Home  >   Economía   >   Esperan el traslado a precios de la corrida cambiaria de ayer

Esperan el traslado a precios de la corrida cambiaria de ayer

Algunos comercios no atendieron ayer debido a la incertidumbre y la falta de referencia. Otros aplicaron aumentos para “cubrirse” de entre 5% y 10%. Admiten que muchos productores de bienes tienen sus producciones vinculadas a la divisa norteamericana

Luego de la contundente derrota que consiguió el oficialismo el domingo pasado en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el mercado reaccionó con fuerza y el peso anotó una devaluación de 23% al final de una jornada en la que el dólar superó 60 pesos por momentos hasta que, al cierre, se ubicó en 57,29 pesos.
La corrida generó temor no sólo en la ciudadanía sino también entre los empresarios de diferentes rubros que tuvieron complicaciones con respecto a los precios de las mercaderías. En ese sentido, referentes consultados ayer por Comercio y Justicia admitieron que esperan el traslado de la corrida que se originó ayer.
“Los productores de bienes de este país tienen sus producciones vinculadas al precio del dólar, por lo que considero que podría llegar a darse un corrimiento de la suba que tuvo la divisa hacia los precios”, indicó a este medio Juan Carlos Martínez, de la cadena de supermercados Mariano Max.

“Seguramente el traslado no sea en la misma proporción en que aumentó el dólar, porque ya se podía leer entre líneas que los productores no estaban teniendo en cuenta un valor del tipo de cambio en torno a los 46 pesos en los que cerró la semana pasada, sino un poco más, por lo que se puede esperar que el traslado no sea en la misma magnitud”, agregó.
En la misma línea, Euclides Bugliotti, de la cadena Super Mami Dino, aseguró que los empresarios ligados a productos vinculados a los commodities, entiéndase harina, aceites, lácteos, entre otros, ya estaban “quejándose” ayer y seguramente en los próximos días vayan a llegar listas nuevas con algunos aumentos.
Tanto Bugliotti como Martínez reconocieron que ayer sus cadenas vendieron más de lo habitual. “En nuestro rubro, la gente puede llegar a adelantar consumo por temor. Es decir, busca cubrirse haciendo compras anticipadas. Si bien no van a salvarse, van a aprovechar el momento para hacer algunas compras de productos de consumo masivo”, dijo Martínez y agregó: “Esto no va a ser una Navidad en términos de ventas, pero seguramente hoy (por ayer) hayamos vendido más que el lunes pasado”.

Por su parte, Bugliotti también coincidió con la apreciación. “Nosotros hemos vendido más hoy (por ayer) que otros días. La gente tiene temor y busca hacer algunas compras para cubrirse”, dijo.
“No va a ser así en otros rubros que no son de primera necesidad”, agregó Martínez.
Sin embargo, Luis Méndez, titular de Ama Hogar y presidente de la Cámara de Electrodomésticos y Artículos del Hogar de Córdoba, aseguró a Comercio y Justicia que hubo mucha gente que definió compras ayer en medio de la corrida.
“Había quienes ya habían venido a averiguar y estaban viendo precios y aprovecharon que estábamos trabajando con normalidad y los planes de financiación aún están vigentes para comprar lo que estaban buscando, antes de que el precio cambie”, dijo.
En este rubro, ya se hicieron algunas remarcaciones “para cubrirse”. Según explicó Méndez, dependiendo de los ítems, las subas de ayer fueron de entre cinco y 10 por ciento para aquellos productos con menor stock. “Es que no se sabe el precio que tendrá al momento de hacerse la reposición”, explicó.
Por otro lado, indicó que algunos comercios del rubro ayer no trabajaron en Córdoba debido a la incertidumbre y la falta de referencia. “Nosotros trabajamos con normalidad y así pudimos aprovechar el impulso de algunos de hacer compras. Vendimos más que en un día normal”, reconoció al igual que en el caso de los supermercadistas.

Méndez también hizo referencia a que los consumidores quisieron aprovechar la vigencia de los planes largos de financiación. “No sabemos cuánto más pueden durar los (planes) Ahora 3, 6, 12 y 18 cuotas, ni si la tasa de interés será la misma”, haciendo referencia a que que el Banco Central convalidó ayer un nuevo incremento -de más de 11 puntos porcentuales en esta oportunidad- en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), que cerró en un promedio de 74,782%, con el objetivo de controlar al dólar.
“Creo que hay que esperar 72 ó 96 horas para ver cómo y en qué valor se estabiliza el dólar para ver cómo se reacomoda la cosa. Todavía todo está muy volátil e incierto”, reflexionó Martínez.

Los costos logísticos
En algunos productos la incidencia de los costos logísticos es muy importante, y en ellos es determinante el precio del combustible que, además del valor del crudo (petróleo) tiene en cuenta la cotización del dólar para definir su precio.
Respecto de ello, Gabriel Bornorini, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), explicó a este medio que el traslado de la suba del dólar al precio de los combustibles no va a ser inmediato.
“Nunca las subas en los combustibles se ha dado inmediatamente después de que haya aumentado el dólar. Por lo general se espera que la cotización se estabilice en algún valor y luego, considerando también el precio que tenga el petróleo, se establecen las subas”, indicó. Asimismo, dijo que el traslado a combustibles suele no hacerse “de una” sino más bien en partes.
“Si tuviéramos en cuenta el salto del dólar de hoy (por ayer) sería entorno a 20%, nunca se ha hecho un aumento de los combustibles de esa magnitud, sino que se va haciendo en varias etapas”, explicó.

El valor que tiene que tener

– El economista Orlando Ferreres consideró ayer que la paridad cambiaria de $57,30 por dólar con el que cerró el mercado local “es el precio correcto” de la divisa y alertó que si bien esta devaluación “iba a pasar en algún momento” la magnitud del movimiento “tiene consecuencias muy complicadas para el país”.
– Para Ferreres, “dada la incertidumbre actual también puede ser un poco más alto” el precio de la moneda estadounidense pero recordó que en el inicio del gobierno del ex presidente Néstor Kirchner el tipo de cambio “estuvo a un valor de $75 por dólar equivalente de hoy aunque luego aflojó y se normalizó”.
– Este reacomodamiento cambiario “iba a pasar en algún momento”, admitió; aunque señaló que era de esperar que esa devaluación fuera “más moderada y no en un sólo día” por lo cual “este tipo de variaciones muy profundas pueden generar consecuencias políticas”.
– Sobre esas consecuencias, Ferreres destacó que “la inflación va a ser de por lo menos la mitad de lo que aumentó el dólar” .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *