Home  >   Economía   >   El dólar se disparó, el Gobierno relativizó la suba y apuntó a mejoras

El dólar se disparó, el Gobierno relativizó la suba y apuntó a mejoras

Dante Sica, afirmó afirmó que el Gobierno no encuentra todavía causas de preocupación con respecto al tipo de cambio

La divisa avanzó hasta $43,42 y el Banco Central convalidó una nueva suba de tasas. El ministro Sica dijo que no observa causas de “preocupación” respecto al tipo de cambio y que la economía empieza a “equilibrarse”

El dólar minorista avanzó 4,07 por ciento y alcanzó una nueva marca récord de 43,412 pesos, durante una jornada en la que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) convalidó una suba en la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) a 51,862 por ciento, en un mercado en el que la demanda volvió a actuar con fuerza.
En la subasta de Leliq -en la que adjudicó 223.174 millones de pesos a 7 días de plazo y generó una contracción de liquidez de 63.174 millones de pesos debido a que los vencimientos superaban los 160.000 millones de pesos- la tasa máxima fue de 53,4991 por ciento y la mínima de 49,490 por ciento.
En el segmento mayorista la divisa estadounidense también marcó una importante alza, en este caso de 4,29 por ciento, al sumar $1,75 y finalizar en $42.50.
En tanto, el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, afirmó ayer que el Gobierno “no encuentra todavía causas de preocupación con respecto al tipo de cambio”, al sostener que la economía “empieza a equilibrarse” y asegurar: “Vamos a empezar a ver una recuperación”. Sica, en declaraciones en Casa de Gobierno al finalizar la reunión de Gabinete, subrayó: “Tenemos una política cambiaria que está definida con el margen de intervención que tiene el Banco Central, así que desde ese punto de vista no estamos viendo inconvenientes”.
Además, acerca de la economía dijo que la expectativa es que “con esta macro que empieza a equilibrarse y empieza a estar más estable” se empezará a “ver una recuperación de la actividad económica”.

Consultado sobre la inflación, Sica opinó que se espera quizás números “por encima de lo que estábamos esperando” para marzo, en parte por “el impacto de las tarifas” y también por el aumento de la carne donde, explicó, “hay una suba estacional en los primeros meses del año” que luego tiende a estabilizarse. En ese sentido, dijo que con la Secretaría de Comercio Interior trabajan para “ir suavizando todos estos incrementos”.
Acerca de una posible marcha que analizan sectores sindicales, Sica expresó que “con el sindicalismo hay un diálogo abierto y fluido” y también con “las distintas cámaras” empresariales.
Asimismo, recordó que el Gobierno abrió “mesas sectoriales” para analizar la evolución de diferentes rubros de la economía.

“Podrán hacer una marcha, será la forma de expresar lo que está pasando. Nosotros sabemos lo que está pasando y vamos a seguir trabajando con ellos el día después de la marcha”, apuntó.
Asimismo, sostuvo que en diciembre la CGT había expresado su preocupación con respecto a la evolución del salario mínimo, vital y móvil.
“Al respecto, había pautados dos aumentos, uno en marzo y otro en junio que iba a llevar al salario mínimo vital y móvil a cerca de los $12.500 y lo que hicimos es adelantar el incremento de junio a marzo”, señaló.
En ese plano, amplió: “En marzo estamos entrando en temporada de paritaria, ya que entre ese mes y junio se resuelven 80/85 por ciento de las paritarias y por lo general después de eso se convoca al Consejo del Salario y ahí llamaremos y se establecerá cuáles son los nuevos valores”.
Respecto del aumento anunciado por el presidente Mauricio Macri el viernes pasado en la Asamblea Legislativa, que llevó la Asignación Universal por Hijo (AUH) de 1.800 a 2.644 pesos, el funcionario confirmó que se hizo en el marco del “acuerdo con el Fondo Monetario Internacional destinado a programas sociales”.

Mercado volátil
Mauro Mazza, analista de la consultora Bullmarket Brokers, aseguró que “la tasa de equilibrio de las Leliq dependen de la inflación anualizada, el riesgo soberano y la tasa de diez años de Estados Unidos”, al explicar que, durante la primera quincena de febrero, la tasa de política monetaria quedó rezagada respecto a la evolución que registraron los precios.
“Durante la primera quincena de febrero quedó muy atrás de lo que estaba sucediendo con precios, porque 3,4 por ciento (la inflación base de febrero) anualizada da una tasa de 40,8%. Si se suma la prima en dólares de 7,5% + 2,75 por ciento de la tasa de los bonos a diez años en EEUU, da un equilibrio Leliq de 51,05 por ciento. Y hoy cerró a 51,45 por ciento”, enfatizó Mazza.
El especialista dijo que esta tasa podría llamarse de “equilibrio”, aunque advirtió de que “las últimas estimaciones de inflación arrojan valores de cuatro por ciento para febrero, un porcentaje que anualizado da 48 por ciento, arrojando como máximo una Leliq de 58 por ciento” para el corto plazo.
“Por primera vez en dos semanas el BCRA logró licitar hoy una tasa que incorporó como mínimo la inflación de 3,4 por ciento base febrero. Hay margen para que siga subiendo”, agregó Mazza. “Para nosotros la tasa debería ser 55 por ciento y así esperar el dato del 14 de marzo de inflación. Lo que observamos es que el mercado no está desesperado por prestarle los pesos al BCRA, y eso nos llama la atención”, agregó Mazza.
Consultado por el incremento en la divisa norteamericana, dijo que “la suba del dólar tiene dos ejes: el campo había entrado en transición entre fina y gruesa, y las liquidaciones trigueras colapsaron y eso quitó liquidez clave al mercado, mientras esperamos la gruesa que llega a finales de marzo”.
“Lamentablemente las regulaciones del BCRA impidiendo a los bancos tener dólares, hace que tengamos momentos de locura porque hay vacíos de mercado único y libre de cambios. Y eso genera trastornos donde no debería haberlos”, recalcó Mazza.

Por su parte, Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, comentó que durante los tres primeros días hábiles de marzo “la suba del dólar es de $3,3500 (8,55 por ciento) y los operadores de los bancos se van asombrando y acostumbrando en pagar entre $0,10 y $0,25 entre cada ficha operada”.
Izzo dijo que en el mercado llamó la atención la forma en la que subió el dólar hasta alcanzar un máximo de $42,50 a nivel mayorista y que en el último tramo de la rueda, “con solo un par de millones pactados”, la divisa avanzará 50 centavos con tan solo $5 millones de dólares operados. El especialista sostuvo que tras conocerse el resultado de la licitación de Leliq, el mercado no reaccionó de la forma en la que esperaba el BCRA. “No produjo el resultado esperado por el BCRA y como la oferta de dólares es escasa por el rally de suba de 8,55 por ciento en el valor de la divisa, los vendedores aparecen tímidamente y con precios groseros”, detalló.
Por su parte, el analista financiero Christian Buteler afirmó que “estuvo muy complicado el mercado cambiario en el día de hoy, el BCRA absorbiendo pesos y pagando más tasa pero el dólar volando más de 4 por ciento. Estos eventos hay que abortarlos lo más rápido posible, caso contrario empezamos a correrlo de atrás”.
“El Tesoro tiene dólares para vender del acuerdo con el FMI para afrontar su déficit. Debería anunciar esas subastas lo antes posible para intentar evitar que se genere una nueva corrida cambiaria. No es chiste un 4,29 por ciento de suba en un día cuando en la región fue menos de un tercio”, concluyó Buteler.