Home  >   Economía   >   Inflación en alimentos llegó a 4,18%, la más alta desde 2015

Inflación en alimentos llegó a 4,18%, la más alta desde 2015

El registro sólo tiene como antecedente la suba de 9,21% de diciembre de aquel año, al momento de la asunción de Macri. El indicador general escaló 3,16% y acumula un alza de 15,79% en el primer semestre. A diferencia de otros meses, los bienes subieron más que los servicios y la inflación núcleo fue récord

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) para la ciudad de Córdoba aumentó en junio 3,16 por ciento, el registro más elevado desde marzo del año pasado, y acumula en los primeros seis meses del año un alza de 15,79 por ciento, de acuerdo con datos informados por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.
El dato, de por sí preocupante, se torna aún más si se considera que buena parte del aumento llegó por la suba de Alimentos y Bebidas, rubro clave particularmente para determinar el límite de la indigencia al conformar la Canasta Básica Alimentaria.
Efectivamente, según datos oficiales, ese ítem subió en junio 4,18 por ciento.
Se trata del aumento más importante desde diciembre de 2015. En aquel momento -en coincidencia con la asunción de Mauricio Macri- la devaluación golpeó de lleno ese rubro, que aumentó 9,21 por ciento.
Desde entonces, nunca antes había escalado por encima de cuatro por ciento; incluso. sólo en dos meses -enero y mayo de 2016- perforó el nivel de tres por ciento.
Los números del contexto marcan a las claras la importancia de semejante registro.
La suba de Alimentos y Bebidas de junio fue traccionada por el subíndice de Alimentos consumidos en el hogar que trepó 5,03 por ciento.
Dentro de ese concepto, Aceites y Grasas subieron 13,29 por ciento; Pan y Cereales, 9,19 por ciento; Verduras y Legumbres, 8,3 por ciento, y Carnes y Derivados 5,48 por ciento.
En tanto, Lácteos y Huevos aumentaron 3,23 por ciento, mientras que Frutas registró una baja de 4,36 por ciento.
En el caso de las Bebidas, el alza fue de sólo 2,46 por ciento.

Más allá de la fortísima suba del rubro Alimentos, ese ítem aumentó en los primeros seis meses del año 15,48 por ciento, aún levemente por debajo del IPC. En tanto, en los últimos 12 meses escaló 27,02 por ciento.
El aumento de los Alimentos traccionó la denominada inflación núcleo, diferente de los bienes y servicios regulados o estacionales.
De esta forma, la núcleo llegó en junio a 3,74 por ciento, récord desde la primera devaluación de la era Macri e indicador clave que sigue el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en su política monetaria a la hora de fijar las tasas de interés de referencia.
La percepción de que la última devaluación aún no se trasladó plenamente a precios -en parte por la caída en las ventas- y de que las subas salariales de segunda generación podrían derivar en nuevas presiones inflacionarias, sugieren que el IPC podría cerrar el año por encima de 30 por ciento, tal como proyectan algunas consultoras a contramano del pronóstico oficial que aún mantiene una proyección en torno a 27 por ciento.

El resto de los rubros
Más allá de Alimentos y Bebidas, también hubo otros ítemes que registraron alzas importantes.
Así, Transporte y Comunicaciones aumentó 4,33 por ciento, producto del alza de 5,96 por ciento del Transporte Público.
El rubro acumula en el año una suba de 17,61 por ciento y de 35,7 por ciento en los últimos 12 meses.
En tanto, Salud aumentó 4,14 por ciento, traccionado entre otros puntos por incrementos de 8,68 por ciento en Seguros Médicos. De esta forma, Salud subió 12,58 por ciento en el año y 26,6 por ciento desde junio de 2017.
Por su parte, Equipamiento y Mantenimiento del Hogar aumentó 3,94 por ciento en junio, 12,47 por ciento en 2018 y 24,73 por ciento en los últimos 12 meses.
Asimismo, Indumentaria y Calzado ajustó 3,33 por ciento. Sin embargo, el alza acumulada sigue muy por debajo de la inflación: 12,89 por ciento en 2018 y apenas 17,32 por ciento desde junio del año pasado.
Por su parte, el rubro Esparcimiento subió 2,47 por ciento, 16,4 por ciento en el año y 22,69 por ciento en un año.
En ese marco, el rubro Turismo registró en junio una baja de 0,37 por ciento, en la previa a las vacaciones de julio.
En cuanto a Enseñanza, creció 1,32 por ciento, 14,24 por ciento en los primeros seis meses del año y 27,82 por ciento desde junio de 2017.

Bienes y Servicios Varios aumentaron 2,14 por ciento, 12,38 por ciento y 21,13 por ciento, según el período que se considere.
Párrafo aparte para Propiedades, Combustible, Agua y Electricidad.
Se trata del rubro que más traccionó al alza en los últimos meses y que, sin embargo, esta vez fue el más exiguo: apenas 0,82 por ciento de aumento. De todas formas, el ítem que incluye las tarifas de los diferentes servicios públicos acumula un alza de 19,27 por ciento en los primeros seis meses del año y de 41,21 por ciento en los últimos 12 meses, por lejos el rubro que más subió de todos los componentes que integran el IPC.
Finalmente, en la división entre bienes y servicios, los primeros subieron 4,27 por ciento en junio, 16,09 por ciento en el año y 27,05 por ciento en los últimos 12 meses.
En tanto, los servicios escalaron 1,67 por ciento en el sexto mes del año, 15,39 por ciento desde enero y 33,08 por ciento desde junio del año anterior, siempre según datos oficiales de la Provincia.

El aumento de la inflación minorista de junio volverá a disparar la denominada cláusula gatillo para los gremios estatales, según las condiciones de las paritarias acordadas oportunamente con el Gobierno provincial a comienzos de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *