Home  >   Economía   >   Herencia: el próximo gobernador deberá pagar deuda por más de $107 mil millones

Herencia: el próximo gobernador deberá pagar deuda por más de $107 mil millones

Es prácticamente la mitad de todos los ingresos previstos para este año en el Presupuesto. La mayoría es por amortización de capital. No se computan los vencimientos de 2019 por más de $15 mil millones porque los debe pagar el actual Gobierno. Tampoco deuda nueva por más de US$500 millones

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

El candidato a gobernador que triunfe en las elecciones del próximo 12 de mayo deberá afrontar el pago de deuda por 107.453,8 millones de pesos entre capital e intereses durante sus cuatro años de gestión.
El pasivo no incluye las amortizaciones y servicios que vencen este año y que alcanzan a 15.033,1 millones de pesos que -en rigor- deberá afrontar el actual gobernador cuyo mandato vencerá el próximo 10 de diciembre.
Para tener una noción de la magnitud del pasivo, corresponde a casi la mitad de los 221.025,5 mil millones de pesos de ingresos totales que la Provincia presupuesto para este año.
O a casi cuatro obras completas de gasoductos troncales en territorio provincial, o bien a ocho proyectos similares al cierre de la Avenida de Circunvalación.
En forma paralela, los vencimientos por delante equivalen a la totalidad de la deuda pública de la Provincia. Ese pasivo, alcanzaba al 31 de diciembre pasado a 103.137,6 millones de pesos, el 94,73 por ciento en dólares aunque convertido a pesos al tipo de cambio oficial. Obviamente, al momento de la conversión, el dólar estaba a 37,7 pesos por unidad, según datos de la Cuenta de Inversión 2018 informados por el Gobierno provincial.
Con el valor del dólar del viernes último a 42,8 pesos por unidad, el pasivo se disparó a 116.354,8 millones de pesos.

Los vencimientos de capital e intereses de deuda informados por la Provincia correspondientes al período 2019-2029 fueron tomados también con el tipo de cambio del Banco Nación del 28 de diciembre de 2018. Sin embargo, ajustados al nuevo valor de la divisa estadounidense, son 107.453,8 millones de pesos los que deberá afrontar el próximo gobernador.
El Gobierno provincial insiste en que la deuda está “calzada” y relativiza el peso de los vencimientos. En ese marco, recordó que al momento de afrontar los pagos del Boncor 2017 se logró refinanciar buena parte de ese volumen.
La referencia apunta al vencimiento de capital por casi 50 mil millones de pesos que opera en 2021. Se trata de uno de los títulos de deuda que el gobernador Juan Schiaretti emitió tras la salida del default y reapertura de los mercados y que amortiza capital al cierre.

Al igual que con el Boncor, la Provincia confía en que la situación de los mercados será favorable para entonces y podrán refinanciar esos vencimientos con la emisión de nueva deuda. Hoy esa chance sería inviable. Por lo pronto, no hay posibilidades de afrontar semejante pago y -si se quisiera emitir otro bono para cubrir esa obligación- la Provincia debería convalidar una tasa muy por encima del 7,125 por ciento en dólares que pagó entonces.
Por lo demás, el Ejecutivo recuerda que la deuda tomada sirvió precisamente para avanzar con obras claves que, de otra manera, hubiese sido imposible de afrontar, como los propios gasoductos o la Circunvalación y también el cierre de Altas Cumbres, todos proyectos que originalmente incluían una aporte del Gobierno nacional en diferentes porcentajes. Esos fondos nunca llegaron o fueron desembolsados en cuentagotas como el caso de la autovía Córdoba-Río Cuarto.

El peso de la deuda
De acuerdo con los datos informados por el Ministerio de Finanzas, este año la Provincia deberá pagar 8.749,8 millones de pesos de intereses y 4.787,6 millones de pesos de amortizaciones.
Sin embargo, en el primer caso, más de 7.300 millones de pesos son vencimientos en dólares convertidos a pesos a un valor de 37,7 pesos por divisa. Serían al fin 194,2 millones de dólares que, a un tipo de cambio de 42,8 pesos, tal como cerró el viernes, llegarían a 8.312,3 millones de pesos. Sumados a los 1.427,1 millones de pesos de vencimientos de intereses en moneda nacional totalizan los 9.730,4 millones de pesos ya mencionados.
En tanto, las amortizaciones para 2019, con la actualización al tipo de cambio mencionado, llegan a 5.302,7 millones de pesos. En total serán entonces 15.033,1 millones de pesos que el gobernador Juan Schiaretti deberá afrontar este año.

