Home  >   Comercio Exterior   >   China no sólo compra carne, también busca tecnología ganadera

China no sólo compra carne, también busca tecnología ganadera

Una delegación de ese país visitó Argentina y recorrió establecimientos de toda la cadena cárnica. Espera acceder a desarrollos genéticos, de crianza y también sobre el giro de negocios en la actividad. Estuvieron en Buenos Aires, Rosario y en campos bonaerenses

Argentina es un país ganadero y su carne es un producto de calidad premium reconocido mundialmente. La creciente demanda de alimentos y el consumo de proteínas cárnicas por China, causada por el aumento de la población, ha motivado a ese país tanto a buscar desarrollos para su producción ganadera como nuevas y mejores oportunidades de importación de alimentos. En ese contexto, más de 50% de las exportaciones de carne argentina tienen a China como destino.
Pero los chinos no sólo compran carne. Como en tantos otros sectores de actividad, buscan “aprender de los mejores”, comprar embriones, incorporar raza y tecnología ganadera y, de este modo, reproducir el modelo argentino en su propio país.
Es la razón por la cual Boehringer Ingelheim Argentina recibió recientemente una delegación de clientes y catedráticos chinos liderados por Zhihua Xu, responsable de la división de Rumiantes de Boehringer Ingelheim China, quienes mantuvieron encuentros con responsables del Servicio Nacional de Sanidad Agralimentaria (Senasa), productores ganaderos, consignatarios del Mercado de Liniers, la Asociación Argentina de Angus y frigoríficos.

La misión oriental se reunió con el titular del Senasa, Ricardo Negri, para conocer detalles sobre la trazabilidad de la carne de exportación y las normas de calidad vigentes para el caso.
La visita a dos de los mayores frigoríficos argentinos (Rioplatense y Mattievich) fue además una oportunidad para apuntalar negocios con el principal destino de las exportaciones locales de carne. En la Asociación Argentina de Angus los chinos se reunieron con su presidente ejecutivo, Javier Martínez del Valle, interesados en la importación de embriones, en la mejora de la genética y en los principales aspectos que hacen a la mejora de la calidad de la carne, como terneza, marmoleo e higiene sanitaria.
Los delegados conocieron el histórico Mercado de Liniers, donde tuvieron oportunidad de presenciar remates e interiorizarse en detalle cómo opera un consignatario, en este caso Lanusse Santillán.
En Buenos Aires y Rosario visitaron los establecimientos ganaderos Monte Ovejero, La Estancia de la familia Rossetti y el feedlot Conecar (este último recientemente obtuvo su Certificación en Bienestar Animal).
Los empresarios y funcionarios chinos accedieron a análisis de planes sanitarios y se reunieron con expertos en tecnología de campo: manejo de los animales, las instalaciones y la operativa diaria del campo. “Tuvieron oportunidad de intercambiar experiencias y estrechar vínculos comerciales”, informó Boehringer Argentina.

Junto a integrantes de la empresa de genética ganadera Juan Debernardi, se analizaron en profundidad las principales líneas genéticas que se están desarrollando en las distintas zonas de Argentina.
Para finalizar la visita, el equipo local del Segmento de Rumiantes de Boehringer Ingelheim presentó a la delegación los programas sanitarios que se recomiendan para esta temporada y el programa de Certificación en Bienestar Animal lanzado recientemente.
“Sin lugar a dudas, esta visita se vivió con mucho orgullo por quienes trabajan en la ganadería argentina. Los vínculos creados han sido una buena oportunidad para estrechar lazos comerciales de dos países con culturas muy diferentes, un avance en el conocimiento mutuo hacia un futuro promisorio de intercambio comercial. Seguimos construyendo el prestigio de la carne argentina y contribuyendo al crecimiento del campo y su mercado internacional”, expresó Ignacio Lucero Torres, jefe de la Unidad Negocios de Rumiantes en Argentina de Boehringer Ingelheim Animal Health (BIAH).

El mejor cliente

La República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante el año 2018 con aproximadamente 207 mil toneladas, seguido por Rusia, con 42 mil toneladas; y luego por Chile, con 34 mil toneladas. En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante el período enero-diciembre de 2018 fue igualmente China, que representa 44,2% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el período, seguida por Alemania (13,7%) y Chile (9,9%).