Home  >   Economía   >   La coparticipación sólo favoreció a Buenos Aires; Córdoba, penúltima

La coparticipación sólo favoreció a Buenos Aires; Córdoba, penúltima

Son datos al primer semestre. El principal distrito del país fue el único que terminó con saldo positivo en términos reales. Córdoba registró una caída del 7,2% aunque como Santa Fe y San Luis, influidos por restitución previa de fondos de Anses. No obstante, hubo un alza real para todas desde 2011

La Provincia de Buenos Aires fue la única en el país que obtuvo un aumento en términos reales de fondos coparticipables en el primer semestre. En ese marco, Córdoba se ubicó penúltima en el ranking, con una caída real del 7,2%, sólo superada por Santa Fe con una baja del 7,3%.
Los datos aparecen reflejados en un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) que aborda la evolución de los giros automáticos de la Nación a las provincias en los primeros seis meses del año.
De acuerdo al documento publicado por la consultora que conduce Nadin Argañaraz, en junio pasado el monto recibido por los distritos a través de la Coparticipación Federal superó los $158.674 millones, 46,6% por encima de los envíos registrados en el mismo período del año anterior.

Sin embargo, por efecto de la inflación, en términos reales se registró una caída media del 5,8%.
En el desglose provincia por provincia se advierte que el territorio gobernado por María Eugenia Vidal fue el más beneficiado. Los giros a ese distrito aumentaron 58,9% en términos nominales y 2,1% a valores constantes, según Iaraf.
Por su parte, en el resto de las provincias, la coparticipación creció entre 39,7 y 48,9% en términos interanuales.
En el caso de Córdoba, Santa Fe y San Luis, la caída en términos reales que experimentó la coparticipación y que fue mayor al resto de los distritos, obedeció a que esas provincias no forman parte del esquema de restitución anual de tres puntos porcentuales de la precoparticipación del 15% de Anses. Es que las tres provincias ya habían recibido la restitución plena de esos fondos en 2016 luego de un fallo de la Corte Suprema de Justicia que las favoreció y tras haber iniciado juicio contra la Nación por ese punto.
En ese marco, la caída porcentual de la coparticipación respecto al año pasado aparece más abultada que en el resto de los distritos que sí reciben un extra escalonado por los fondos oportunamente detraidos para Anses.

Según detalla el informe, desde enero de 2018 la coparticipación mensual contiene un envío por compensación a las provincias en un monto equivalente a la disminución efectiva de recursos resultante de la eliminación del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias y del destino de la recaudación total del Impuesto al Cheque a la Anses, de acuerdo al Consenso Fiscal firmado entre las provincias y el Estado nacional.
En junio de 2019 la compensación enviada a las provincias fue de $5.329,4 millones.
Un aspecto no menor a tener en cuenta este año, es que la provincia de
Buenos Aires comenzó a recibir envíos automáticos por compensación, de acuerdo a lo establecido en el inciso II.e del Consenso Fiscal. En junio, esa retribución alcanzó los $3.232,7 millones, lo que equivale al 61% de la compensación del consolidado de provincias. De hecho, sin la compensación a Buenos Aires, la coparticipación del conjunto de provincias habría registrado una caída real de 7,8%.
Analizando los valores acumulados al mes de junio de 2019, se aprecia que el consolidado provincial recibió $760.353 millones en concepto de coparticipación y leyes especiales. Dentro de estos envíos se encuentra la compensación fruto del consenso fiscal, que se ubicó en $33.539 millones.
El crecimiento registrado en el primer semestre del año fue de 51,1% en términos nominales, no obstante en términos reales la coparticipación habría caído 2% interanual.
Para analizar la evolución real de la coparticipación en los últimos meses, el documento considera que resulta útil dividir las provincias en tres grupos: Buenos Aires, CABA y las 22 jurisdicciones restantes.

En el caso de Buenos Aires no se evidencian caídas de la coparticipación en términos reales durante todo el período analizado. En el mes de junio se apreciaría un incremento real del 2,1% en los envíos por coparticipación.
CABA registró su primera caída en términos reales en el mes de abril de 2018. Sin embargo, registró una fuerte dispersión mes a mes. Claramente el análisis de lo ocurrido en esta jurisdicción tiene sentido cuando se acumulan los valores.
Respecto al resto de provincias, en el análisis mes a mes, el informe del Iaraf recordó que 2018 había cerrado con cuatro caídas en términos reales. El último dato de diciembre
reveló una merma de 8,7% real. En los primeros seis meses del corriente año la coparticipación continuó mostrando caídas en moneda constante, salvo en el mes de mayo que se apreció la primera suba del año en términos reales, de 3,8% interanual.

En cuanto al acumulado de los primeros seis meses del año, Buenos Aires encabeza el ranking de provincias con mayor crecimiento interanual (68,8%), seguida por un grupo de provincias que vieron crecer estos recursos por entre el 47,1% y el 51,8%, mientras que otro grupo de jurisdicciones vieron tasas inferiores al 44%.
Cuando se tienen en cuenta los efectos de la inflación sobre los envíos a provincias se observa que en el primer semestre del año Buenos Aires registró un incremento de 9,5% real. En el otro extremo, la coparticipación de Córdoba, Santa Fe y San Luis mermó alrededor de 7% interanual en términos reales. El resto de las jurisdicciones mostraron una caída entre el 1,6% y 4,6% real.

Evolución desde 2011
Finalmente, el Iaraf traza una evolución de los envíos a las provincias entre 2011 y este año.
Los datos muestran claramente que todos los grupos de provincias considerados evidenciaron una mejora respecto a ese año.

CABA fue la más beneficiada en esta comparación, con un incremento de 242% respecto a los envíos automáticos que recibía en 2011. Cabe recordar que la mayor parte del incremento en la coparticipación hacia esta jurisdicción se dio en el año 2016, de la mano del Decreto 194/2016 que incrementó su coeficiente de distribución en la coparticipación.
Luego, la provincia de Buenos Aires recibió en el primer semestre de 2019 envíos que a valores reales superan en un 41% los que obtenía al mismo período de 2011. La razón del mayor envío de fondos a la provincia se encuentra en el Consenso Fiscal de 2017.
Para el resto de las provincias, no obstante la variación negativa mostrada en la primera mitad de este año, también es cierto que se recibió en el primer semestre de 2019 una coparticipación 16% más alta en términos reales que la del primer semestre de 2011. La devolución gradual de la precoparticipación del 15% de la masa coparticipable, que será total el próximo año, jugó en este caso un rol clave para que en un contexto recesivo que erosionó la recaudación de impuestos clave para la conformación de esa masa a compartir entre Nación y provincias, estas últimas puedan recibir una masa de fondos superior a la de años recientes.