Home  >   Economía   >   Con la inflación anual estimada en 30%, el salario real caerá entre 3% y 5%

Con la inflación anual estimada en 30%, el salario real caerá entre 3% y 5%

El retroceso en los ingresos de los empleados públicos será de 4,5% interanual; los del sector privado formal cederán 1,5%, y los de los trabajadores no registrados bajarán 5%, advirtió Ecolatina. La merma en el poder adquisitivo se sintió en las ventas por el Día del Padre

En una coyuntura económica crítica y en el marco de incremento del precio de los servicios y de la depreciación de la moneda nacional derivada de las corridas cambiarias de mayo y junio, el salario real caerá en 2018 entre 3% y 5%, indicó la consultora Ecolatina.
“Producto de un año agitado, la inflación de 2018 será mayor que la del año pasado. En cambio, los salarios crecerán nominalmente menos que en 2017”, indicó la entidad en su análisis.
Al respecto recordó que con el objetivo de aliviar el deterioro del sueldo real que la consultora calificó como “evidente”, el Gobierno propuso un incremento adicional de 5% para los sindicatos del sector privado que hayan cerrado paritarias basadas en la pauta oficial de 15%. No obstante, dado que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) elimina la meta de inflación para este año y endurece el objetivo fiscal de 2019, para Ecolatina el oficialismo adelantará correcciones tarifarias para el último trimestre de 2018, en pos de reducir el rojo de las arcas públicas.
“En consecuencia, la inflación difícilmente perfore 2% mensual en los últimos meses del año, cerrando 2018 incluso por encima de las últimas proyecciones del REM (27%)”, advirtió. Y estimó que si la inflación roza el 30% previsto por sus analistas, la propuesta oficial sólo atenuará la caída del salario real -quedará lejos de revertirla-.

En este escenario, el salario real del universo de trabajadores registrados caerá en promedio casi 3% interanual en 2018.
El retroceso estará liderado por los empleados públicos registrados (-4,5% interanual); y las remuneraciones reales del ámbito privado formal cederán 1,5% este año, según afirmó Ecolatina, y agregó que si bien no hay datos actualizados de los trabajadores no registrados, su merma (en la zona de 5%) puede ser incluso mayor por su acotado poder de negociación en “contextos recesivos”.
Así, la contracción de los ingresos laborales golpeará la demanda interna. “En consecuencia, el consumo masivo acumularía su tercer año consecutivo de caída, mientras que el turismo en el exterior y la compra de bienes durables se frenarán” por la baja del ingreso familiar y brusca suba del dólar, concluyó.

Consumo
La depreciación del salario ya comenzó a sentirse en el consumo masivo, específicamente en las ventas que se realizaron en el país en el marco del Día del Padre.
De hecho, según precisó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en esta celebración, la comercialización se retrajo 6,4% frente a igual fecha del año pasado. Según CAME, los factores claves para esta contracción fueron la situación económica, el frío y el comienzo del Mundial de Fútbol.
Durante esta celebración, el ticket promedio por regalo se ubicó en $680; algunos negocios alentaron el consumo con promociones y descuentos que fueron menos abundantes que otros años porque la rentabilidad está “muy golpeada”, según estimó CAME, que destacó que el consumidor se orientó a productos “económicos” y los comercios ofrecieron descuentos de hasta 40% por pagos en efectivo.
“Las familias priorizaron poder comprar en cuotas sin interés y no en todos lados se podían conseguir esas condiciones de financiamiento. Por eso, las operaciones en una cuota o en efectivo fue por montos moderados”, agregó la entidad, y precisó que registró muchas tarjetas al tope de su capacidad de financiamiento. “Se dividieron pagos en dos o tres plásticos y también sumando efectivo. Se notó en el mercado la falta de poder adquisitivo y la incertidumbre sobre el rumbo económico”, afirmó.

En detalle, según el relevamiento de la organización que agrupa las medianas empresas del país, sólo 23,7% de los comercios consultados finalizó la fecha en alza frente a 2017. Mientras, 58,8% terminó en baja y 17,5% sin cambios.
En tanto, los rubros con mejor desempeño fueron Perfumería (que se mantuvo sin cambios frente al año pasado) y Restaurantes (en el que las ventas declinaron sólo 0,2% en la comparación interanual). Los segmentos que más se mostraron afectados por la retracción fueron Librerías (-12,2%), Herramientas y ferreterías (-10,5%) e Indumentaria (-9,6%).
Por otro lado, “continuaron ganando relevancia este año las ventas por Internet. Según el análisis de demanda realizado por Focus Market para CAME sobre un relevamiento en 3.300 consumidores, 18% de las ventas del Día del Padre fue online, 43% en comercios a cielo abierto, 9% en supermercados y 30% en shoppings. Este año, bajó la participación de supermercados y shoppings en las elecciones de lugar de compra, y como se marca aumentaron negocios a cielo abierto e Internet”.
En tanto, detalló la entidad que en todas las provincias la venta fue débil, sin excepción. Según afirmó, ganaron mercado los comercios que ofrecieron mejores precios y condiciones de ventas, pero no todos pudieron sumarse a esas propuestas, ya que éstas dependían de la situación particular. “Las ventas informales, ya sea en la modalidad manteros o ‘saladitas’, le restaron consumo al comercio formal, ofreciendo en muchos casos la misma mercadería pero a precios mucho más bajos por no pagar impuestos y otras obligaciones”, destacó.

Próximos días
Nuevo Gabinete, vencimiento de Lebac y crédito

Una semana clave en materia económica comienza hoy, cuando se podrán conocer detalles sobre las nuevas directivas de un gabinete de ministros de la Nación casi completamente renovado, luego del desplazamiento de los titulares de Producción y de Energía -Francisco Cabrera y Juan José Aranguren, respectivamente- y el ingreso al frente de cada una de las carteras de Dante Sica y Javier Iguacel . En tanto, también entrará en funciones Luis Caputo (“en comisión”) al frente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), luego de la renuncia de Federico Sturzenegger, en el marco de una alta volatilidad cambiaria y una inflación que este año duplicará la meta oficial (15%) anunciada en diciembre de 2017.
Por otro lado, hoy el Tesoro intentará colocar hasta US$4.000 millones mediante una licitación de títulos en pesos y en dólares, con la intención de descomprimir la demanda de la divisa estadounidense. En tanto, mañana, el BCRA buscará renovar buena parte del vencimiento de Lebac, por unos $530.000 millones de corto plazo.
Mientras, el miércoles -feriado nacional- se espera que el FMI apruebe formalmente el crédito stand by por US$50.000 millones y libere la primera transferencia, de US$15.000 millones. Además, ese mismo día, la compañía MSCI (Morgan Stanley Capital Investment) -cuyos índices utilizan los fondos de inversión para decidir el destino del dinero- decidirá si Argentina se mantiene como economía “de frontera” o vuelve a ser mercado “emergente”.