Home  >   Economía   >   Gobierno prorroga algunos beneficios, pero aún no definió qué pasará con la exención del IVA en los alimentos

Gobierno prorroga algunos beneficios, pero aún no definió qué pasará con la exención del IVA en los alimentos

PRECIOS. El Gobierno analiza medidas para evitar la escalada inflacionaria.

La medida que redujo a cero la alícuota de ese tributo concluirá mañana. De no extenderse, puede generar un alza de 21% en los precios de los artículos de primera necesidad

El 1 de enero habrá concluido la medida de excepción que redujo a “cero” la alícuota del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los alimentos de primera necesidad que impulsó el ex presidente Mauricio Macri en agosto, luego del revés sufrido en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). La resolución tenía el objetivo de que la devaluación post PASO no afectara tanto los bolsillos de las personas de menores recursos.

Si el Gobierno no prorroga la medida, una de las posibilidades que dejaron trascender algunas fuentes oficiales desde Casa Rosada, podría generarse el próximo jueves un incremento de 21% en los precios de los artículos de primera necesidad que conforman esa canasta.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Productivo sigue analizando algunas opciones y negociando con algunos empresarios formadoras de precios, tratando de que el impacto sobre estos sea el menor posible, sobre todo en el caso de los sectores más postergados, para quienes -según indicaron fuentes oficiales- las necesidades serán atendidos mediante tarjetas de compra de alimentos.

Los economistas cercanos a Fernández han sido críticos de la reducción del IVA “a cero” en los alimentos de primera necesidad, debido a que al ser de alcance generalizado beneficiaba tanto a los sectores más pobres como a los más ricos.
Los productos con IVA cero son pan, leche, aceite de girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido, té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogur y azúcar.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anticipó que en los primeros días de 2020 comenzarán a distribuirse las tarjetas de compra en el conurbano bonaerense, luego de que se repartieran las primeras en la localidad entrerriana de Concordia.
La tarjeta tiene un monto de $4.000 para la madre con un hijo menor de seis años, y de $6.000 para quienes tengan dos o más hijos menores a seis años, explicó Arroyo en los medios.
Respecto de la implementación de la tarjeta que tuvo su primera prueba en Concordia, Entre Ríos, aseguró que “no tiene un impacto fiscal adicional” y agregó: “No estamos usando los fondos de la Anses, sino que reorganizamos la propia partida presupuestaria del Ministerio”.
Mientras tanto, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, mantuvo reuniones con supermercados y puso bajo observación los aumentos de precios que registraron estos alimentos esenciales que, a pesar de la quita de 21% del IVA, aumentaron tanto o más que la inflación promedio.
El otro inconveniente que generó el “IVA cero” -según explicaron- fue la acumulación de crédito fiscal en favor de los comerciantes que están en el final de la cadena de comercialización debido a que ellos pagan el impuesto al comprar las mercaderías, pero no lo pueden recuperar cuando las venden ya que se había suspendido la aplicación.
Por una resolución, se estableció que esos créditos se compensarán con el pago de otros gravámenes, pero de acuerdo a la medida dictada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) el procedimiento se podrá hacer efectivo en febrero.

Para completar el panorama de los precios, el 7 de enero se tendría que renovar el programa Precios Cuidados que incluye 550 productos. Kulfas y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, les pidieron a las empresas que vuelvan a incluir primeras marcas.

Prorrogan el plan Ahora 12

En tanto, Desarrollo Productivo decidió extender hasta el 31 de marzo la vigencia del plan de compras en cuotas “Ahora 12” y otros similares, con las mismas condiciones que las vigentes, según informaron ayer fuentes de esa cartera.
En esos 90 días “se va a hacer una revisión en lo que se espera sea un contexto de mejora de la macroeconomía”, agregaron las fuentes, quienes destacaron que “se va a hacer hincapié en que el beneficio alcance principalmente a los productos de origen nacional”. Todos estos planes de pagos con tarjetas de crédito en cuotas iguales vencían hoy.

Con el programa “Ahora 12”, y similares, que llegan hasta 18 cuotas, los consumidores pueden adquirir los productos a un interés muy bajo o directamente sin él, si el comercio absorbe los 20 puntos de tasa acordados en el gobierno anterior.

Los rubros comprendidos por el plan son: línea blanca, indumentaria, calzado y marroquinería, materiales y herramientas para la construcción, muebles, bicicletas, motos, turismo, colchones, libros, anteojos, artículos de librería, juguetes y juegos de mesa, teléfonos celulares 4G, neumáticos, accesorios y repuestos para autos y motos, artefactos de iluminación, televisores, balnearios, pequeños electrodomésticos y perfumería.

Extienden 30 días el beneficio para los deudores hipotecarios UVA

El Banco Central acordó con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación extender durante enero los beneficios para compensar el aumento en las cuotas de los tomadores de créditos hipotecarios ajustables por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA).
El beneficio tenía fecha de vencimiento el 31 de diciembre, e implica el mantenimiento de la cuota al valor de agosto 2019, precisó la entidad monetaria en un comunicado.
La medida fue dispuesta en septiembre pasado por un plazo de cuatro meses, en el marco de la crisis económica que atraviesa el país.

El Central añadió que, en vistas de lo establecido por el artículo 60 de la ley 27.541, “se conformará una comisión para evaluar el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos ajustables por UVA para la adquisición de viviendas, sus consecuencias sociales y económicas, atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor”.