Home  >   Economía   >   EPEC cotiza en dólares licitación de energía renovable

EPEC cotiza en dólares licitación de energía renovable

La Empresa Provincial de Energía (EPEC) anunció la licitación de la construcción de dos mini centrales hidráulicas adjudicadas en los concursos del programa Renovar II por un total de 2,6 millones de dólares.
Más allá de la importancia de la inversión que en rigor es marginal respecto a otras de mayor envergadura, la licitación tiene dos aspectos simbólicos clave: por un lado se trata de los primeros proyectos de energías renovables a cargo de la compañía luego de haberse adjudicado cuatro iniciativas, tres hidráulicas y una fotovoltaica.
Sin embargo, el otro dato de peso es que, por primera vez, la empresa presupuestó en dólares el llamado a concurso. El simbolísmo es importante más allá del realismo que contenga la cotización.
Es que hasta ahora, todas las licitaciones públicas de la Provincia y sus empresas autárquicas eran en pesos, más allá que se tratara de un concurso público nacional e internacional, como en este caso.
Justamente, el argumento que esgrimieron desde la EPEC fue que se trata de una convocatoria internacional en la que esperan la concurrencia de inversiones externos, de allí que la obra se haya nominado en dólares.
Más allá de esa explicación, está claro que la volatilidad del tipo de cambio llevó a que la empresa resuelva directamente licitar en dólares, sin reparar en las formas o las lecturas que pueda generar.

En cuanto a las licitaciones, corresponden a los “pequeños aprovechamientos hidroeléctricos” (PAH) en Cruz del Eje y en Boca del Río.
Cada proyecto tendrá una potencia de 0,5 megavatios de potencia y, una vez adjudicados, deberán ejecutarse en un plazo de un año.
La apertura de sobres en ambos casos será el 16 de noviembre próximo.
En los dos casos, el financiamiento estará a cargo de la EPEC, según se informó.
En tanto, aún queda pendiente una tercera mini central que estará ubicada en el Dique Pichanas, también por igual potencia.
Respecto a la licitación del parque fotovoltaico de Arroyo Cabral, la obra se concretará a través de una iniciativa privada con financiamiento. Los paneles solares serán provistos por empresas chinas.
La obra de 40 megavatios de potencia y que implicará una inversión de más de 40 millones de dólares, está por ahora en suspenso.
Ocurre que si bien EPEC firmó ya con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) el correspondiente contrato por el que esa intermediaria se compromete a pagar un valor extra por la energía producida por los próximos 20 años, por ahora no se consigue financiamiento para la obra.
Se trata de un dato no menor aunque, en rigor, la situación no debería sorprender. Hoy los canales de financiamiento para el sector público e incluso para el privado están ciertamente restringidos y las tasas subieron, en línea con la coyuntura del país.
Por ahora, desde la EPEC evitaron precisar el futuro inmediato de ese proyecto, una apuesta de peso de la compañía eléctrica en el marco del desarrollo de energías renovables.
De hecho, desde la propia empresa se encargaron de publicitar que el parque fotovoltaico de Arroyo Cabral será el primero en Córdoba y “el más grande de la región centro del país”.
La potencia instalada permitirá generar energía para el consumo de 25.500 familias.
La obra se emplazará en una superficie de 70 hectáreas en el departamento San Martín, donde se instalarán 147 mil paneles solares. Si se pusieran en fila, ocuparían una distancia de 294 kilómetros.

Para Bee Sellares, se frenó la obra pública provincial
El legislador radical Javier Bee Sellares alertó sobre la fuerte desaceleración del plan de obra pública del Gobierno provincial.
“Las cuentas fiscales de la Provincia de Córdoba al 30 de junio de 2018 ponen de manifiesto que el mega plan de obra pública anunciado se sustentaba en el endeudamiento y la ayuda nacional ya que el ahorro corriente nunca fue suficiente”, explicó.
“La mala noticia para los cordobeses es que el plan de obras tan publicitado ha sido subejecutado en un 44 por ciento. Es decir, a pesar de haber tenido un ahorro corriente superior al presupuestado, el plan de obra pública provincial está frenado”, agregó Bee Sellares.
En ese marco, dijo que, caída la posibilidad de tomar deuda y con menos giros nacionales, el plan de obras “se frenó drásticamente”.
En rigor, la subejecución de partidas para obras es hoy común denominador de todos los distritos, Nación, provincias y municipios.