Home  >   Coronavirus, Economía   >   Consumidores de la ciudad de Córdoba encuentran menos de la mitad de los productos con tope de precio

Consumidores de la ciudad de Córdoba encuentran menos de la mitad de los productos con tope de precio

Un monitoreo sobre la disponibilidad de artículos y el cumplimiento de los valores establecidos por el Gobierno nacional en supermercados estableció más de 500 infracciones. En los pañales, el sobreprecio llegó a ser de hasta 85%

Un relevamiento sobre la disponibilidad de los 1.732 productos de primera necesidad y el cumplimiento de los precios máximos establecidos por el Gobierno nacional para ellos, realizado en cinco de las cadenas más grandes de supermercados con sucursales en la ciudad de Córdoba, estableció que los consumidores cordobeses sólo tienen chances de acceder a entre 30 y 50% de los artículos acordados, en tanto que alrededor de 500 de ellos no cumplen con los valores establecidos sino que exhiben montos que llegaron a ser hasta 85% superiores a los permitidos.
Así surgió del monitoreo que realizó la Fundación Córdoba en Potencia -que lideran los concejales de la oposición Rodrigo de Loredo y Esteban Bria-, entre casi 9.000 productos ofertados en los portales web y las sucursales de las cadenas Disco, Carrefour, Super Vea, Super Mami y Walmart.
Según se refirió en el informe, el ranking de los productos en infracción fue encabezado por los pañales, rubro en el cual se registraron las mayores diferencias de precio entre el establecido por el Gobierno y el efectivamente encontrado en cada cadena de supermercado, llegando en algunos casos a superar los $300 de diferencia por producto.
Lo secundaron las toallitas femeninas, con incrementos del orden de 50% y algunos productos de limpieza.
“En esta época en la que estamos viviendo una crisis mundial sin precedentes, hacen falta medidas excepcionales y transitorias que ayuden a proteger a los consumidores de los posibles abusos en los precios”, indicaron los concejales.
“El control de precios permite proteger también a los comerciantes que hacen el esfuerzo de colaborar para mitigar los efectos de la crisis, pagando los sueldos como corresponde, no aumentando los precios y pagando los impuestos, mientras otros sacan ventaja de su posición”, agregaron.
Sucede que, según revelaron, detectaron que hay distribuidores (algunos de los cuales tienen exclusividad en determinadas zonas), que venden productos a los comercios casi al precio máximo. “Esto implica que el comercio, para vender al precio máximo no sólo no gana, sino que muchas veces tiene que perder y eso es algo que el gobierno debe controlar”, explicaron. A modo de ejemplo, un producto de primera necesidad como el azúcar, con un precio máximo de $52 por kilo, es vendida a los comercios por el distribuidor de la marca a $50, según afirmaron los ediles. Luego de monitorear casi nueve mil productos, la Fundación constató que más de 500 se encontraban en infracción, es decir, se vendían a precios superiores a lo establecido por el Gobierno.

Algunos resultados
En la página web de la cadena Disco relevaron la existencia de 506 de los 1732 productos con precio máximo, lo que representa solo 30% de los productos listados. Sobre esos 506 productos, 95 costaban por encima del tope. A su vez, 41 productos superaron el precio máximo entre 10 y hasta 58%, con diferencias de hasta $291 por producto.
En el sitio de Carrefour encontraron 50% de los productos listados. De ellos, más de 100 superaron el precio establecido, llegando a registrarse valores de hasta 85% por encima de los precios máximos establecidos y con diferencias de hasta $326 por producto. La página de Walmart tenía 35% de los productos del listado. De ese total, 73 productos superaron los precios máximos fijados, llegando a encontrarse sobreprecios de hasta $101 por producto.
En la web de Supermercados Vea se relevó la existencia de 639 de los 1732 productos con precio máximo. De ellos, 151 productos tenían precios superiores a los fijados, llegando a registrarse sobreprecios de hasta 75%, y con diferencias de hasta $245 por producto.
Finalmente, en el portal de Supermercados Mami se relevó la existencia de 840 de los 1732 productos con precio máximo, por lo que la disponibilidad en góndola llegó casi a 50%. Sobre ellos se encontraron 20 con precios superiores a los fijados.

Piden sanciones
Según se informó, los concejales pusieron a disposición del Ejecutivo Municipal el informe con los detalles del mecanismo utilizado, las constataciones y toda la información relevada, a los fines de que se proceda a iniciar los respectivos procedimientos administrativos para sancionar las infracciones.
“Le pedimos al gobierno municipal que sume a estos operativos a las áreas de control de las que dispone para que la tarea sea periódica e integral y así proteger a los vecinos que, a raíz del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, no tienen la libertad de circular para comparar precios y poder comprar de forma eficiente”, explicaron los concejales.
Asimismo, de Loredo y Bria proponen que el Municipio desarrolle una plataforma digital que incluya el listado de precios máximos contemplados en la Resolución 100/20 de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, para que los vecinos puedan controlar, mediante la lectura del código de barras con su celular, si el producto que pretende adquirir está o no en infracción.
Finalmente advirtieron la necesidad de que la provincia y la nación realicen controles adecuados a los fabricantes y distribuidores sobre el stock de mercadería y, fundamentalmente, sobre los precios.

Denunciaron a proveedores y fabricantes

Días atrás, la Cámara de Supermercados de Córdoba denunció a proveedores y fabricantes por la suba de precios en los productos que comercializan y aseguró que no se respetan los valores máximos fijados por el Gobierno nacional en el marco de la pandemia.
“Venimos a denunciar que las empresas cordobesas no podemos cumplir con tales exigencias, ya que la mayoría de los productores, fabricantes y distribuidores no respetan tales condiciones, atentando contra nuestra responsabilidad social de brindar alimentos”, advirtió la cámara en un comunicado.
Según indicaron, la suba de precios se observó “sobre todo en productos de consumo básico y masivo como harina, arroz, aceite o azúcar, entre otros, ya sea por aumentos en los precios de venta, por modificaciones en las condiciones comerciales o en falta o cuotificación de entrega de la mercadería”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *