Home  >   Economía   >   Dos meses de plazo para que llamadas de celular se facturen por segundo

Dos meses de plazo para que llamadas de celular se facturen por segundo

NORBERTO BERNER se reunió con las empresas la semana pasada.

Movistar, Claro, Personal y Nextel tendrán que adaptar sus tarifas en un plazo de 60 días. Lo confirmó el secretario de comunicaciones, Norberto Berner, en una conferencia de prensa que compartió con el ministro de Planificación, Julio de Vido.

Las empresas de telefonía celular tendrán dos meses para comenzar a cobrar las llamadas por segundo, según indicó ayer el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner.

De este modo, las operadoras del sector tendrán que adaptar sus tarifas en los próximos 60 días.

En la actualidad, Movistar, Claro, Personal y Nextel cobran por minuto de comunicación, independientemente de la duración de cada llamada, lo que es objeto de crítica por parte de entidades de usuarios.

“Es un plazo muy exigente para las compañías y vamos a tener que trabajar mucho para ver si dan cumplimiento”, dijo Berner, en una conferencia que brindó junto con el ministro de Planificación, Julio de Vido.

La decisión quedará formalizada mediante la resolución 26, que se publicaría hoy en el Boletín Oficial.

Esta resolución establece que “todos los usuarios nuevos, las nuevas líneas que se adquieran deberán ser tasados en unidad de segundos y no en minutos, como era hasta hoy”.

“Dentro de los 60 días, la totalidad de las comunicaciones móviles en Argentina deberán ser tasadas en segundos y no en minutos ni libremente”, dijo Berner.

Además, el funcionario subrayó que las empresas también deberán notificar los ajustes de tarifas con 60 días de antelación a sus clientes, para poder aplicarlos.

A su criterio, ello “no implica la fijación de precios de ningún modo. Sólo es para poder trabajar con las licenciatarias y hacer las verificaciones en las aplicaciones de los planes, para generar control como corresponde. De otra manera, el Estado nunca llega a controlar por que se entera después”.
Berner reconoció que el servicio de telefonía celular en Argentina es “insatisfactorio”.

“Las dos medidas que anunciamos son fundamentales y nos marcan el sendero por venir, que pasa por nuevas normas regulatorias”, indicó De Vido, y precisó: “Pasamos de cuatro millones de celulares en 2003 a 48 millones en la actualidad, por lo tanto es mucho lo que se hizo pero también es mucho lo que falta” hacer.