Home  >   Economía   >   En 2019, la actividad industrial cayó 6,4% y la construcción, 7,9%

En 2019, la actividad industrial cayó 6,4% y la construcción, 7,9%

La actividad industrial cayó durante el año pasado 6,4%, impulsada por un retroceso de 22,2% del sector automotor y de 9,2% del sector metalúrgico, mientras que la construcción se derrumbó 7,9%, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo reflejó así que la baja en el sector fabril se produjo a pesar de que en diciembre la actividad estuvo 1,1% por encima del mes anterior y 1,2% por sobre igual mes de 2018, aunque en la construcción ocurrió una baja de 6,4% interanual.

La caída del sector fabril estuvo impulsada por un retroceso de 22,2% en la industria automotriz; de 11,3% en prendas de vestir, cuero y calzado; de 8% en Industrias metálicas básicas; de 36,9% en “otro equipo de transporte”; de 14,6% en maquinaria y equipo; y de 8% en industrias metálicas básicas, entre otras.

En efecto, según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), el sector automotor registró una disminución de 48% en unidades producidas en el acumulado de 2019, mientras que los vehículos destinados al mercado externo cayeron 16,7% en el mismo período.

Respecto de la producción metalífera, la caída durante 2019 respondió a “los menores niveles de pedidos por parte de distintos segmentos, como la actividad de la construcción, el mercado del petróleo y el gas, y la industria automotriz”.

“Los diferentes segmentos demandantes de la actividad como el automotor, el sector energético y los hipermercados, presentaron un menor nivel de demanda que afectó la actividad de las plantas productivas”, explicó el Indec en su informe sobre la industria.

En cuanto a las expectativas para el primer trimestre del año, 33% de los industriales encuestados consideró que la demanda interna disminuirá, contra 21,3% que confía en que habrá un aumento, mientras que el restante 45,7% no prevé mayores cambios.

En cuanto a las exportaciones el panorama es más equilibrado: 20,3% anticipó una disminución, contra 19,1% que consideró que aumentarán, mientras que 60,6% no prevé cambios.

En el caso del sector de la construcción, la baja de 7,9% durante 2019 puede explicarse por una merma de 17,2% en la producción de artículos sanitarios de cerámica; 16,7% en asfalto; 11,6% en hierro redondo y aceros para la construcción; 10,6% en mosaicos graníticos y calcáreos; 9,6% en hormigón elaborado; 9,5% en pisos y revestimientos cerámicos; 8,2% en ladrillos huecos; entre otros.

En el último mes del año pasado, el rubro que presentó mayor caída fue el de asfalto, cuyas ventas fueron 47% más bajas que en diciembre de 2018, lo que evidencia un fuerte freno en la pavimentación de rutas y calles en todo el país durante ese mes.

Como complemento de los datos del Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC), el Indec informó que los puestos de trabajo registrados en la actividad de la construcción en el sector privado también sufrieron una retracción, en el acumulado enero-noviembre 2019, al presentar una baja de 4,4% con respecto al mismo período de 2018.

En cuanto a las expectativas, 37% de los empresarios consultados y vinculados a la obra privada consideraron que la actividad disminuirá durante el primer trimestre del año, contra 4,3% que anticipó un aumento, mientras que el 58,7% no anticipó mayores cambios.

En tanto, entre quienes realizan obra pública, 54,1% anticipó una disminución, contra 10,8% que consideró que habrá una suba, mientras que el restante 35,1% no prevé cambios.

Autorizan la importación de 1.200 vehículos híbridos con aranceles diferenciales

Seis terminales y comercializadoras automotrices podrán importar con aranceles diferenciados más de 1.200 vehículos híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno), según dispuso ayer el Gobierno nacional.

La Dirección Nacional de Industria, mediante la disposición 101/2020, que se publica en el Boletín Oficial, distribuyó el cupo de 500 de esos vehículos para el período comprendido entre el 21 de enero pasado y el 20 de abril próximo.

A ello se suma, para el mismo lapso, el remanente de 737 vehículos híbridos no utilizados en los trimestres anteriores, desde que se estableció el beneficio de las alícuotas reducidas, en mayo de 2017.

En ese momento, el decreto 331 fijó aranceles de 5%, 2% y 0% para la importación de esos automóviles, tanto totalmente armados (CBU), como semidesarmados (SKD) y totalmente desarmados (CKD), respectivamente, por un período de 36 meses y un límite máximo de 6.000 unidades.