El Gobierno cordobés desactivó la obra de la ampliación del Centro Cívico

Producto del impacto de la recesión económica, la licitación para construir el edificio anexo, que ya había sido prorrogada en dos oportunidades, quedó finalmente desactivada, a la espera de tiempos mejores.

La licitación para construir la ampliación del Centro Cívico, cuya apertura había sido prorrogada ya en dos oportunidades, debía ocurrir durante los primeros días de julio. Sin embargo, finalmente fue suspendida sin fecha y quedó desactivada producto del impacto de la crisis en el horizonte de los ingresos de la Provincia.
La iniciativa había sido lanzada originalmente a fines del año pasado y, de hecho, fue licitada a comienzos de éste.

Las empresas que se habían anotado eran Electroingeniería, Teximco, Constructora Delta, Riva, AMG Obras Civiles, y el Consorcio de Cooperación Cova SA, Estructuras SA e Ingeniería SRL. Entonces, el presupuesto era de 322,3 millones de pesos para construir un edificio de 8.900 metros cuadrados en siete pisos, donde se reunirían todos los ministerios que se encuentran en diferentes puntos de la ciudad, y que no tienen lugar hoy en el Panal.
El plazo de ejecución del proyecto original era de un año. Junto con la ampliación se construiría un área verde de 1.900 metros cuadrados y un puente entre barrio General Paz y el centro, en la intersección de calle 25 de Mayo con el Bv. Perón, que sí se está construyendo.

Sin embargo, de manera sorpresiva, la Provincia resolvió dar de baja la licitación del edificio anexo, afirmando que la decisión obedecía a la necesidad de sumar más oferentes a tenor de un cambio de norma que les exigía una garantía desmedida que restringía la comparecencia de más compañías.
También, justificando el accionar en la determinación de modificar los pliegos para permitir que el vidriado externo del futuro edificio pudiera aprovechar los rayos solares para generar energía, aspecto que no aparecía especificado en las bases originales.

Días después volvieron a lanzar la licitación, aunque con otro presupuesto.
Esta vez, la obra salió con una base de 349,4 millones de pesos, 8,4% por encima del presupuesto original.
La fecha de apertura prevista para el 7 de junio se postergó una vez más y, finalmente, durante los primeros días de julio de este año quedó desactivada.