Home  >   Economía   >   Argentina importará gas de Chile por US$95,4 millones

Argentina importará gas de Chile por US$95,4 millones

Será a partir del 11 próximo, por un plazo de tres meses, para afrontar la demanda invernal, por una cantidad de 1,5 millón de metros cúbicos diarios. Las proveedoras son GDF Suez y Enap.

Argentina importará desde Chile 1,5 millón de metros cúbicos diarios de gas a partir del día 11 próximo, por un plazo de tres meses, para afrontar el pico de demanda invernal, en una operación concretada con dos regasificadoras privadas por un monto total de 95 millones de dólares, informaron fuentes del Ministerio de Energía.

La operación -ejecutada por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación con la regasificadora GDF-Suez y con la Empresa Nacional de Petróleo (Enap)- permitirá al Estado argentino el ahorro de US$46,3 millones de dólares, ya que el gas importado de Chile permitirá reemplazar 400 mil metros cúbicos de gasoil previstos por Cammesa para los próximos meses, aseguraron fuentes gubernamentales.

La decisión de importar gas de Chile de las plantas regasificadoras instaladas en las terminales de GNL Mejillones -en la Región de Antofagasta- y de Quintero -en la Región Metropolitana- ya había sido anticipada a fines de enero como parte de los acuerdos firmados en Buenos Aires por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y su par chileno Máximo Pacheco.

Las exportaciones del fluido llegarán al país a través del Gasoducto del Norte, en el cual opera GDF Suez, y el Gasoducto Andino que utilizará Enap, y se trata de los mismos por los cuales la Argentina exportó parte de su producción de gas al vecino país entre 1998 y 2004.

El total del gas que importará el país desde el 11 de mayo asciende a 350 millones de metros cúbicos durante los próximos tres meses, mediante un contrato con GDF Suez por 73,4 millones de dólares, y otro con Enap por 22 millones de dólares.

La decisión de importar gas del país trasandino responde a que Bolivia no está cumpliendo con los contratos vigentes que prevén un volumen de suministro de 19 millones de metros cúbicos diarios, ya que en los primeros días de mayo apenas están llegando a 16 millones de metros cúbicos.

A partir de la necesidad energética que proyectó la cartera que conduce Aranguren para los próximos meses y ante el límite evidenciado por los proveedores habituales, “el país no tenía otra opción que salir a buscar gas a terceros proveedores”, subrayaron las fuentes.

Costos
La primera opción analizada por el Gobierno contemplaba la programación realizada por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) para la importación, para el trimestre de mayor consumo, de unos 900 mil metros cúbicos de gasoil, por un monto total de 319 millones de dólares.

La evaluación de la cartera energética determinó que el costo de esa importación programada, trasladado al equivalente en gas, era equivalente a un valor de 10,4 dólares por millón de BTU (british thermal unit).

En las negociaciones con las regasificadoras que operan a través de los puertos del centro y norte de Chile, el Ministerio de Energía “buscó abaratar los costos y reemplazar parte del gasoil por el gas que ingresa a la región por el Pacífico”, y en ese marco se pactaron contratos a un precio de 7,2 dólares por MBTU y 6,9 dólares por MBTU, lo que refleja un ahorro de poco más de 3 dólares respecto a los 10,4 dólares por MBTU que significa la importación de gasoil, detallaron las fuente del Gobierno consultadas por la agencia de noticias Télam.