Home  >   Economía   >   “Cepo parcial”: la semana comienza con fuertes restricciones oficiales para el mercado cambiario

“Cepo parcial”: la semana comienza con fuertes restricciones oficiales para el mercado cambiario

Las medidas fueron comunicadas en el Boletín Oficial de este domingo y están destinadas tanto a empresas como a individuos. Incertidumbre por la reacción de exportadores, inversores y ahorristas en la jornada de hoy. Bancos extienden el horario de atención al público hasta las 17

La feroz escalada que el dólar registró durante agosto, específicamente desde las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) efectuadas el domingo 11, tuvo un impacto decisivo en la economía del país, que se encuentra en un estado de máxima incertidumbre.
Con una economía altamente vulnerable al movimiento de la divisa y de los capitales financieros, las medidas dispuestas por el Gobierno nacional de las últimas semanas para frenar la escalada de la moneda extranjera no han tenido un resultado positivo y, debido a esto, esta semana iniciará con fuertes restricciones oficiales para el mercado cambiario, que afectan tanto a empresas como a individuos.
Luego de que la cotización del dólar cerró el viernes pasado para la venta al público en $62,03 promedio y la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) se ubicara en un nivel máximo en el transcurso de un año de 83,26% aún con una fuerte intervención del Banco Central de la República Argentina (BCRA), ayer en el Boletín Oficial de la República Argentina se publicó el decreto 609/2019 referido al mercado cambiario y la deuda pública, por el cual se intensificarán los controles sobre la compraventa de la moneda extranjera.

La disposición, que fue denominada en los medios como un “cepo parcial”, se basó -según el texto de la normativa- en la consideración de los “diversos factores que impactaron en la evolución de la economía argentina y la incertidumbre provocada en los mercados financieros”. En este escenario, detalló el texto que “el Poder Ejecutivo Nacional se vio en la necesidad de adoptar una serie de medidas extraordinarias tendientes a asegurar el normal funcionamiento de la economía, sostener el nivel de actividad y empleo y proteger a los consumidores”.
Además, el documento agregó que “ante los recientes acontecimientos económico-financieros desencadenados, de público conocimiento, y la incertidumbre generada en el marco del proceso eleccionario en curso, es necesario adoptar medidas transitorias y urgentes para regular con mayor intensidad el régimen de cambios”.
En detalle y en relación al sector exportador, se dispuso que hasta el 31 de diciembre de 2019, “el contravalor de la exportación de bienes y servicios deberá ingresarse al país en divisas y/o negociarse en el mercado de cambios en las condiciones y plazos que establezca el BCRA”.
Asimismo, la autoridad monetaria -siguiendo lo estipulado por la normativa- fue habilitada para establecer “los supuestos en los que el acceso al mercado de la cambios para la compra de moneda extranjera y metales preciosos amonedados y las transferencias al exterior requerirán autorización previa, con base en pautas objetivas en función de las condiciones vigentes en el mercado cambiario y distinguiendo la situación de las personas humanas de la de las personas jurídicas”.

Por otro lado, respecto de los títulos de deuda, el nuevo decreto suavizó el impacto de la reprogramación de los vencimientos en los tenedores que son personas humanas.
Así, se precisó que -en sustitución a lo dispuesto por el decreto del 28 de agosto pasado- “la postergación (…) no alcanzará a los títulos representativos de deuda pública nacional de corto plazo identificados en el Anexo del que da cuenta el artículo 1°, en los casos en que las tenencias: a) consten al 31 de julio de 2019 en sistemas de registro a través de entidades locales cuyas registraciones sean verificables por las autoridades competentes de contralor de la República Argentina, y b) correspondan, directa o indirectamente a personas humanas que las conserven bajo su titularidad a la fecha de pago y cuya trazabilidad pueda ser verificada por los citados organismos de contralor estatales”.
El decreto informó, además, que igual tratamiento tendrán “los títulos suscriptos en la licitación del 13 de agosto de 2019 por personas humanas que los conserven bajo su titularidad a la respectiva fecha de pago”.
Por otro lado, y entre otras disposiciones complementarias, se comunicó que los tenedores de los títulos podrán utilizarlos para la cancelación de deudas.

En detalle, y según adelantó la AFIP, los contribuyentes que posean letras de deuda pública nacional podrán pagar aportes y contribuciones a la seguridad social adeudadas hasta el 31 de julio pasado.
Se trata de las Letes, Lecaps, Lelink y Lecer mencionados en el artículo primero del Decreto 596/2019 del miércoles 28 de agosto y las transferencias se podrán ordenar desde el día quince de este mes y hasta el 30 de noviembre próximo.

