Home  >   Economía   >   Ganancias: mínimo y deducciones subieron pero tributan más jubilados

Ganancias: mínimo y deducciones subieron pero tributan más jubilados

En enero hubo 35.276 retenciones por 4.791 pesos promedio. En diciembre, los alcanzados habían sido 33.455 pero que pagaron 6.158 pesos en promedio. En el último mes hubo subas de algunos haberes y se pagó el bono que otorgó la Provincia a activos y jubilados

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

Los cambios en el impuesto a las Ganancias que desde enero pasado registraron una suba de 28,29 por ciento en el mínimo no imponible, deducciones y escalas, incidieron en una baja en las retenciones por el pago de ese tributo entre los jubilados provinciales pero no así en el número de éstos alcanzados que, lejos de disminuir, aumentaron entre diciembre y enero pasados.
Concretamente, según datos incluidos en el Informe Estadístico de la Seguridad Social de enero difundido por la Caja de Jubilaciones, en el primer mes del año hubo 35.276 pasivos alcanzados por Ganancias, cuando en diciembre fueron 33.455.
En tanto, en enero del año pasado los jubilados retenidos alcanzaban 26.559. El aumento llama la atención. Es que la suba del mínimo no imponible, deducciones y escalas hacía suponer una disminución del número de alcanzados. La explicación habría que buscarla en los aumentos que operaron en enero, entre ellos a exagentes del Banco de Córdoba. También ese mes se pagó el bono que el Gobierno provincial acordó con los activos como parte del cierre de la paritaria 2018. En el caso de los jubilados, ese plus fue de 4.100 pesos, en todos los casos por única vez y de carácter no remunerativo.
De acuerdo con datos de la Caja, ese extra fue percibido por 84.293 beneficiarios (81,2 por ciento del total del sistema) y representó un costo adicional para el organismo previsional de 320,3 millones de pesos. De ser así, ya en febrero debería reducirse la cantidad de jubilados alcanzados por Ganancias. Con todo y luego de los aumentos que recibirán en el año -en febrero el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) ya acordó un alza de 5 por ciento, que también irá a jubilados-, el número de pasivos obligados a pagar el tributo volverá a crecer y se neutralizará la baja inicial, tal como ocurrió en años anteriores desde que se instrumentó el aumento automático anual del tributo.

De todas formas, las subas de 28,29 por ciento en el mínimo no imponible, deducciones y escalas sí incidió para que el monto promedio retenido disminuyera respecto a diciembre.
Según los datos oficiales compendiados por Comercio y Justicia, en enero la retención promedio fue de 4.791 pesos y el promedio -cifra equidistante entre la retención más alta y la más baja- fue de 1.982 pesos. En el primer caso, el monto fue 22,19 por ciento menor que el retenido en diciembre; en el segundo, la baja fue de 35,93 por ciento. En tanto, si se los compara con enero del año pasado, el pago promedio fue 28,92 por ciento mayor en 2019 y 26 por ciento si se considera el promedio.
Así, la incidencia del pago medio sobre la jubilación promedio de enero pasado, que alcanzó 40.040 pesos, fue de 11,96 por ciento. Un año atrás había sido de 12,61 por ciento cuando la prestación promedio era de 29.458 pesos. En tanto, en diciembre había alcanzado 15,64 por ciento, con una jubilación promedio de 39.363 pesos.

Al igual que los jubilados alcanzados, se supone que las retenciones sobre las prestaciones irán en aumento a medida que se incrementen los haberes de los pasivos con el correr de los meses. De cualquier forma, la suba del mínimo no imponible, deducciones y escalas surtió el efecto esperado en una primera instancia. La jubilación promedio subió 35,92 por ciento en un año mientras que la retención se incrementó 28,92 por ciento en el inicio del año. Si bien los datos informados corresponden a la Caja de Jubilaciones, bien pueden traspolarse a los empleados públicos provinciales en general toda vez que la denominada tasa de sustitución -esto es, lo que cobran los jubilados respecto al haber de un activo- permite equiparar las retenciones de Ganancias de los pasivos con los empleados activos de la Provincia.
En cualquier caso, el panorama dista de ser el que regía en 2015, previo a la asunción de Mauricio Macri y los cambios aplicados en la Ley del Impuesto a las Ganancias. En ese año tributaban 11.485 jubilados provinciales pero la retención promedio era de 7.505 pesos. Con un haber promedio de 17.062 pesos, Ganancias se llevaba 43,98 por ciento de la prestación.

Magistrados y bancarios
Por lo demás, en enero la Caja pagó incrementos a pasivos de diferentes sectores, entre ellos magistrados y funcionarios del Poder Judicial y ex agentes del Banco de Córdoba.
En el caso de los primeros, la suba de 10 por ciento benefició a 1.437 pasivos que recibieron un aumento promedio de 13.200 pesos. De esta forma, el haber medio del sector llegó a 145.263 pesos. Para la Caja, implicó una erogación extra de 19 millones de pesos mensuales. En la misma línea, los presidentes y vocales jubilados del Tribunal de Cuentas pasaron a cobrar 170.065 pesos, en tanto que los ex funcionarios del Tribunal perciben ahora 153.004 pesos. Asimismo, el personal técnico administrativo de la Justicia (personal superior) logró un haber promedio de 89.627 pesos. Se trata de 193 pasivos. Finalmente, los 1.029 beneficiarios jubilados como personal técnico administrativo de la justicia ahora perciben 60.120 pesos mensuales.
En cuanto a los ex agentes del Banco de Córdoba, el aumento impacta en 4.381 beneficiarios que recibieron un extra promedio de 6.740 pesos y llevaron la prestación promedio a 64.530 pesos. El gasto mensual para la Caja se incrementó en 29,5 millones de pesos.