Home  >   Economía   >   Envíos nacionales a Córdoba subieron 53,8% y alientan un cambio de tendencia

Envíos nacionales a Córdoba subieron 53,8% y alientan un cambio de tendencia

Alcanzaron a $13.154,7 millones en mayo. El aumento porcentual está apenas debajo de la
inflación interanual, por primera vez en casi un año. El jueves, el secretario de Energía,
Gustavo Lopetegui, había anticipado que la recaudación nacional venía bien en mayo.
En tanto, los ingresos provinciales también mejoraron pero aún debajo de los precios

Los envíos nacionales a Córdoba alcanzaron en mayo pasado a 13.154,7 millones de pesos, 53,88 por ciento por encima de los registrados en el mismo período del año pasado.
Si bien el aumento se ubicaría aún por debajo de la inflación interanual, la variación en términos reales, aunque todavía negativa, es la mejor en casi un año, cuando los números de los giros nacionales comenzaron a defeccionar respecto a los precios.
Si bien aún no se conocen los datos de la inflación de mayo, en caso de ubicarse en el 3 por ciento, acumularía un alza del 55,24 por ciento respecto a igual mes del año anterior.
En tanto, la recaudación provincial también mostrará en mayo una recuperación pero, al igual que los giros nacionales, todavía por debajo del aumento de los precios minoristas. “Hay un cambio de tendencia en los últimos 40 días que nos alienta a pensar que la crisis está quedando atrás”, dijo el jueves pasado el secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, en diálogo con Comercio y Justicia.

En esa oportunidad, el funcionario nacional había referenciado su apreciación en dos datos que en rigor aún no se conocen. Por un lado, aseguró que la recaudación nacional mostrará una mejora traccionada por el IVA, el impuesto al Cheque y por los tributos a las importaciones y exportaciones. Al mismo tiempo, adelantó que la inflación de mayo será menor a la de abril que a su vez fue inferior a la de marzo.
El dato de la recaudación será difundido por la AFIP esta semana. En tanto, la inflación medida por Indec recién se conocerá el miércoles 13 de junio próximo.
Como fuere, las cifras de la coparticipación a Córdoba informadas por el Ministerio de Hacienda y Finanzas, marcan una clara recuperación, si bien todavía levemente por debajo de la inflación.
Habrá que ver si esa evolución se mantiene en junio para ver si efectivamente hay un cambio de tendencia.
Es cierto que la base de comparación, esto es los meses de 2018, comienza a ser inferior porque la crisis ya había comenzado a golpear a las cuentas públicas en mayo pasado luego de la drástica devaluación que comenzó a fines de abril del año pasado.

No obstante, para el Gobierno, además de esa situación, también comienzan a incidir otras variables vinculadas a una recuperación del nivel de actividad en algunos sectores, por ejemplo el relacionado a las importaciones y exportaciones que sin embargo no inciden a la hora del reparto de fondos con las provincias.
“Hay una mejora pero todavía seguimos con bajas reales en los ingresos. Se nota que el nivel de actividad al menos dejó de caer”, señaló por su parte una fuente del Ejecutivo provincial consultada por este medio.
Pese al repunte de los giros nacionales en mayo, en el acumulado de los primeros cinco meses del año, los números siguen claramente debajo de la inflación.
Concretamente, al 31 de mayo, los envíos nacionales a Córdoba totalizaron 48.120,8 millones de pesos, 37,92 por ciento mayores a los registrados en el mismo período de 2018.
De cualquier manera y en términos absolutos, la copartipación que recibió Córdoba en mayo fue más de 4 mil millones de pesos mayor a la percibida en abril pasado.
Los giros nacionales a la Provincia son claves para sostener los ingresos corrientes. De hecho, representan seis de cada 10 pesos que recibe el Gobierno provincial en concepto de recursos corrientes, de ahí la trascendencia de esos envíos.

Recorte de gastos
Mientras tanto, el gobernador Juan Schiaretti, aún de vacaciones, comenzó a sondear diferentes escenarios para ajustar gastos ante la posibilidad de que la caída en términos reales de los ingresos se mantenga por los próximos meses y ante el aumento indexado por inflación de buena parte del gasto, entre ellos de las partidas salariales. En tanto, la obra pública ajusta en muchos casos por el dólar.
A ese escenario hay que sumarle que en las últimas horas, la Municipalidad de Córdoba autorizó por Decreto un aumento del 18,14 por ciento en el transporte urbano de pasajeros. Ese incremento sumado al que en las próximas horas se activará en el transporte interurbano y que ascenderá al 30,28 por ciento, exigirá a la Provincia subir los aportes que destina a los denominados boletos sociales subsidiados, entre ellos el Educativo Gratuito, el Obrero Social, el destinado a Adultos Mayores y el Boleto Social Cordobés.
Días atrás, trascendió que el Gobierno analiza limitar algunos beneficios, por ejemplo a partir de un filtro más fino de los requisitos para acceder a algunos de esos boletos. Esas exigencias tendrían que ver con el nivel de ingresos o patrimonio de cada beneficiario.

En cuanto al posible recorte de la obra pública que de hecho ya quedó en evidencia con los datos de la ejecución presupuestaria al 31 de marzo, anticipados por este medio, el gobernador Juan Schiaretti dijo que se mantendrá el ritmo de los proyectos.
Sin embargo, la idea de fondo es preservar el cada vez más diezmado ahorro corriente para sostener las obligaciones ineludibles y en todo caso afrontar las obras en marcha o las ya anunciadas con recursos de crédito externo.
Una clara muestra de esa estrategia fue la decisión de postergar la licitación de cuatro acueductos que se financiarán con fondos de origen árabe ante la demora en la llegada de esos recursos. Meses atrás, esas obras se hubieran licitado, adjudicado y comenzado a ejecutarse con recursos propios, a la espera de la llegada del crédito externo. Ahora, directamente se suspendió la licitación al aguardo de contar con los recursos y no gastar los propios que se necesitarán para cubrir las obligaciones corrientes.