Home  >   Economía   >   Advierten de que la tasa de interés sostendrá niveles elevados hasta fin de año

Advierten de que la tasa de interés sostendrá niveles elevados hasta fin de año

La consultora Ecolatina descartó un posible descenso significativo. Indicó, además, que “las tensiones” en la cadena de pago “cumplen un papel secundario” frente a la necesidad de apaciguar la volatilidad del dólar

La tasa de interés de referencia se mantendrá alta, en torno a 70%, porque de este modo contribuye a sostener la estabilidad cambiaria que es necesaria para impulsar una reactivación económica, indicó ayer la consultora Ecolatina.
“En la medida en que contribuya a la estabilidad cambiaria, una tasa de interés en estos niveles no es ‘tan’ contractiva. La precondición para pensar en cualquier reactivación económica sostenida –y que no sea sólo un rebote estadístico por una buena cosecha- es que se extienda el horizonte de previsibilidad del tipo de cambio”, sostuvo la consultora.

Agregó que “si el dólar retoma su volatilidad, la recesión se extenderá: la inflación frenará su curso descendente y el poder adquisitivo permanecerá deprimido. En consecuencia, las tensiones que genera esta tasa de interés en la cadena de pagos cumplen un papel secundario frente a la calma cambiaria”.
Los especialistas también aseguraron que desde fines de abril, cuando el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció que podría intervenir dentro de la zona de no intervención (ZNI) cambiaria –ahora llamada zona de referencia- y que elevaba de US$150 millones diarios a US$250 millones la posibilidad de venta de reservas, “las expectativas de depreciación se apaciguaron sensiblemente”.
No obstante, Ecolatina observó que “las intervenciones cambiarias dentro de la zona de referencia deberán ser acotadas. Aunque las reservas brutas actualmente rondan los US$67.000 millones, las reservas netas (es decir, aquellas que genuinamente pertenecen al Banco Central) no llegan a US$ 20.000 millones”.
“En consecuencia, si la autoridad monetaria vendiera constantemente divisas para ‘planchar’ al dólar, se generarían nuevos temores sobre un eventual default de la deuda en moneda dura, incrementando las presiones que se querían disipar”, advirtió.
Por otra parte, recordó que “para evitar un descalce de plazos de las entidades financieras, la tasa de interés de referencia opera sobre los bancos (sólo ellos pueden acceder a las Leliq) y posee un horizonte de siete días”.
En este marco, para los inversores minoristas la alternativa suele los plazos fijos usualmente a 30 días y “por lo tanto, la autoridad monetaria no debería recortar sensiblemente la tasa de interés de referencia para evitar que los bancos comerciales queden con activos a siete días y pasivos a un mes”, concluyó Ecolatina.

Deuda
Por otro lado, también ayer se conoció un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), en el que se advirtió de que “cada $100 recaudados por el Gobierno nacional, los intereses de la deuda pasaron de requerir $10 en 2017, a llevarse $20 en 2019”.
En este sentido, la entidad recordó que el ministerio de Hacienda difundió el pasado jueves los datos de ejecución presupuestaria en el cuarto mes del año y que en este período se alcanzó un resultado fiscal primario positivo igual a $499 millones, y con ello se consolidó un superávit primario en el primer cuatrimestre del año de $10.846 millones.
No obstante, precisó el documento, “al extender la consideración de los gastos a los Intereses de deuda pagados, se aprecia un crecimiento real muy relevante de los mismos en lo que va del año (+34,7% real)” que representó un incremento de equivalente a 0,24 puntos porcentuales del PIB, “que erosiona la mejora en el resultado Primario”.

“Como consecuencia de la evolución de los intereses de la deuda, el gasto total nacional presenta una dinámica distinta a la observada en el gasto primario. Mientras éste último mantiene un crecimiento por debajo de los Ingresos totales desde marzo de 2017, el gasto total alterna velocidades de crecimiento por encima y por debajo de los ingresos totales”, se evaluó.
“En otras palabras, al cabo de dos años los intereses netos de deuda duplicaron su importancia relativa en términos de los recursos tributarios. En el primer cuatrimestre del año 2019, los intereses de deuda representaron la quinta parte de los recursos tributarios”, se observó.
En detalle, concluyó el Iaraf, “el esfuerzo” realizado por el lado del gasto primario se ve condicionado por el desempeño de los intereses netos que determinan finalmente que el superávit fiscal primario del Sector Público Nacional obtenido “no resulte suficiente” para financiar las obligaciones de la deuda.