Home  >   Economía   >   Al fin del mandato, la inflación promedio anual de la era Macri alcanzará 38,42%

Al fin del mandato, la inflación promedio anual de la era Macri alcanzará 38,42%

La cifra se desprende de los datos analizados por el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) complementados con las estimaciones del último Relevamiento de Expectativas Económicas del Banco Central

El promedio anual de inflación durante la gestión de Mauricio Macri se puede calcular en 38,42% para cada ciclo del período 2016-2019, según los datos consignados en un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano y complementados con cifras estimadas para este año por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).
Según detalla el documento del CENE, el crecimiento de los precios al consumidor en 2016 fue de 41%, tomando como referencia los datos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya que las mediciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para todo el país se encontraban en revisión, en el marco de la “emergencia estadística” que decretó la actual administración en aquél momento.

En tanto, en 2017 -y ya con datos del ámbito nacional – el incremento del costo de vida se redujo a 24,8%. No obstante, por el salto cambiario del año pasado, la inflación llegó a 47,6% en 2018 y en abril de este año alcanzaba a 55,8% anual. En tanto, según el último REM del BCRA, para este año, el mercado espera una suba de precios de 40,3%.
Si se tienen en cuenta estas cifras, puede deducirse que finalmente este mandato de Macri finalizará con un promedio de inflación anual cercano a 40%, aun cuando éste fue un tema central en su campaña a la presidencia en 2015.
Este desempeño negativo en el control de los precios se habrá logrado incluso luego de la aplicación de dos importantes esquemas del BCRA para frenar la suba, como han sido las metas de inflación promovidas por el ex presidente del organismo monetario Federico Sturzenegger, y la fuerte política monetaria contractiva que impulsa el actual titular de la entidad, Guido Sandleris.

Por otro lado, el informe de CENE conocido ayer -que retoma otras variables de la macroeconomía durante estos últimos años- señala que finalmente los mejores indicadores económicos durante este Gobierno se registraron en 2017, cuando la inflación se encontró en los niveles más bajos de los últimos cuatro años y se logró una tasa de crecimiento de 3,4% con un nivel de pobreza en descenso. Aun así, en ese ciclo se deterioró la balanza comercial, creció la deuda externa y cayó el uso de la capacidad instalada de la industria.
Vale señalar que en el caso de los compromisos crediticios externos, desde 2016 que se observan con tendencia ascendente. “A fines de 2015, la deuda externa bruta total ascendía a 170.414 millones de dólares. Un año más tarde, había trepado a 188.216 millones de dólares, mientras que a fines de 2017 ascendía a 232.952 millones y al concluir 2018 totalizaba 277.921 millones”, detalló el documento del CENE.
En cuanto el comportamiento del PBI durante estos cuatro años, el documento recordó que “el Producto Bruto Interno creció en 2016 un 2,4% y en 2017, un 3,4%. Pero cayó un 2,5% en 2018”, mientras que “para 2019, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima una caída de 1,2%”.

INFORME UCA
Más de la mitad de los infantes y adolescentes argentinos es pobre

“La pobreza monetaria en la infancia y adolescencia, alcanzó en 2018 a 51,7% y es la cifra más elevada de la década”, indicó ayer un nuevo informe del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia que realiza la Universidad Católica Argentina (UCA).
En tanto, los pobres indigentes de este grupo poblacional se estiman en 10,9% para ese mismo año. “Es decir, en el último período interanual se incrementó la pobreza infantil en un 11,2%”, advirtió el documento.
En detalle, según se precisó, la situación del conurbano bonaerense es más que alarmante, ya que -en 2018- la pobreza monetaria alcanzó a 63,6% de los niños, las niñas y adolescentes y 15,4% son pobres indigentes.
Por otro lado, la pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), se estima que en 2018 afectaba a 27,2% de la infancia urbana en el país.