Giordano ratificó que no está asegurado el normal pago de sueldos y jubilaciones

El ministro de Finanzas dijo que la cancelación de esas erogaciones dependerá de la evolución de la recaudación y la ayuda que envíe la Nación. Tampoco descartó de plano la emisión de cuasimonedas. El funcionario participó de una reunión virtual de la comisión de Economía en la Legislatura que hoy aprueba la emisión de bonos a proveedores

El ministro de Finanzas,, Osvaldo Giordano, mantuvo ayer la incertidumbre respecto al normal pago de sueldos y jubilaciones de abril por parte del Gobierno de Córdoba al tiempo que tampoco descartó la emisión de cuasimonedas como una alternativa de última instancia.

La posición del funcionario quedó reflejada ayer en el marco de la reunión virtual  de la Comisión de Economía, Presupuesto, Gestión Pública e Innovación en la Legislatura provincial.

Las afirmaciones de Giordano fueron confirmadas a Comercio y Justicia por el legislador Orlando Arduh, titular de la bancada de Juntos por el Cambio.

Promos Naranja

En rigor, la presencia de Giordano en ese ámbito fue para explicar detalles de los proyectos de Ley referidos al otorgamiento de garantías por parte de la Provincia a micro, pequeñas y medianas empresas, y a la emisión de títulos de deuda para pago a proveedores del Estado provincial, en el marco de medidas para enfrentar la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus.

Ambos proyectos serán tratados en la sesión de hoy de la Unicameral, la primera sesión virtual de la historia de ese cuerpo.

Sin embargo, la ocasión fue aprovechada por legisladores de la oposición para consultarle al ministro sobre la actual coyuntura y sobre un tema urgente como es el normal pago de sueldos y jubilaciones de abril.

En ese marco, el funcionario confirmó datos respecto a la caída de la recaudación en términos reales en marzo y que las proyecciones para abril podrían incluso mostrar números aún más negativos.

En ese contexto, es clave un refuerzo de partidas por parte del Gobierno nacional para poder hacer frente a la coyuntura. Hasta ahora, la Nación giró a Córdoba Aportes del Tesoro Nacional (ATN) por 528 millones de pesos en una primera instancia y otros 1.751 millones de pesos la semana pasada. La Provincia coparticipa con municipios y comunas parte de ese monto. Así, le quedan netos menos de 2 mil millones de pesos, monto que lejos está de poder neutralizar una merma en los ingresos corrientes que el Ejecutivo estima en por lo menos 5 mil millones de pesos en abril, tal como lo anticipó ayer Comercio y Justicia.

Pero ese monto es apenas una proyección, incluso de mínima. Podría ser mayor, todo es incierto en el marco de una dinámica que hay que monitorear día a día.

Fue con ese horizonte que el ministro Giordano admitió ayer que hoy nada pueda asegurarse. Incluso obligaciones básicas como el pago de sueldos y jubilaciones.

Tampoco descartó la posible emisión de cuasimonedas como forma de dotar de liquidez al Estado en esta parada.

Es que la erogación bruta mensual que esa exigencia requiere, suma más de 12 mil millones de pesos, más de la mitad de la recaudación total que la Provincia espera recibir en el mes en curso que ni siquiera llegaría a 19 mil millones de pesos.

Por lo pronto, hasta ayer, no había noticias respecto a eventuales refuerzos desde el Gobierno nacional a los fondos ya girados en concepto de ATN. No obstante, la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, dijo en las últimas horas que, de ser necesario, Nación iba a adelantar recursos de los 60 mil millones de pesos totales que se destinarían a las provincias. Hasta ahora se desembolsaron 27 mil millones de pesos.

En tanto, están disponibles créditos del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial por otros 60 mil millones de pesos. Esos préstamos deben devolverse en 36 cuotas con un período de gracia y a una tasa del 24 por ciento anual.

Según pudo confirmar anoche este medio, la Provincia no hizo aún uso de esa opción. Pero, como dijo Giordano, todo el resuelve día a día.

“Podemos entender la situación actual pero el Gobierno debería asumir su responsabilidad por haber llegado a este momento límite”, dijo el legislador Arduh en relación a la coyuntura crítica.

El ministro Giordano insistió en que la caída de la recaudación no tiene precedentes, al punto de poder incluso superar el quiebre de 2002. 

Al respecto, insiste en que la crisis lleva ya dos años y que la baja de la recaudación desde el momento previo a la debacle, ya suma más del 25 por ciento en términos reales. En números, la Provincia recaudó en marzo 20.122 millones de pesos. Si la dinámica hubiese acompañado la inflación de los últimos dos años, los ingresos deberían haber sido 7.200 millones de pesos superiores a esa cifra. Traducido en hechos, más de la mitad de una nómina salarial mensual bruta. 

Con todo, la idea en el fondo es atender en tiempo y forma todas las obligaciones y en todo caso avanzar con el recorte en salarios más altos cuyo tenor por ahora se mantiene bajo siete llaves.

En cuanto a los proyectos a tratar en la sesión de hoy, uno ratifica el decreto que dispone el otorgamiento por parte de la Provincia de Córdoba, de avales, fianzas o cualquier otro tipo de garantía a favor de empresas consideradas mipymes.

En tanto, el otro autoriza al Poder Ejecutivo provincial a crear un Programa Global de Emisión de Títulos de Deuda destinados a la cancelación de obligaciones contraídas con proveedores y contratistas del Sector Público Provincial no Financiero.

La sesión de hoy será inédita. El cónclave será encabezado por el vicegobernador Manuel Calvo y se concretará por teleconferencia desde la sede del Poder Legislativo. Participarán la totalidad de los legisladores, cada uno desde el lugar en el que se encuentre cumpliendo con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, según se informó.

Recaudación a pique, según Iaraf

La recaudación tributaria nacional entre el primero y el 12 de abril pasado cayó 28,3 por ciento en términos reales, según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

El informe destacó la evolución negativa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Ganancias, dos tributos claves por su aporte a la recaudación total pero también porque son coparticipables.

Al respecto, el IVA mostró una merma real de 27,9 por ciento a pesar de que subió 5,6 por ciento nominalmente, mientras que la recaudación por Ganancias se desplomó 59,7 por ciento en el comienzo del mes en curso producto de una contracción nominal de 41 por ciento..

En el mismo sentido, los recursos por Ingresos Brutos (IIBB), que representan 75 por ciento de los ingresos de las provincias, disminuyeron 17,7 por ciento respecto a abril de 2019.

En ese marco, la caída real de la recaudación de las provincias alcanza a 58,7 por ciento, según el informe.