Implementación
En relación a cómo se implementarán los principales artículos del DNU publicado ayer, el BCRA emitió un comunicado en la tarde de este domingo donde precisa que los exportadores deberán liquidar sus ingresos en el mercado local con distintos plazos.
Para las operaciones de ventas en el comercio exterior que se realicen a partir de hoy, el plazo es de cinco días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para commodities). Mientras que para las negociaciones que se cerraron antes del día de la fecha, los dólares deberán liquidarse dentro de los cinco días hábiles posteriores al cobro. En tanto, para los egresos no habrá (por ahora) restricción para la compra de divisas.
Por otro lado, las empresas residentes podrán adquirir la moneda extranjera sin limitaciones para importaciones o pago de deudas a su vencimiento, pero necesitarán autorización del Central para adquirir la divisa con fines de formación de activos externos, precancelación de deuda, giro de utilidades y transferencias al exterior.

Finalmente, las personas tendrán una limitación de compra de dólares y/o transferencias al exterior de US$10 mil mensuales y necesitarán autorización oficial para sumas mayores. Mientras tanto, las operaciones que superen los US$1.000 se realizarán exclusivamente con débito a una cuenta en pesos, ya que no podrán realizarse en efectivo.

Al momento de conocerse estos detalles, en la tarde de la jornada de ayer se encontraban reunidos en la sede del BCRA el presidente de la entidad, Guido Sandleris, con representantes de los bancos privados, quienes se interiorizaron sobre las implicancias de la habilitación que la autoridad monetaria dio a las entidades financieras que para que extiendan el horario de atención al público hasta las 17 durante el transcurso del mes, con el objetivo de atender la fuerte demanda de consultas por parte de los clientes que se espera en los próximos días.
Vale señalar que la semana pasada estas medidas ya se encontraban en la mesa de discusión del Gobierno y, como signo de esto, durante todo el fin de semana que pasó usuarios de distintas entidades financieras registraron dificultades para realizar operaciones de compra de la divisa mediante homebanking.
En este sentido, se espera que a primera hora de hoy, el nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, brinde una conferencia de prensa .

ASOCIACIÓN BANCARIA
Pide un programa económico y financiero de emergencia

Por su parte, la Asociación Bancaria, que nuclea sindicalmente a los empleados del sector bancario argentino, emitió ayer un duro comunicado donde “exige” que el Gobierno ponga en marcha un programa económico y financiero de emergencia.
“Imposible ignorar que estamos en una situación económica muy crítica, agobiante, y descontrolada en el sistema financiero en particular”, comenzó la misiva que se encuentra disponible en el sitio web del gremio, y agregó que “el Gobierno del presidente Macri dañó a la mayoría de la población, en especial a los sectores sociales más desprotegidos, pulverizó el empleo y el poder adquisitivo del salario, asfixió a la industria nacional, en particular a las pymes, endeudó a nuestro país en una estrategia demencial, donde no hay error sino perversión en función de los negocios propios y de minoritarios pero poderosos sectores corporativos”.
En este contexto, la entidad alertó que si el BCRA continúa liquidando divisas para frenar la escalada del dólar “la decisión traerá más problemas que soluciones”, entendiendo que “en lugar de detener la corrida cambiaria la terminarán alentando desde la misma autoridad monetaria”.
En detalle, el sindicato propone que el Gobierno disponga de normativas para “reactivar la economía y consolidar reservas en moneda extranjera que son imprescindibles para asegurar los insumos importados vitales para garantizar el abastecimiento de alimentos, medicamentos y energía”. En este sentido, el comunicado se mostró a favor de lo dispuesto en el boletín oficial respecto de la liquidación de divisas del sector exportador.
Además, el gremio conducido por Sergio Palazzo, solicitó “preservar el sistema financiero para garantizar los ahorros genuinos de los argentinos y los sectores productivos, y recuperar su rol de intermediación financiera en la economía real”.
Finalmente, la Bancaria indicó que es necesario “retrotraer el denominado reperfilamiento de deuda del Tesoro Nacional (…) que se encuentre en posesión de empresas productivas con el exclusivo fin de constituir capital de trabajo para su normal funcionamiento, evitando un colapso que tendría graves consecuencias en el empleo, nivel de actividad, alza de precios e incremento de la pobreza”.

COMBUSTIBLES
Esperan flexibilización del congelamiento de precios para mayoristas

El Gobierno nacional liberará esta semana el segmento mayorista de combustibles en cuanto a la fijación de precios y esto significará para las petroleras la primera flexibilización del congelamiento sobre los valores, que regirá hasta mediados de noviembre, a la vez que reconocerá un tipo de cambio de $50 por dólar para las operaciones del sector.
Así lo informaron fuentes del Palacio de Hacienda, al aclarar que ninguna de estas modificaciones al DNU 566 se verá reflejada en las estaciones de servicio, es decir en el precio de naftas y gasoils que pagan los particulares, con lo cual se descartó la posibilidad de dar vía libre a un aumento en los productos premium.
Según trascendió, las nuevas medidas fueron anunciadas a las compañías en una serie de reuniones que se sucedieron el viernes pasado entre el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y los directivos de las petroleras, lo que se traducirá en un nuevo DNU modificatorio que se publicará en el Boletín Oficial en los próximos días.