Home  >   Economía   >   Fusión Fiat-Renault sin impacto inmediato en Córdoba; siguen las suspensiones

Fusión Fiat-Renault sin impacto inmediato en Córdoba; siguen las suspensiones

La posible fusión entre las automotrices Fiat y Renault, anunciada ayer por la terminal italiana, no tendrá impacto inmediato a escala global y muchos menos en los planes de ambas terminales en sus plantas ubicadas en la ciudad de Córdoba.
El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por fuentes de ambas automotrices y del sector gremial.
De hecho, el panorama actual es ciertamente complejo y nada hace suponer que vaya a cambiar en lo inmediato, mucho menos aún con el anuncio de fusión.
Concretamente, Fiat seguirá en junio son suspensiones todos los lunes y viernes. En tanto, Renault, aunque aún no informó oficialmente el cronograma, también incluirá paradas. Según trascendió, los pedidos del área comercial son muy inferiores al ritmo de producción actual por lo que se descuenta que habrá suspensiones en una cantidad de días aún no determinados.
El comunicado de Fiat
El panorama de ambas automotrices fue consultado ayer por Comercio y Justicia luego de que, a primera hora, la firma italiana comunicó un “proyecto de fusión” con su homólogo francés Renault para crear el tercer grupo mundial del sector, un anuncio celebrado por los inversores y el gobierno francés.

Según la propuesta de Fiat-Chrysler (FCA) a Renault, el nuevo grupo sería propiedad a 50% de los accionistas del ítalo-estadounidense y a 50% de los de Renault.
Las acciones cotizarían en Nueva York y Milán, explicó FCA en un comunicado. Según FCA, la fusión crearía el tercer grupo automovilístico del mundo, con ventas anuales de 8,7 millones de vehículos y “una fuerte presencia en regiones y segmentos clave”.
El gobierno francés es “favorable” a esta alianza, pero “es necesario que las condiciones de la fusión sean a la vez favorables al desarrollo económico de Renault y evidentemente a los empleados de Renault”, afirmó ayer la portavoz Sibeth Ndiaye.
FCA subrayó por su parte que esta unión daría lugar al tercer grupo mundial con ventas anuales de 8,7 millones de vehículos y una “fuerte presencia en regiones y segmentos clave”.
La gama de producción de ambos grupos es “amplia y complementaria, y daría una cobertura completa al mercado, desde el lujo hasta el segmento gran público”, añadió.

FCA y Renault producen automóviles de rango intermedio y populares, por lo que podrían compartir sus diferentes desarrollos tecnológicos, sostienen los especialistas.
Renault podría aportar su tecnología para el desarrollo de motores eléctricos.
Por parte de FCA, su aporte sería su cuota en el mercado norteamericano y sus vehículos todo terreno y pick up.
Según FCA, la fusión generaría sinergias anuales superiores a 5.000 millones de euros, que se añadirían a las ya existentes en el marco de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.
En tanto, según una fuente informada, el anuncio inminente sería el resultado de unas “conversaciones que empezaron con Carlos Ghosn”, el ex
presidente del fabricante francés, investigado en Japón por presuntas malversaciones financieras. Ghosn fue arrestado a finales de noviembre en Tokio, lo que dio lugar a una crisis entre Renault y su aliado japonés Nissan, que estaba detrás de las revelaciones que desencadenaron la investigación.

El proyecto de FCA sobre la fusión con Renault deja “la puerta abierta a Nissan” para integrarse en la operación, según otra fuente.
Con sus aliados Nissan y Mitsubishi, Renault representa el primer grupo automovilístico mundial en término de volumen de ventas, con casi 10,76 millones de unidades vendidas el año pasado, por delante de Vokswagen (10,6 millones) y Toyota (10,59 millones).
Si se añaden los volúmenes de Fiat-Chrysler, la alianza se distanciaría claramente de sus rivales hasta unos 16 millones de vehículos.
Por otro lado, una alianza franco-ítalo-estadounidense cambiaría profundamente la relación de fuerzas en el seno de la unión Renault-Nissan-Mitsubishi, reforzando la parte francesa.
Renault ha presionado en las últimas semanas para una alianza fortalecida con Nissan, a través de la creación de un holding 50-50 que sostendría a las dos compañías. Los japoneses rechazaron categóricamente este plan, diciendo que no tenía en cuenta su peso mayor que el de Renault.
Renault (con marcas como Dacia, Lada, Alpine) vendió el año pasado 3,9 millones de vehículos, Nissan 5,65 millones y Mitsubishi Motors 1,22.
FCA , que tiene 13 marcas (incluyendo Jeep, Alfa Romeo, Dodge, Ram o Ferrari), ha vendido 4,8 millones de vehículos en 2018. Atraviesa dificultades en Europa, entre otras causas por su retraso en desarrollar vehículos “limpios”, está desde hace semanas en el centro de los rumores sobre un posible acercamiento.