Home  >   Economía   >   Ahora el municipio de Córdoba quiere el Solobus “a cielo abierto” y por etapas

Ahora el municipio de Córdoba quiere el Solobus “a cielo abierto” y por etapas

A diferencia del ya operativo en ruta 9, circulará por la derecha, por lo que no incluirá dársenas ni infraestructura en canteros centrales. Con ese objetivo, “liberarán” el carril de la derecha, en donde estará prohibido el estacionamiento. Ese sistema se aplicará en Cólon-Olmos, Avenida Fuerza Aérea y Vélez Sársfield-General Paz. Instalarán cámaras para multar a los infractores. Se concretará por tramos

La Municipalidad de Córdoba planea avanzar con el sistema de Solobus en los corredores de avenida Colón-Olmos, Fuerza Aérea y Vélez Sársfield-General Paz, ya no a través del proyecto original que se implementó en Avenida Sabattini sino “a cielo abierto”, esto es por el carril derecho y con prohibición expresa del estacionamiento sobre esa margen.
La decisión fue anticipada a Comercio y Justicia por el secretario de Servicios Públicos, Julio Waisman, quien por otra parte confirmó que se avanza en la puesta en marcha del servicio sobre avenida Las Malvinas, aunque en este caso bajo el esquema “tradicional” y con financiamiento a cargo del Gobierno nacional.
“La idea es que en los otros corredores trabajemos un esquema ‘a cielo abierto’, que circule por la derecha aunque con un carril exclusivo y por etapas”, adelantó el funcionario.
El fondeo de la Nación para el sistema de Avenida Las Malvinas había sido anticipado por este medio el 23 de junio, luego de que el presidente Mauricio Macri firmó un decreto de necesidad y urgencia (DNU) ampliando el Presupuesto e incluyendo obras no contempladas en la pauta original, entre ellas el “desarrollo del sistema de ómnibus de transporte rápido y carriles exclusivos Metrobus Córdoba” por un monto de $125 millones a ser desembolsado entre este año y 2018.
Los fondos irán en parte al Solobus de Malvinas, que se desarrollará entre las calles Altolaguirre y el cruce de las vías férreas a la altura del “Superdeportivo”. No obstante, la obra se ampliaría, aunque no ya como carril exclusivo, a las calles Roma entre las avenidas Bulnes y 24 de Septiembre y Viamonte entre las mismas arterias.

“A cielo abierto”
Con todo y a tenor de las dificultades para avanzar con el sistema, tal como fue diseñado en el resto de los corredores que se habían planteado como objetivo original, ahora se trabaja en un proyecto “a cielo abierto”, tal como lo ha denominado Waisman.
Según ese esquema, el Solobus de Colón-Olmos, Fuerza Aérea y Vélez Sársfield-General Paz (por ahora no estaría en los planes la avenida Rafael Núñez), incluiría el tránsito exclusivo de colectivos por el carril derecho. Con esa premisa, se avanzará en la prohibición del estacionamiento sobre esa margen.

Si bien esa posibilidad ya está vedada en buena parte de los recorridos que se proponen, ahora se trabajará en un combo de medidas para disuadir a los particulares a aparcar sobre la derecha.

“Para evitar problemas de tránsito, vamos a ‘liberar’ el carril derecho para que sólo circulen los colectivos”, explicó Waisman.
Entre esas medidas, el funcionario citó la colocación de señalética específica, el trabajo específico de los inspectores de tránsito y, como elemento nuevo, la instalación de cámaras que captarán las conductas infractoras y que derivarán en posteriores multas para quienes transgredan la norma.
De todas formas, Waisman dijo que la puesta en marcha del sistema se implementará “por etapas”, no sólo respecto a cada una de las avenidas en cuestión sino en las propias arterias a ser intervenidas.
Por ejemplo, en avenida Colón-Olmos, una primera etapa podría incluir el tramo desde la plaza Jerónimo del Barco hasta el centro.
El sistema, que apunta a mejorar la velocidad comercial del transporte urbano, no estará exento de problemas en su aplicación, por ejemplo en el giro a la derecha de vehículos particulares o bien para el caso de carga y descarga de los miles de comercios que se ubican sobre las principales avenidas.