Home  >   Economía   >   El municipio cerró con superávit pese a fuerte baja de ingresos

El municipio cerró con superávit pese a fuerte baja de ingresos

El resultado financiero alcanzó a $261,08 millones. En tanto, el resultado final también fue superavitario y revirtió así el déficit del año anterior. La mejora se produjo pese a que los ingresos corrientes subieron 34,6%, más de 10 puntos por debajo de la inflación. Cayó el gasto en obras

La Municipalidad de Córdoba cerró 2018 con un resultado financiero de 261,08 millones de pesos. En tanto, el resultado final también fue positivo y llegó a 67,43 millones de pesos, revirtiendo así el quebranto de 38,1 millones de pesos del año inmediato anterior.
Los datos aparecen reflejados en la Cuenta de Inversión 2018 -ejecución provisoria-, informado en las últimas horas por el municipio.
Se trata de la publicación de la cuenta ahorro-inversión-financiamiento que refleja de manera provisoria el cierre de los números previo a la difusión del documento final con los detalles propios de la cuenta de inversión.
En ese marco, llamó la atención la mejora en los números de la comuna considerando que en 2017 las cuentas habían cerrado en rojo.
Es que el año pasado no fue precisamente bueno para prácticamente ninguno de los rubros de la economía y los números de las cuentas públicas no fueron la excepción.

De acuerdo con los datos oficiales a los que accedió Comercio y Justicia, los ingresos corrientes alcanzaron a 22.524,25 millones de pesos, 34,6 por ciento por encima de los registrados en el año anterior. El aumento se ubica muy por debajo de la inflación minorista del período que según la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia fue de 46,55 por ciento.
Del total de ingresos corrientes, 12.752,4 millones de pesos provinieron de ingresos tributarios propios mientras que 6.933,2 millones de pesos fueron producto de envíos nacionales y provinciales vía coparticipación. Los ingresos no tributarios aportaron 1.633,18 millones de pesos y las transferencias corrientes 1.117,43 millones de pesos.
Dentro de los ingresos propios, la contribución sobre el Comercio, la Industria y las Actividades Lucrativas recaudó 7.221,15 millones de pesos, 35,25 por ciento por encima del año anterior. En tanto, las Tasas y Derechos sobre el Patrimonio sumaron 3.245,8 millones de pesos, 31,4 por ciento más que en 2017.
Por su parte, el gasto corriente alcanzó a 19.349,88 millones de pesos. De ese monto, 11.563,67 millones de pesos fueron destinados a la partida Personal, esto es erogaciones salariales. Esa cifra fue 31,6 por ciento más elevada que en el año inmediato anterior.
Cotejados ingresos y gastos corrientes, el resultado económico (resultado corriente) fue de 3.174,37 millones de pesos.
Por el lado de los ingresos de capital, se computaron apenas 6,61 millones de pesos, muy por debajo de los 887,03 millones de pesos informados en 2017. De todas formas, en aquel año se imputaron bajo ese concepto recursos logrados a través de créditos que no aparecen en el ejercicio de 2018.

Por su parte, los gastos de capital fueron de 2.919,9 millones de pesos, por debajo de los 3.266 millones de pesos informados en 2017. Si bien los números finales deberán observarse recién cuando se difundan los datos completos de la cuenta de inversión, surge a primera vista una fuerte desaceleración del gasto en trabajos públicos, al menos así se infiere de la ejecución de los gastos de capital.
De esta manera, los ingresos totales alcanzaron a 22.530,87 millones de pesos y los gastos totales fueron de 22.269,78 millones de pesos.
Por su parte, el resultado primario -esto es previo al pago de intereses de deuda- fue de 783,42 millones de pesos y el resultado financiero del período llegó a 261,08 millones de pesos.
Respecto a las fuentes financieras, se ubicaron en 650 millones de pesos vinculadas al endeudamiento público. En tanto, las aplicaciones financieras llegaron a 843,64 millones de pesos, traccionadas por la amortización de deuda y disminución de otros pasivos.
De esta forma, el resultado final del ejercicio ascendió a 67,43 millones de pesos.

La deuda, según Vilches
La candidata a intendenta por el Frente de Izquierda Laura Vilches, advirtió que la deuda municipal creció 750 millones de pesos en una semana por efecto de la devaluación en el pasivo dolarizado.
“Resulta inconcebible que de lunes a viernes los cordobeses hayamos perdido el equivalente a 1.500 viviendas para dárselos a los bancos y demás especuladores financieros”, dijo Vilches quien anticipó que impulsará la derogación del “escandaloso artículo 18 de la ordenanza 12.857 que permite que el intendente pueda tomar deuda sin pedir autorización al Concejo Deliberante”.

La deuda provincial subió 24 mil millones en cuatro meses
La deuda de la Provincia de Córdoba alcanzó el viernes pasado a 127.234,9 millones de pesos, 24.097 millones de pesos por encima del cierre de 2018.
El aumento fue producto de la fuerte devaluación del peso respecto al dólar en ese período.
Concretamente, de acuerdo al último dato oficial disponible, al 31 de diciembre pasado, la deuda provincial alcanzaba a 103.137,64 millones de pesos. De ese monto, 97.698,31 millones de pesos era deuda en dólares pero convertida a pesos a un tipo de cambio de 37,7 pesos por unidad.
Sin embargo, el dólar cerró el viernes pasado en 47 pesos, casi 10 pesos por encima del valor del último día hábil de diciembre.
Ese cambio golpeó de lleno al pasivo provincial que alcanzó el record de más de 127 mil millones de pesos.
Desde el Gobierno insisten en que el pasivo no es un frente que complique a la Provincia. Sin embargo, en un contexto donde las cuentas públicas acusan el impacto de la crisis, el pago de servicios de intereses y amortización de capital exigen cada vez más esfuerzo. Con todo, recién en 2021 habrá que afrontar el primer vencimiento de peso de uno de los bonos emitidos desde 2016. Para entonces, la Provincia supone que habrá podido refinanciar ese pasivo con la emisión de nueva deuda.