Home  >   Economía   >   Empresarios y gremios definen posturas luego de anuncio de aumentos

Empresarios y gremios definen posturas luego de anuncio de aumentos

Entidades empresariales y sindicales recibieron con diferente posición la decisión del Gobierno nacional de oficializar este fin de semana por Decreto un aumento salarial obligatorio de 4 mil pesos para el sector privado.

Por lo pronto, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, aseguró que recién lo comienzan a analizar. “Recibiremos todas las inquietudes y ahí nos pronunciaremos”, indicó.

En la misma línea se manifestaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Está claro que el impacto de afrontar esa suma en dos cuotas y como parte de un incremento  general de salarios no requerirá igual esfuerzo para uno u otro sector.
Para el caso de los trabajadores, la situación es similar. Ya hubo pronunciamientos, todos de acuerdo aunque para algunos, como el caso de Hugo Moyano, el monto es “exiguo”, luego de reclamar una cifra de 9 mil pesos.

El punto clave pasa por los salarios que hoy paga cada sector de la economía. En ese marco y si bien se trata de un piso salarial, el incremento exigirá un esfuerzo mayor para el sector comercial y de las pequeñas y medianas empresas en general.

En tanto, será menor para actividades como la industria automotriz o del petróleo, incluso de la  alimentación. Ni hablar del sector financiero donde los trabajadores bancarios perciben haberes en donde los incrementos fijados como base ahora por el Gobierno, seguramente serán ampliamente superados por los aumentos paritarios que acuerden las partes.

“Todos están sacando cuentas, porque depende del sector, algunos tienen cuotas pendientes del bono anterior y ajustes de paritarias firmadas o por firmarse”, señalaron fuentes del sector empresario.

El aumento dispuesto por el Gobierno nacional y oficializado este fin de semana, dispuso que los 4 mil pesos se harán efectivos en dos cuotas (3 mil pesos a partir de enero y mil pesos más desde febrero), tendrán carácter remunerativo, deberán ser absorbidos en las futuras paritarias (paritarias 2020) -no es un bono extraordinario- y “no deberán ser tenidos en cuenta para el cálculo de ningún adicional salarial previsto en el convenio colectivo o en el contrato individual de trabajo”, por ejemplo la antigüedad.

En ese marco, ayer se pronunció sobre la suba la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación. “Consideramos que es una medida provechosa, ya que fija parte del piso de las negociaciones salariales 2020 y ayuda a recomponer parte del poder adquisitivo perdido anteriormente”, indicó la entidad.

Por otra parte, la FTIA dijo que “confía” en que la suba decretada, mas el aumento a jubilados y la
Asignación Universal por Hijo (AUH), “inyecten una gran masa de dinero al mercado interno,  dinamizando una economía paralizada y atrofiada por las políticas del gobierno anterior”.

En ese sentido, “aguardamos con esperanza que la medida genere una reactivación en el sector de industrias de la Alimentación, estimulando el consumo masivo, la producción y el empleo”, completó
la entidad.
Por último, recordó que al ser a cuenta de futuras paritarias, el aumento decretado “no cancela las negociaciones que nuestra Federación (FTIA) mantiene actualmente con el sector patronal en el marco de la revisión salarial del último período”.

Alcances
El anuncio oficializado el sábado, fue realizado el viernes en conferencia de prensa en la Casa Rosada por el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni. “Apuntamos a los que quedaron más abajo en la escala salarial y a darles un piso para que las negociaciones colectivas trabajen de un modo más tranquilo y que no tengan que ocuparse de situaciones de urgencia”, indicó.
Las micro, pequeñas y medianas empresas que cuenten con Certificado Mipyme estarán eximidas del pago de las contribuciones patronales previsionales aplicables al aumento por tres meses o mientras el incremento sea absorbido por las negociaciones paritarias.

“Con esta medida, 1.300.000 trabajadores logran recuperar la totalidad del poder adquisitivo perdido durante 2019. Esto es aproximadamente el 20 por ciento del total de los trabajadores”, señaló el ministro.

“En 10 de los 20 convenios colectivos de mayor cobertura, es decir, de los que mayor cantidad de personal tienen, la suma fija permite recuperar todo el poder adquisitivo perdido en 2019. Estos son: construcción, entidades deportivas, estaciones de servicios, encargados de edificios de renta, alimentación, metalúrgicos, seguridad, sanidad, pasteleros y cuero”, detalló.
Además, consideró que “tendrá un efecto dinamizador de la demanda, porque se incrementará la masa salarial en 20.000 millones de pesos”.