Hoteleros apuestan a revalorizar el turismo interno y mejorar la competitividad

También apelan a los acuerdos con tarjetas para ofrecer financiación. Además, alertan sobre la pérdida de rentabilidad, la competencia desleal y los excesivos cobros por derechos intelectuales. Por Carolina Brenner – cbrenner@comercioyjusticia.info

El nuevo escenario económico que planteó la fuerte devaluación de la moneda nacional obligó al sector del turismo a replantear estrategias y enfocarse en nuevos mercados. Tanto la parte privada integrada por hoteleros, gastronómicos y agentes de viajes, entre otros, como funcionarios públicos del área, admitieron que la situación que vive la industria es compleja aunque, como en toda crisis, avizoran nuevas oportunidades.

“El impacto en el turismo causado por la suba de la moneda extranjera y la inflación fue muy duro tanto para los empresarios gastronómicos como para los hoteleros. Sobre todo en los restaurantes, rubro en el cual ya venía con poca rentabilidad, y esto hizo que las cosas se pusieran mucho peor. La gente dejó de salir a comer”, expresó a Comercio y Justicia Fernando Faracco, director de la Asociación Empresaria Gastronómica y Hotelera de Córdoba.
En el rubro de la hotelería también se sintió el cimbronazo. Por ejemplo, la provincia registró una baja de 5% en la ocupación del último fin de semana largo de octubre respecto al mismo período del año pasado.

“Creo que eso tiene que ver con el miedo de la gente a gastar y la falta de confianza en el país”, subrayó Faracco.
También se ha percibido una importante disminución en el flujo de visitantes de negocios. “El sector corporativo ha bajado en septiembre; esperamos que se recupere para los próximos meses”, expresó.
Por otro lado, para destacar el lado positivo de la crisis, Faracco destacó que “el dólar alto hizo que el turismo interno empezara a moverse más, ya que ahora a la gente le resulta más caro salir del país. Por ello, es el momento de presentar propuestas interesantes para captar ese público y aprovechar el impulso del hub aéreo, que suma cada vez más conectividad desde y hacia nuestro aeropuerto”.

En este marco, se apuesta a que el sector mejore su competitividad mediante el diseño de propuestas interesantes para el verano, sin subir los precios desmesuradamente. “Para la próxima temporada se está hablando de un aumento de los precios de 30%, que igualmente continúa siendo por debajo de la inflación, por lo que se sigue perdiendo rentabilidad ya que las tarifas de gas y luz, entre otros servicios, siguen aumentando, sin contar la suba en los costos laborales”, dijo el directivo.
Otros temas graves que afectan a los hoteleros son los alojamientos informales y la competencia desleal, así como el cobro de los derechos intelectuales -por parte de Sadaic y Aadi Capif, entre otros, considerados los aportes más altos de Latinoamérica. “En esto no hay ayuda del Estado, que debe entender que las habitaciones de un hotel son espacios privados, no públicos”, explicó Faracco.

Respecto a las oportunidades que se avizoran, el empresario destacó que “hoy hay más posibilidades de apuntar a nuevos nichos de mercado. Por ejemplo, trabajar más con la clase media para competir con otros destinos fuertes del país como la Costa Atlántica, Iguazú o Bariloche”. Otra apuesta del sector es apelar a la financiación con tarjetas. Ya hay un acuerdo con Bancor para pagos en 12 cuotas y la idea es tratar de sumar más bancos.
“De todos modos, para el año próximo sabemos que vamos a seguir complicados si no se aclara el panorama. Creo que la apuesta es revalorizar el turismo interno, cuyo impulso hará que para este verano tengamos una ocupación similar a la del año pasado”, concluyó Faracco.

Para las agencias de viajes es prioritario que vuelva el crédito
Dicen que la devaluación golpeó fuertemente durante el segundo semestre, no están previstos vuelos charter y piden que vuelva la financiación para mejorar el desempeño comercial.

Las agencias de viajes también sufrieron los efectos de la devaluación y plantean un panorama bastante complicado para los meses venideros.
“Sin lugar a dudas, la devaluación está pegando fuerte en este segundo semestre, ya que en el primero veníamos con viento de cola por la preventa que ya se había realizado. Además, contábamos con financiación, que es clave para la venta del turismo regional e internacional”, expresó José González, presidente de la Asociación Argentina de Operadores de Viajes y Turismo.

“Hoy el sector está expectante, al igual que los clientes, de nuevas políticas económicas que den certidumbre a la cotización del dólar y de la vuelta de la financiación, lo que está ocurriendo lentamente”, agregó.
Consultado acerca de las perspectivas para los próximos meses, el empresario reiteró que “es prioritaria la certidumbre. Si en el correr de estos meses se estabiliza y vuelve el crédito a tasas bajas o sin intereses, sin duda las expectativas crecerán, sobre todo porque existe una franja de mercado para la cual el precio de la divisa ‘no le mueve el amperímetro”.
No obstante, destacó que “el sector está siendo prudente en lo que respecta a la oferta y eso lo demuestra la casi nula salida de vuelos charter y un mercado que sólo cuenta con vuelos regulares que sí vienen incrementándose”.

-En esta coyuntura, ¿se puede diseñar alguna estrategia a largo plazo?
-No, sin lugar a dudas. Pero como nuestra actividad también tiene un componente de oferta nacional e internacional, la mayoría de las empresas está comenzando a mirar más de cerca el turismo nacional, y si se actúa inteligentemente y no se trasladan las subas a precios y se pierden las ventajas comparativas, va a ser un fuerte paliativo para las economías regionales y para el turismo interno.

-¿Qué papel juegan las aerolíneas low cost en este rumbo?
-Las low cost por si solas no van a hacer incrementar el tráfico turístico. En mayor medida suplantarán el transporte terrestre en el tráfico corporativo pero no podrán armar productos que simplifiquen a los pasajeros la compra, salvo que trabajen codo a codo con los operadores turísticos, quienes son en definitiva los únicos profesionales autorizados a brindar dichos servicios. No obstante, la llegada de estas compañías abre puertas a la conectividad con destinos que antes eran de complicado vínculo.

-¿Y las agencias de viaje cómo se preparan para esta coyuntura?
-Las agencias de Córdoba no escapan a la generalidad de todo el país, y también están reconvirtiéndose en agencias de venta de turismo nacional y, algunas, de receptivo local. n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *