está reactivando. Diversos indicadores” como la mayor demanda de energía y de transporte “van en esa dirección”, destacó el documento del CEP, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo.
Hasta febrero pasado, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del Indec acumulaba una baja de 2,1 %, retroceso que se potenció en marzo con la puesta en marcha de las medidas de aislamiento social implementadas en la segunda quincena.
Para este año, por efecto de las medidas para combatir la pandemia, el Ministerio de Economía estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) retrocederá alrededor de 6,5%, luego de haber caído 2,2% el año pasado.
Con base en las mismas previsiones, el rebote llegaría el año próximo, con un avance de 3% en el nivel de actividad.
En el ámbito empresarial, en tanto, el dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey afirmó ayer: “Esta crisis es peor que la de 2001”, porque al problema económico local se suma la grave coyuntura internacional por la pandemia.

Pymes de economías regionales: 40% no pudo pagar salarios

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertó ayer sobre el hecho de que 40% de los productores de economías regionales no pudo hacer frente al pago total de los salarios de abril, debido al impacto de las medidas de aislamiento destinadas a morigerar la pandemia de coronavirus.
Según el detalle del trabajo, 48% de los productores realizó los trabajos de cosecha de manera parcial, mientras que 11% no pudo cosechar.
“La Covid-19 pegó fuerte en las economías regionales. En abril, los productores tuvieron serios problemas para trabajar con normalidad, comprar insumos, consensuar el valor del dólar, cobrar cheques, exportar, vender, pagar salarios y acceder a los programas oficiales”, explicó CAME.
Los datos corresponden a una encuesta realizada por la entidad entre 283 productores de 20 actividades de economías regionales.
Según el relevamiento, del universo de productores encuestados, 40% aseguró que no pudo abonar la totalidad de los salarios de abril a su personal, mientras que, de los que sí lo pudieron, 38,9% lo hizo con las ventas realizadas entre marzo y abril, y 37,4% con fondos propios.
En lo que respecta a los impuestos, 45% afirmó que durante abril no pudo afrontar la totalidad de las tributaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *