Home  >   Economía   >   Estatales lanzan paros y jaquean el “prolijo” cierre fiscal de la Provincia

Estatales lanzan paros y jaquean el “prolijo” cierre fiscal de la Provincia

El SEP dispuso paralizar tareas por 48 horas hoy y el lunes. La UEPC resuelve medidas el lunes en asamblea general. Un bono de fin de año de $2.000 para todos los agentes públicos tendría un costo fiscal de $200 millones y casi $400 millones si se amplía a jubilados. El gobierno insiste en que las paritarias recién se abrirán en enero. Subsisten las dudas por los verdaderos alcances del acuerdo con los policías y su impacto en las cuentas públicas.

El Sindicato de Empleados Públicos (SEP) lanzó ayer un paro de 48 horas y la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC) resolverá el lunes eventuales medidas para el cierre del ciclo lectivo, en el marco del reclamo por una recomposición salarial de emergencia y a tenor del aumento otorgado al personal policial tras el autoacuartelamiento que protagonizaron en las últimas horas.

Paralelamente, el gremio de Judiciales dispuso profundizar el plan de lucha luego de rechazar ayer un aumento de 15 por ciento desde enero, dispuesto por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) (ver página 13A).

En principio, el Ejecutivo provincial no prevé otorgar un plus para el cierre del año y apunta a sostener la estrategia de iniciar paritarias a mediados de enero para acordar eventuales aumentos con los sueldos de febrero, tal el acuerdo alcanzado para el año en curso.

Con todo, el incremento obtenido en las últimas horas por los policías sumó argumentos a los gremios estatales respecto al reclamo que ya venían manifestando sobre una recomposición salarial de urgencia a tenor de la dinámica de la evolución de los precios. Los sindicatos interpretan que los acuerdos salariales logrados a comienzos de año, quedaron desfasados por la inflación.

Ahora, tras el logro de los policías, el reclamo aparece renovado.

La Provincia insiste en que no habrá aumentos de emergencia para el resto de los sectores y que las partes se sentarán a negociar en pocos días, la nueva pauta para 2014.
Como fuere, las estimaciones originales de la Provincia ya deben ser corregidas.

Para el cierre del ejercicio 2013 se estimaba un ahorro corriente de 3.370 millones de pesos.

En tanto, el proyecto de Presupuesto 2014, que aún debe aprobarse en segunda lectura, prevé un superávit corriente de 5.425 millones de pesos.

En esa línea, el aumento al personal policial obligaría a corregir partidas para el cierre de este año.

Por lo pronto, con números globales, los 23 mil agentes de seguridad cobrarán dos mil pesos no remunerativos en diciembre. El costo fiscal de esa suba será de 46 millones de pesos.

En tanto, ese mismo monto se repetirá en enero.

Ya desde febrero, las interpretaciones son diversas. Ayer, fue imposible obtener una versión oficial de los alcances del punto dos del acta acuerdo firmada con los policías, respecto del nuevo haber básico.

El hermetismo es tal que este medio se comunicó con una fuente que debería estar bien al tanto del tema y que sin embargo no pudo echar luz.

En tanto, el legislador radical Rodrigo de Loredo proyectó un eventual costo fiscal en dos escenarios, el estimado por los policías y el abogado Miguel Ortiz Pellegrini y la supuesta interpretación oficial del acta.

El primero muestra un costo fiscal anual para 2014 de 2.284 millones de pesos, en tanto que el segundo apunta a 283 millones de pesos (ver gráfico).

Si bien el reclamo de los estatales no se ha traducido en un planteo de cifras concretas, bien pueden hacerse proyecciones.

Si se otorgada un bono de dos mil pesos por única vez, en línea con habilitado para los policías, el costo fiscal para los 100 mil agentes públicos (se restan los 23 mil policías), sería de unos 200 millones de pesos.

En tanto, si se suman los 92 mil jubilados y pensionados, habría que sumar otros 184 millones de pesos, esto es casi 400 millones de pesos extra en total.

Como fuere, el gobierno provincial observa con preocupación la dinámica del conflicto y admite que, de no haber una mejora específica ahora, habrá un fortísimo pedido de aumento para 2014 y un posible inicio conflictivo del año lectivo.

$400 millones
El costo fiscal de un bono de dos mil pesos para fin de año para todos los estatales y los 92 mil jubilados llegaría a unos 400 millones de pesos. “Es imposible extender a todos los sectores una mejora de ese tipo”, admitió ayer una fuente del oficialismo. Con todo, admitió que la Provincia analiza “números en mano” todos los escenarios posibles luego del esfuerzo fiscal que implicó el incremento a los policías, no sólo para diciembre sino también para enero y desde febrero, con una fuerte suba al básico.