Home  >   Economía   >   El sector exportador de carne bovina argentina es el más afectado por el coronavirus, alertan

El sector exportador de carne bovina argentina es el más afectado por el coronavirus, alertan

El sector exportador de carne bovina argentina a China es el más afectado por la epidemia de coronavirus que tuvo su epicentro en el país asiático, con una situación de parálisis en los envíos y mermas de más de 30% en los precios, según indicó ayer la consultora Abeceb.

“En Argentina, el principal efecto directo del coronavirus se manifiesta sobre la cotización y exportación de materias primas agropecuarias, como la soja y sobre todo, las carnes”, explicó en un informe la consultora.

De hecho, en enero se produjo una caída de 33,4% de las ventas en dólares con respecto a diciembre del año pasado.

“El sector de carnes es uno de los más impactados en la economía argentina, especialmente teniendo en cuenta el fuerte aumento de la demanda china observado en 2019, que generó un gran estímulo en la producción de los frigoríficos locales”, explicó Abeceb.

Además, la epidemia produjo que los puertos chinos suspendan su actividad, por lo que los envíos a China “terminaron por paralizarse a nivel mundial”.

“Este escenario dejó a los frigoríficos con un elevado stock de mercadería y se analiza la posibilidad de que deban realizar suspensiones en el corto plazo o eliminar las horas extra que venían realizado. Este contexto terminaría por tener un impacto significativo en la producción del sector en 2020, y sobre todo en los márgenes de los exportadores”, advirtió la consultora.

Según el responsable de inteligencia sectorial de Abeceb, Javier Cao, “lo importante es el plazo que dure la enfermedad”.

“El efecto del coronavirus llevará a una desaceleración del crecimiento a nivel mundial, aunque todavía es muy prematuro para evaluar un impacto”, agregó el analista.

En el caso de la cotización internacional de granos, a partir de la aparición de la epidemia, los valores de los principales commodities cayeron 5,1% en el caso de la soja y 3,6% en el trigo y el maíz, respecto a los cierres de 2019