Home  >   Economía   >   El Gobierno colocó deuda en euros por 2.500 millones

El Gobierno colocó deuda en euros por 2.500 millones

El Gobierno nacional colocó ayer dos bonos por un total de 2.500 millones de euros, en lo que fue el regreso de Argentina al mercado financiero de Europa después de 15 años.
Los instrumentos son bonos internacionales en euros con un rendimiento de 3,875% y vencimiento el 15 de enero de 2022, y bonos en euros con un rendimiento de 5% y vencimiento el 15 de enero de 2027. Asimismo, señaló que la demanda total de los inversores europeos llegó a la suma de 7.600 millones de euros.
De este modo, “la República Argentina confirmó la recomposición de una de sus relaciones financieras más antiguas a través de la colocación de dos bonos denominados en euros en el mercado europeo”, informó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.
“Compañías argentinas contarán, a partir de ahora, con una tasa de referencia clara y transparente para los financiamientos que puedan obtener en el mercado de euros para sus proyectos de infraestructura y desarrollo”, según la cartera que conduce el ministro Alfonso Prat Gay.
La colocación se compone de dos bonos en euros (uno a 5 años y otro a 10 años) por un valor de 1.250 millones cada uno.
Esta emisión, “sumada a la última licitación en pesos del pasado 29 de septiembre, de 50.000 millones de pesos para el Bono a 5 años (octubre 2021) y 11.572 millones para el Bono a 2 años (octubre de 2018), suman los recursos necesarios para afrontar el pago de la deuda preexistente durante el último trimestre del año (un monto de US$ 7.300 millones que incluye vencimientos de capital e intereses de organismos multilaterales y bilaterales y bonos en poder del sector privado y el Banco Central)”.
Y se indicó: “Esta transacción ha ampliado, una vez más, el universo de inversores que confirma su gran interés por Argentina, diversificando así las fuentes de financiamiento para el gobierno y para otros emisores del país”.
En el texto se resaltó que “el apoyo que ha recibido el Gobierno del presidente Mauricio Macri, manifestado por los primeros mandatarios europeos, se ve reflejado en el interés por participar en esta transacción de inversores de diversos orígenes, incluyendo Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza, entre otros”.
Los encargados de las operaciones fueron los bancos BBVA, BNP Paribas y Credit Suisse.