Pero como la mayoría del pasivo está en dólares, habrá que ver cuál será el valor de la divisa al momento de los pagos para saber finalmente el valor de cada desembolso.
En tanto, para quien gobierne la Provincia a partir del 10 de diciembre próximo, los vencimientos no serán menos pesados. En 2020 deberán pagarse casi 19 mil millones de pesos entre capital e intereses. En tanto, en 2021 la cifra rozará 60 mil millones de pesos con el vencimiento de capital del bono internacional a 7,125 por ciento como el más oneroso.
Asimismo, en 2022, el pago total será de casi 16 mil millones de pesos y en 2023 de poco menos de 15 mil millones de pesos, siempre tomando como referencia el valor del dólar a la fecha. Está claro que es valor de la divisa no se mantendrá en este nivel con el correr de los meses. Ni qué hablar de los años por venir.
En todo caso, desde el Gobierno provincial insisten en aclarar que hay que ver cómo evolucionan los ingresos en los períodos en consideración, esto es si lo hacen por encima o por debajo de la dinámica que muestre la divisa estadounidense.

Nueva deuda
Pero el pasivo tomado como referencia con base en los datos informados por Finanzas al 31 de diciembre pasado aún tiene recorrido por delante.
A esa fecha todavía no se habían computado créditos claves como son los fondos kuwiatíes de Abu Dhabi y de la ex Corporación Andina de Fomento (CAF). Esas entidades financiarán un total de 13 acueductos valuados en 537,4 millones de dólares. Parte de esa inversión se fondeará con recursos propios de la Provincia.
A esos proyectos hay que sumarle las denominadas escuelas Pro-A y diferentes hospitales en el interior y capital que se financiarán con créditos del BBVA y del Deutsche Bank además de la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD).
Ese paquete supone unos 400 millones de dólares que, al tipo de cambio actual, equivalen a unos 17.120 millones de pesos extra.
Con todo, a diferencia de la emisión de títulos de deuda, hoy completamente vedada a tenor de las altísimas tasas que el país y en este caso Córdoba debería convalidar, esos créditos tienen un interés ciertamente bajo y son a largo plazo. Por ejemplo, el fondeo kuwaití será por 60 millones de dólares a una tasa de tres por ciento anual y a 24 años de plazo con cuatro de gracia. Recién comenzará a devolverse en 2023.

Desembolso
De acuerdo a datos informados por el Gobierno provincial, en 2018 se erogaron un total de más de siete mil millones de pesos entre capital e intereses. Las amortizaciones alcanzaron a 1.515,3 millones de pesos mientras que los servicios de deuda y comisiones ascendieron a 5.642,02 millones de pesos, siempre según los datos oficiales.

La deuda creció 669,4% desde que asumió Schiaretti
El pasivo provincial pasó de 15.122,25 millones de pesos en noviembre de 2015, previo a la asunción del gobernador Juan Schiaretti, a 116.354 millones de pesos a la fecha, esto es 669,4 por ciento más que aquel período base.
El aumento exponencial del pasivo se debió principalmente a la toma de nueva deuda en dólares y, en forma paralela, a la fortísima devaluación que golpeó al pasivo nominado en divisas estadounidenses.
Cuando asumió Schiaretti, el 65,42 por ciento de la deuda estaba en dólares. Hoy, ese porcentaje supera el 95 por ciento, luego de tomar numerosos créditos en divisas además de emitir diferentes títulos en el mercado externo.
El 9 de diciembre de 2015, el día previo a la asunción de Mauricio Macri como presidente y de Schiaretti como gobernador, el dólar se ubicaba en 9,82 pesos. Desde entonces y hasta hoy, la suba de la divisa fue de 334,5 por ciento.
El aumento, contundente, se ubica sin embargo a mitad de camino respecto del incremento que registró la deuda provincial en el mismo período. El alza extra que mostró el pasivo se debió precisamente a la toma de nuevo endeudamiento, entre bonos y crédito externo.
La Provincia insiste en que toda la deuda que se tomó fue para afrontar el ambicioso plan de obras iniciado oportunamente y recuerda las promesas incumplidas del Gobierno nacional de pagar parte de las obras claves hoy en desarrollo.

Por lo demás, la deuda mencionada no incluye el pasivo de otros organismos descentralizados como el caso de la EPEC tras la emisión de un bono por 565 millones de dólares para financiar la construcción de la central Bicentenario.
Ese título se terminará de pagar en febrero del año próximo y aún tiene un valor residual de 96,37 millones de dólares. Sin embargo, cada cuota se paga con el valor reconocido por Cammesa por la venta de energía de esa central. Con todo, EPEC también emitió otro bono por 100 millones de dólares cuyo pago aún está pendiente.
La empresa tiene un elevado déficit financiero por lo que la Provincia es garante de esos pagos.
Finalmente, el Banco de Córdoba tiene colocados créditos por más de cinco mil millones de pesos entre contratistas cuyo repago depende en parte de la cancelación de certificaciones de obra pendientes por parte de la Provincia.