Home  >   Economía   >   El costo de la obra pública vuelve a presionar sobre los proyectos en marcha

El costo de la obra pública vuelve a presionar sobre los proyectos en marcha

En mayo hubo fuertes incrementos en insumos básicos. El asfalto subió 7,44%. En tanto, el cemento rozó el 3% y los tubos de acero el 4%. Los aumentos se produjeron aún con un dólar planchado. Sin embargo, en algunos casos se ubican debajo de la inflación minorista

Los principales insumos utilizados para medir el denominado Índice de Obra Pública (IOP) que el Gobierno de Córdoba publica mensualmente y que se utiliza para ajustar los contratos vigentes con cada adjudicataria de proyectos en marcha, anotaron una vez más un fuerte incremento en mayo y sumaron presión extra a los planes de infraestructura en ejecución.
Luego de que en abril también anotaran un contundente salto producto en muchos casos de la escalada del dólar, en mayo y pese a que la divisa se mantuvo sin mayores cambios e incluso ya dejaba entrever una reducción en su cotización, también hubo aumentos de peso.
Concretamente y de acuerdo con los datos oficiales, el asfalto se incrementó 7,44 por ciento. Ya en abril había operado con un alza del 6,86 por ciento.

Se trata de un insumo básico para obras viales. De todas formas y pese a los dos fuertes incrementos en el último bimestre, la suba acumulada en el año llega al 17,24 por ciento, apenas por debajo de la inflación minorista para el mismo período.
Por su parte, el cemento, otro producto clave para la obra pública, escaló en mayo un 2,93 por ciento y totalizó en 2019 una suba del 17,23 por ciento.
Por su parte, el acero desaceleró en el quinto mes del año luego de un incremento del 6,76 por ciento en abril. De hecho, el aumento en mayo fue de sólo el 1,81 por ciento para acumular un alza del 16,84 por ciento en el año.
Diferente fue el derrotero de los tubos de acero, elementales para los gasoductos por ejemplo. Ese insumo subió 3,92 por ciento en mayo y sumó 18,67 por ciento en 2019.
En tanto, el hormigón, también de peso a la hora de computar los costos de determinadas obras, subió 2,83 por ciento. Sin embargo, sólo acumula un aumento del 11,31 por ciento en el año.

Por lo demás, hubo subas contundentes en determinados rubros que son específicos para cierto tipo de proyectos. Así, aisladores, conductores aéreos y subterráneos y empalmes y terminales, todos vinculados a obras eléctricas, subieron hasta 3,93 por ciento y acumulan alzas de hasta 19,82 por ciento.
También hubo subas importantes en otros rubros como la tarifa eléctrica que trepó 2,24 por ciento hasta alcanzar un 28,74 por ciento en los primeros cinco meses del año.
En tanto, los combustibles subieron 4,73 por ciento y totalizan 13,76 por ciento en el año.
Párrafo aparte para la mano de obra. El rubro que tiene fuerte incidencia de acuerdo al tipo de proyecto, registró en mayo una suba del 14,03 por ciento para llegar al 28,74 por ciento en 2019, entre los rubros que más subió en el año.

Paradójicamente, la recuperación de los salarios de los obreros de la construcción en lo que va del año respecto a la inflación minorista, no refleja fielmente lo que ocurrió en los últimos dos años donde ese item fue uno de los que menos subió con relación al resto.
Sin embargo, la fuerte suba experimentada en mayo es por la vigencia de uno de los escalonados del aumento logrado en paritarias que ya no se reflejará, por ejemplo, en junio.
Finalmente, rubros que nada tienen que ver con el movimiento del dólar, por ejemplo, los áridos, subieron 1,88 por ciento en mayo y acumulan un alza del 10,45 por ciento en el año, de las más bajas entre los 46 medidos en el Índice de Obra Pública.
Por lo demás, los aumentos incidirán en el ajuste de los contratos de obra vigentes y sumarán presión al Gobierno a la hora de mantener el ritmo de algunos proyectos, a tenor de la delicada situación de las finanzas provinciales, dato desglosado por Comercio y Justicia el viernes pasado.

Bienes y servicios
En cuanto al Índice de Bienes y Servicios que también mide la evolución de los precios de insumos básicos y que se utiliza para reajustar contratos del Gobierno provincial que incluyan ese tipo de rubros, también exhibieron en mayo aumentos generalizados.
No obstante, en todos los casos se ubicaron en promedio en línea con la inflación minorista de mayo que llegó al 2,94 por ciento. Tal fue el caso de insumos de limpieza, descartables o servicios de comunicación. Sin embargo, en este último caso, acumulan un alza del 22,58 por ciento en el año.
Con todo, hubo excepciones como el caso de los medicamentos que subieron 5,30 por ciento y suman 22,71 por ciento en el año.
En todos los casos, los datos son relevados por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.