Home  >   Economía   >   Recaudación en rojo: bajó IIBB y esta vez ni Sellos zafó de la baja

Recaudación en rojo: bajó IIBB y esta vez ni Sellos zafó de la baja

La recaudación consolidada provincial fue 4,4% inferior a valores constantes, esto es respecto a la inflación. Sin embargo, en el año aún sigue en terreno positivo. La merma en la actividad arrastró todos los impuestos ligados a esa dinámica. “La evolución debe ser seguida con atención y responsabilidad”, dijo el ministro Giordano

La recaudación provincial consolidada alcanzó en julio pasado 13.290,9 millones de pesos, 25,3 por ciento superior respecto a igual mes del año pasado pero 4,4 por ciento menor en términos reales.
Se trata de la primera caída a valores constantes que se registra en el año y muestra, al fin, el impacto pleno de la crisis sobre las cuentas públicas.
En rigor, la recaudación propia ya venía registrando cifras en negativo desde abril pasado.
La noticia, sin embargo, es que esta vez cayó también la coparticipación y de esta forma los ingresos de ambas jurisdicciones quedaron en rojo.
El dato de la baja de los envíos nacionales, anticipado la semana pasada por Comercio y Justicia, ya auguraba un panorama sombrío, que ahora quedó confirmado.
“Las principales fuentes de ingresos provinciales están vinculadas al nivel de actividad económica, por eso las dificultades que estamos viviendo a nivel nacional y muestran una desaceleración que impacta directamente en las cuentas provinciales”, djio el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, quien recordó que, en el caso de Ingresos Brutos (IIBB), la baja está vinculada también con la reducción de alícuotas producto del Acuerdo Fiscal con la Nación.
Un dato ayuda a entender el impacto de la crisis.

En julio no sólo cayó en términos reales IIBB, que ya lo venía haciendo en los últimos meses, sino por primera vez el impuesto de Sellos, otro termómetro ineludible de la actividad económica.
“La evolución de los números debe ser seguida con atención y responsabilidad”, dijo el ministro Giordano.
En cuanto a la recaudación propia, en julio llegó a 5.599,5 millones de pesos, 24,8 por ciento mayor que la de 2017 pero 4,8 por ciento inferior a valores constantes.
En tanto, los envíos nacionales fueron de 7.691,4 millones de pesos, 25,6 por ciento superiores a los de julio del año anterior pero 4,2 por ciento menores en términos reales. De todas formas, en el acumulado de los primeros siete meses del año, la recaudación sigue aún en terreno positivo. Hasta julio se habían recaudado 90.584,7 millones de pesos.
En ese marco, los ingresos propios llegaron a 38.892,2 millones de pesos, 30,4 por ciento más que en 2017, mientras que los giros nacionales fueron de 51.692,6 millones de pesos, 37,6 por ciento superiores. Las subas reales fueron de 2,4% y 8%, respectivamente.

Recaudación propia
En julio, IIBB recaudó 3.937,4 millones de pesos, 23,2 por ciento por encima del año anterior y 6 por ciento menos a valores constantes.
La caída de la actividad y la reducción de alícuotas respecto al año pasad fueron claves para la baja.
Por su parte, los impuestos patrimoniales, esto es Inmobiliario y Automotor, mostraron un alza nominal de 30,5 por ciento aunque con un reducción real de 0,5 por ciento. Particularmente incidió la suba del Inmobiliario, que recaudó 715,6 millones de pesos, 2 por ciento superior en términos reales.
Sin embargo, la nota en julio la dio el impuesto de Sellos, que aportó 535,5 millones de pesos, apenas 20,9 por ciento a valores corrientes y 7,8 por ciento por debajo en términos nominales.
Se trata de la primera baja real en mucho tiempo. Hasta ahora, venía zafando del impacto de la crisis.
La recaudación de ese tributo, además de estar afectada por una baja de alícuotas, está directamente vinculada con el impacto de la crisis en los canales ligados a la actividad, como son las tarjetas de crédito, bancos, compañías financieras y escribanos.
En tanto, en el acumulado de los primeros siete meses del año, la recaudación aún se mantiene en terreno positivo, a excepción de los ingresos por el tributo Automotor.
Por el lado de IIBB, aportó 25.749,1 millones de pesos, 28,4 por ciento, y de 0,8 por ciento en términos nominales y reales, respectivamente.
En tanto, los impuestos patrimoniales sumaron más de 7.600 millones de pesos, 38,1 por ciento más a valores corrientes y 8,4 por ciento por encima en términos reales.
Finalmente, el impuesto de Sellos recaudó 3.781,1 millones de pesos, 31,6 por ciento nominal y 3,3 por ciento real, en ambos casos positivo y siempre con relación a igual período del año anterior.

Giros nacionales
En cuanto a los recursos de origen nacional enviados a Córdoba, en julio estuvieron impulsados por la dinámica de los impuestos al Valor Agregado (IVA) y a las Ganancias, que en conjunto representaron 87,9 por ciento del total de recursos nacionales.
El IVA representó 49,6 por ciento del total de recursos nacionales recibidos, y presentó un crecimiento interanual de 40,8 por ciento en términos nominales y de 7,4 por ciento a valores constantes.
En ese marco, el componente interno (IVA-DGI) creció levemente por encima de la inflación del mismo período. Por su parte, el componente externo (IVA-DGA) mostró un alza nominal de 68,2 por ciento, producto básicamente de la fuerte devaluación.
En cuanto a Ganancias, mostró un alza interanual de 24,8 por ciento que, en términos reales, implicó una merma de 4,8 por ciento.

Como en los meses anteriores, el comportamiento de este concepto está potenciado por la derogación del artículo 104° de la Ley de Impuesto a las Ganancias, que entró en vigencia en enero, producto del Consenso Fiscal con las provincias.
De no haber mediado esa modificación, el incremento de Ganancias se habría ubicado en torno a 17 por ciento.
Finalmente, el Fondo Federal Solidario (FFS, fondo sojero) logró en julio ingresos por 279 millones de pesos, 40,7 por ciento más en términos nominales.
Por lo demás, en el acumulado de los primeros siete meses del año tanto IVA como Ganancias muestran una suba aún muy por encima de la inflación. En el caso del primero, subió 48,4 por ciento y 13,2 por ciento en términos reales. Respecto a Ganancias, el alza nominal fue de 42,5 por ciento y de 8,7 por ciento a valores constantes.
En cuanto al FFS, acumula un alza de 21,6 por ciento que, en términos reales representa una caída de 4,6 por ciento, siempre según los datos oficiales informados por la Provincia.

Massismo, contra embargos

n El equipo económico del Frente Renovador solicitó ayer al Gobierno nacional que frene los embargos de la AFIP contra pymes. El planteo, que en rigor ya se había hecho tiempo atrás, fue ratificado nuevamente a tenor de la crítica situación de las pequeñas y medianas empresas. En esta oportunidad, los referentes económicos del espacio que lidera Sergio Massa pidieron la suspensión por 180 días de los embargos y ejecuciones de la AFIP a pymes. La solicitud, eje del proyecto de Ley de Emergencia Pyme presentado por el massismo en el Congreso, se suma al reclamo realizado por la Unión Industrial Argentina (UIA) a la oficina que conduce Leandro Cuccioli para brindarle “alivio financiero” a uno de los sectores más afectados por la caída de la actividad económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *