Home  >   Economía   >   Envíos a Córdoba llegaron a $132.644 millones en 2019 y sumaron 16 meses en baja

Envíos a Córdoba llegaron a $132.644 millones en 2019 y sumaron 16 meses en baja

En diciembre, aumentaron 41,56%. El alza, sin embargo, volvió a mostrarse por debajo de la inflación interanual del período. De esta forma, en 2019, los giros por coparticipación crecieron 40,95% y encadenaron bajas a valores constantes ya desde mediados del año pasado

Los envíos nacionales a Córdoba alcanzaron en diciembre pasado a 12.336,2 millones de pesos, 41,56 por ciento por encima de igual período del año anterior. Sin embargo, en términos reales, esto es quitado el componente inflacionario, los giros volvieron a defeccionar y mostraron así la decimosexta baja consecutiva.

De esta forma, 2019 cerró con una coparticipación total de 132.644,7 millones de pesos, 40,95 por ciento respecto a los 94.107 millones de pesos girados el año anterior.

El aumento porcentual también fue negativo a valores constantes.

La merma en los giros nacionales no es novedad a tenor de cómo venían evolucionando las partidas enviadas por la Nación. Sin embargo, el dato no deja de ser preocupante. Es que los envíos nacionales representan seis de cada 10 pesos que ingresan a la Provincia de Córdoba.

Es probable que la situación no varíe de manera sustancial con el cambio de año aunque hay perspectivas que podrían llevar a una mejora en los ingresos y que finalmente lleven a que más temprano que tarde, la caída real se revierta.

Es que además de la inyección de fondos extra por subas a jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que derivarán en una mejora en el consumo y por consiguiente en la recaudación del IVA, también llegarán recursos nuevos producto del incremento de alícuotas en Bienes Personales, aunque en este caso no será inminente el ingreso de esos recursos por la dinámica del impuesto.

Los cambios en Ganancias no tendrían mayor incidencia porque si bien se espera que las modificaciones al tributo aportan fondos extra, la suba de las retenciones a los productos agropecuarios llevaría a que los ingresos por esa obligación decaigan.

Finalmente, la quita del IVA a determinados alimentos que Macri había aplicado oportunamente y que ahora quedará sin efecto, reportaría recursos extra para ese tributo, también coparticipable. Pero también allí hay dudas porque la quita se mantendrá para los sectores carenciados.

En todo caso, las provincias aguardan un informe que elabora la Comisión Federal de Impuestos (CFI) para conocer el verdadero impacto de las medidas impositivas para las provincias.

Desde Córdoba desconfían de un documento elaborado por el Gobierno nacional que da cuenta que, para el caso de la provincia administrada por el gobernador Juan Schiaretti, el incremento de ingresos rondaría los 10 mil millones de pesos, de los cuales casi la mitad llegaría por el impacto de la suba de Bienes Personales.

Mientras tanto, esta semana se conocerá la recaudación provincial -también la nacional- que se descuenta también tendrá una reducción en términos reales y así cerrará el año en negativo.

Será así la decimonovena caída a valores constantes de la recaudación provincial. La pérdida de ingresos totales respecto a si la recaudación se hubiese mantenido sin una caída en términos reales, ya fue cuantificada por el Gobierno provincial.

Así, en noviembre, recordó que “87 por ciento de la recaudación estuvo conformada por impuestos nacionales y provinciales ligados a la actividad económica (IVA, Ganancias, Ingresos Brutos y Sellos), situación que lleva a que las finanzas de la Provincia de Córdoba sufran a la par los embates de la crisis nacional”. 

Concretamente, a lo largo de los últimos 12 meses, la pérdida acumulada por no haber

crecido los ingresos provinciales al ritmo de la inflación ascendía en noviembre a 22.719 millones de pesos, lo que supera en más de 4.458 millones de pesos al monto que la Provincia recauda en un mes. En tanto, si se considera lo perdido desde que comenzó la caída en términos reales de la recaudación de la Provincia (julio/2018), la pérdida asciende a 26.154 millones de pesos.

Los datos de diciembre que respecto a los giros nacionales se conocieron ahora y los propios que se difundirán esta semana, rectificarán al alza la pérdida de recursos de la Provincia producto de la crisis. 

Sin embargo, es posible que la recaudación propia comience a revertir la tendencia negativa también en breve. Impactarán la suba de impuestos Inmobiliario, tanto el Urbano como el Rural, además de la decisión de suspender la rebaja escalonada del impuesto a los Ingresos Brutos y de Sellos, resuelta a partir de un acuerdo entre la Nación y las provincias por el Consenso Fiscal.

Como fuere, la evolución de los ingresos será clave para sondear la política salarial que aplicará el Gobierno provincial desde 2020.

Es que, dentro de los gastos totales para este año, el salarial es clave por su incidencia. Hasta ahora, el acuerdo con los estatales llega hasta enero inclusive. En febrero, las partes deberán sentarse a negociar si se incorporan al salario básico los no remunerativos que hasta ahora vienen cobrando. El dato no es menor. Hay 1.750 pesos que acordaron en la última negociación y 1.500 pesos que se venían cobrando desde el primer trimestre del año pasado.

Es muy probable que la negociación desde febrero esté enmarcada en la política salarial que adopte el Gobierno nacional en el marco del Pacto Social que propone el presidente Alberto Fernández.

El jefe de Estado ya dijo que se avanzará en un aumento por decreto para determinados sectores. Seguramente, los estatales de Córdoba buscarán reinstalar la cláusula gatillo aunque a esta altura parece difícil que se instrumente al menos en esta instancia y frente a la incertidumbre del cortísimo plazo.

Por lo demás, también la evolución de los ingresos de los primeros meses del año condicionará la política de inversiones en obra pública.

Sin chances de salir al mercado a colocar deuda y ahora con la posibilidad acotada también de lograr desembolsos de préstamos de organismos y fondos internacionales preacordados, todo producto de la posible reestructuración de la deuda por parte de Argentina, la obra pública está acotada a los ingresos propios. Tampoco hay mucha expectativa en el aporte de fondos nacionales para proyectos de infraestructura.

De hecho, Schiaretti junto al resto de los gobernadores, ya elevó un pedido al Gobierno nacional de atender las deudas que dejó Mauricio Macri por compromisos de obra incumplidos. En el caso de Córdoba, ese monto supera los 10 mil millones de pesos.

Párrafo aparte para la Caja de Jubilaciones. La deuda que mantiene la Nación para la cobertura del rojo previsional de Córdoba ya supera los mil millones de pesos. Ya hubo contactos con funcionarios de Anses para lograr esos recursos, por ahora sin éxito.