Home  >   Economía   >   El reclamo de ahorristas argentinos podría demorar la salida del default

El reclamo de ahorristas argentinos podría demorar la salida del default

Denunciaron que reciben peor trato que los fondos buitres y consideraron que los números difundidos por el Gobierno “no cierran”. La Adapd afirmó que planteará un recurso ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York.

Ahorristas argentinos con bonos de la deuda en default por unos 2.000 millones de dólares irán a la Justicia estadounidense para rechazar la oferta realizada por el Gobierno argentino, por lo que se demorará la salida definitiva del país de la cesación de pagos.

El fundador de la Asociación de Ahorristas Damnificados por la Pesificación y el Default (Adapd), Horacio Vázquez, denunció que los fondos buitres reciben un mejor trato que quienes pagaron por los bonos su valor real y no el precio poscanjes de 2005 y 2010.
Vázquez denunció que los bonistas argentinos no fueron tenidos en cuenta en el acuerdo con los holdouts y confirmó que apelarán la decisión de avanzar con el entendimiento con el juez norteamericano Thomas Griesa ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York.

Por otra parte, la Adapd denunció que el mediador judicial en el conflicto, Daniel Pollack, “no atendió los reclamos de los abogados que representan a bonistas argentinos en Nueva York”, quienes tampoco pudieron participar de ninguna reunión en las negociaciones.

“Nos explicaron a través de un papel cual es la oferta argentina, nos ponen una fecha límite para aceptarla y nos piden entrar a un canje del que no sabemos cuáles son las condiciones”, se quejó Vázquez.

El fundador de Adapd puso en duda que el acuerdo conseguido por el Gobierno de Mauricio Macri llegue a 85 por ciento de los bonistas que no entraron a los canjes de 2005 y 2010, dado que los números expresados por los funcionarios “no cierran”.

Imposible cuantificar
Ante la consulta sobre la magnitud del grupo de acreedores que no llegaron a un entendimiento este año, Vázquez afirmó que muchos de los acreedores argentinos murieron en los últimos 15 años y otros vendieron los bonos en default en su poder, por lo que aún es imposible cuantificar el monto de la deuda en cesación de pagos que no formó parte de los acuerdos alcanzados recientemente por el Gobierno.

Vázquez dijo que cuando los ahorristas compraron los bonos durante los años 90, muchos ya eran personas adultas y muchos fallecieron a lo largo del duro y extenso “juicio del siglo”.

“Algunos familiares que heredaron los títulos decidieron venderlos y sacarse el problema de encima”, agregó Vázquez. Al respecto, nombró al denominado “Grupo Varela”, que está integrado por 11 jubilados argentinos que invirtieron casi un millón de dólares, de los cuales cuatro fallecieron.

“Hay otro grupo de 41 bonistas argentinos que se reunieron en una demanda en Nueva York y algunos han ido falleciendo”, explicó Vázquez en declaraciones a Noticias Argentinas.

Los acreedores argentinos son en parte representados en Estados Unidos por el abogado Mike Spencer, quien aseguró en una carta, la semana pasada, que representaba demandas por títulos en default por 832 millones de dólares.

Entre esos tenedores están algunos argentinos y el “Grupo Varela”, que tiene cerca de un millón de dólares en bonos de la deuda soberana.

Reservas del Central

El BCRA está vendiendo alrededor de US$150 millones por día para contener el valor de la divisa norteamericana.

Estas fuertes ventas en el mercado mayorista puso a las reservas líquidas en terapia intensiva, contabilizando el 26 de febrero pasado US$23.551, su valor más bajo en 9 años.

Esto significa una pérdida de US$1.000 millones desde que el Gobierno asumió la conducción del Central, según el informe realizado por los economistas Alejandro Robba y Emiliano Colombo.